ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 710 Qué gran hombre

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8201

Actualizado: 2019-12-09 00:39


"Si ella hubiera hecho bien su trabajo, su compañía no podría haberla despedido así. Pero no fue difícil. Ella le habló incorrectamente a la persona equivocada. Piénsalo. De todos modos, no es tu culpa. No tienes por qué sentir lástima por ella", dijo Wesley al teléfono.

Blair no sabía qué decir, su explicación no le convencía demasiado. Supuso que la familia de Wesley tenía que andar por medio en todo aquel embrollo. Tenían una influencia considerable en la ciudad. Quien haya despedido a Rebecca probablemente haya querido apuntarse un tanto con Wesley.

Se tocó la frente desconcertada. "No hagas esto. Yo no me gané el ascenso, eso lo sabe todo el mundo", dijo en voz baja.

¿Qué pensarían sus colegas de ella? Probablemente lo mismo que ella ya estaba pensando de sí. Que la habían ascendido solo porque tenía buenos contactos.

"Yo no hice nada. Ya estaban pensando en ascenderte. Yo solo les modifiqué un poco la agenda. No tengo tanta influencia".

Blair frunció el ceño, sin saber cómo hacer para que parara esto. Parecía tener una respuesta para todo, e insistió en que no tenía nada que ver con eso. Ella suspiró, "Vamos. He estado pidiendo días libres constantemente. Y me estaba convirtiendo en un lastre para el trabajo. Si mi gerente tuvo que encargarse de mi caso, entonces probablemente sintió que aquello estaba más que justificado".

"No puedo entender por qué la has aguantado durante tanto tiempo. Pero bueno, lo hecho, hecho está. Si te sigue tocando las narices, me encargaré de ella personalmente".

"No, no... Por favor, no lo hagas", rogó Blair angustiada.

Ella no comprendía qué estaba pasando. Wesley normalmente no era así. Generalmente era un hombre razonable, pero ¿por qué no la escuchaba ahora? Estaba completamente decidido a ver a Rebecca despedida.

Incluso acababa de decir que vendría a su compañía para encargarse del asunto en persona. De repente, Blair recordó el momento en que ella renunció a su trabajo en el Grupo Jin. Si Wesley se metía por medio, temía que la compañía de Orion también se fuera a la ruina. Ella no necesitaba eso.

Wesley dijo con una sonrisa, "Tú no te preocupes. Haré que alguien se encargue".

Blair pensaba que ella había hecho una mala decisión y que Wesley era demasiado duro. Echó un vistazo a Rebecca, que ahora la miraba ceñuda. Obviamente, no había forma de suavizar las cosas con ella. Así que no tuvo más remedio que estar de acuerdo. "Bueno, de acuerdo".

l tipo que llamó en nombre de su esposa pidiendo unos días libres. '¡Suena tan sexy!', pensó.

Blair notó como le cambiaba la cara a Rebecca. Se inclinó hacia delante y le recordó, "¿Entonces? ¿Respondió? Ahora es tu oportunidad".

Rebecca volvió a la realidad y se aclaró la garganta. Se dio la vuelta y se fue a un despacho donde pudiera hablar en privado.

Blair torció el gesto. 'Eh, ese es mi teléfono'.

Rebecca de repente se detuvo en seco. Blair la oyó decir, "Tengo algo que decirte".

Blair no sabía lo que Wesley había dicho al teléfono, pero Rebecca de repente levantó la voz y gritó, "¿Qué quieres decir con que no estoy cualificada? ¿Quién eres tú para decir algo así? ¡Quiero verte venir aquí y decirme eso a la cara! ¿Es así como haces las cosas? ¿Acabando con una mujer débil por teléfono? ¡Ooh! Qué gran hombre".

Las cejas de Blair se fruncieron fuertemente cuando escuchó a Rebecca hablarle a Wesley así. En un ataque de ira, ella se dirigió hacia ella y tomó su teléfono. Lo colgó y terminó la llamada. "¿Quién te crees que eres? ¡No puedes hablarle así a mi esposo! ¿Querías que mi esposo viniera a hablar contigo? No vales lo suficiente como para justificar su presencia".

La cara de Rebecca se retorció de ira. Cuando estaba a punto de replicar, Orion y su asistente irrumpieron en el departamento de traducción.

Por un momento, todos pensaron que Orion era el misterioso esposo de Blair.

Después de todo, Orion era el jefe. Podía despedir o promocionar a cualquiera a su antojo.

Cuando vieron a su jefe, todos volvieron al trabajo. No iban a quedarse allí y arriesgar su pellejo también.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir