ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 711 Extraño a mi hermano

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 9216

Actualizado: 2019-12-09 00:39


Orion llegó apresuradamente a donde estaban Blair y Rebecca, que seguían discutiendo. Miró a Blair de una forma difícil de descifrar antes de decirle a Rebecca, "Fue una decisión del consejo de administración despedirla. La señorita Jing no tuvo nada que ver con eso. Si tiene alguna duda o queja, tráigamela a mí. Y deje de señalar con el dedo a personas inocentes".

Orion se sentía claramente frustrado. Aunque era el CEO de la compañía, el verdadero poder aún estaba en manos de su abuelo.

Cada vez que su abuelo daba una orden, no solo él tenía que decir que sí, sino también la junta directiva, que tenía que acatar la orden sin vacilar lo más mínimo.

Y todo este asunto de despedir a Rebecca y sustituirla por Blair también fue orden de su abuelo. El anciano se limitó a hablar con los directores de la junta y sin más dilación se llegó a una decisión. En poco tiempo, el gerente de personal se encargó de llevar la decisión a efecto de manera eficiente.

Como Orion todavía estaba interesado en Blair, quería llegar al fondo de la cuestión. Como resultado, decidió enfrentarse a su abuelo. El viejo le dijo que Rebecca había ofendido a un pez gordo que tenía gran influencia, alguien con quien no podían permitirse estar en malos términos si querían ampliar sus negocios en esta ciudad.

Esa fue toda la información que su abuelo compartió con él y, en cuanto a los detalles, mantuvo la mayor parte en secreto. Hacía unos minutos, el viejo le había pedido que él se encargara del asunto personalmente.

De camino al departamento de traducción, Orion ya pudo imaginarse quién era el pez gordo al que se refería su abuelo. Tenía que ser Wesley.

Aunque los otros colegas pensaron que Orion podría ser el misterioso esposo de Blair, Rebecca no pensó que ese fuera el caso. Orion generalmente hablaba en inglés y el esposo de Blair le había hablado en chino.

Como el propio CEO había intervenido para tratar el asunto, Rebecca desistió instantáneamente de montar una escena, aunque todavía sentía curiosidad por saber quién era el marido de Blair. "¿Es el esposo de Blair un miembro de la junta?".

Blair pensó que la curiosidad de Rebecca era un poco ridícula. ¿De qué servía eso ahora? ¿Por qué estaba tan interesada en saber quién era su esposo?

Orion miró detenidamente a Blair y luego a Rebecca. "Esa es una cuestión privada. Será mejor que le pregunte a la señorita Jing usted misma. Pero ahora, si no tiene ninguna otra pregunta, empaque sus cosas y abandone la empresa".

El tono del CEO era definitivo. Rebecca se dio cuenta de que no tenía más remedio que callarse y empacar sus cosas.

Justo cuando Orion estaba a punto de irse, Blair lo detuvo. "Orion, lamento molestarte," se disculpó.

Orion sonrió. "No hay problema

ees que eso es propio de un buen tipo?". Niles felizmente subió a su auto y condujo hacia Eastern Coastal Apartments mientras hablaba con Blair por teléfono.

"Bueno... Entiendo lo que quieres decir". Como Wesley estaba sentado a su lado, no quería decir demasiado.

Niles se alegró de que Blair estuviera de acuerdo con él. "Ya ves, tengo razón. Por cierto, ¿trabajaste horas extras? No te canses. Debes tener cuidado, mantenerte saludable y dar a luz un bebé de mi hermano lo antes posible. Quiero un sobrino".

Blair no supo ni qué decir. Hubiera guardado silencio si hubiera podido. Sin embargo, acercándose un poco más a la ventana, tosió y murmuró, "Quizá tu hermano ya tenga un hijo. Deberías preguntarle".

Sus palabras finalmente captaron la atención del conductor. No oyó claramente, pero estaba seguro de que estaban hablando de él. "¿Qué dices que tengo ya?".

Blair no pudo oír lo que dijo Wesley, porque la dramática voz de Niles por teléfono se superpuso a la de Wesley. "¿Cómo puede ser eso? Mi hermano nunca te traicionaría. Blair, no pienses demasiado y nunca dudes de él. Sé que ha estado fuera durante dos años, pero no es ese tipo de hombre. Es un hombre justo".

Cuando ella recordó lo que había sucedido anoche, se sintió triste otra vez. "Hmm". Esa fue su respuesta.

Niles sintió la infelicidad que había en su voz. "Blair, estoy conduciendo. Hablamos ahora cuando nos veamos. No he cenado todavía. ¿Puedo tener una comida gratis?".

"¡Claro que sí!" Blair también tenía hambre. Tal vez, podrían cenar juntos.

Tan pronto como colgó, Wesley volvió a hacer su pregunta, "¿Qué es lo que tengo ya?".

"No, nada". Blair se recostó en su asiento y miró por la ventana. Obviamente, ella no quería hablar con él.

A pesar de sentirse impotente, Wesley no tuvo más remedio que permanecer en silencio.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir