ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 715 Tu cuñada tuvo un accidente automovilístico

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8944

Actualizado: 2019-12-11 00:02


Blair no llevó su auto ese día. Caminó lentamente de regreso a casa con sus tacones altos, llevaba la bolsa de la computadora en la mano.

Mientras caminaba hacia una intersección, vio a una joven pareja discutiendo por la acera.

La chica se veía triste e ignoraba al chico. Él la cargó sobre los hombros sin decirle nada y siguió caminando, ignoró sus protestas.

La escena le recordó a Wesley. Él siempre le hacía lo mismo.

En la mayoría de los casos, cuando estaba enojada con él, la cargaba en sus hombros como un saco de papas, en lugar de llevarla con gracia en sus brazos.

Inmersa en sus recuerdos, Blair no se dio cuenta de que el semáforo se había puesto rojo y siguió cruzando la calle.

Los sonidos de los frenos y las bocinas a todo volumen la sacaron del trance. Pero fue demasiado tarde. Vio un auto a la derecha que iba a golpearla.

En pánico, instintivamente dio un paso atrás y, debido a sus tacones altos, perdió el equilibrio y se torció el tobillo. Cayó al suelo y el bolso de la computadora voló a unos metros de ella.

El conductor reaccionó rápidamente y desvió el auto abruptamente para evitar atropellarla. Pasó rozándole el cuerpo, pero el neumático trasero le rozó la pierna. El auto no se detuvo hasta que chocó contra la barra de contención que estaba en medio de la carretera.

Un dolor punzante atravesó su pierna.

Sintió que le dolía el corazón cuando vio que el auto había atropellado el bolso de su computadora. "Probablemente se quebró", pensó.

En poco tiempo, una mujer salió del auto a toda prisa. Cuando vio a Blair sentada en el suelo con una pierna ensangrentada, se asustó tanto que tuvo que apoyarse contra la puerta del auto.

Un hombre abrió la puerta del pasajero y salió. Corrió hacia la mujer asustada y la tomó en sus brazos. "Cariño, ¿estás bien?".

"Sí, pero ella...". Su voz se apagó mientras señalaba a Blair. El charco de sangre la asustó.

Después de consolar a su esposa, el hombre se dirigió rápidamente hacia Blair y comprobó su estado. "Señorita, ¿estás bien?".

"Sí... No es nada serio...". Blair dijo con debilidad y tratando de aguantar el dolor.

Ya había más autos detenidos detrás de ellos, provocando tráfico en la carretera. Para evitar llegar a un embotellamiento, el hombre levantó cuidadosamente a Blair del suelo. Ella se paró sobre un pie. "Señorita, vamos primero a la acera", sugirió el hombre.

"¡Gracias!". Cuidadosamente la acompañó a un lado de la carretera.

Después de asegurarse de que ella estuviera bien, él corrió de regreso a la mitad del camino y recogió la bolsa de la computadora. "¿Esto es tuyo?", preguntó.

Blair asintió y tomó su bolsa. La abrió, t

tratamiento".

Wesley se sintió un poco aliviado. "¿Necesita quedarse en el hospital?".

"No. La llevaré de regreso al departamento más tarde".

"Vale vale".

Niles continuó: "Supe que un auto la atropelló. Fue culpa de Blair; ella se cruzó con la luz roja. Entonces, ella tiene que asumir toda la responsabilidad por el accidente. Aparentemente ha pagado doscientos mil dólares al propietario del automóvil, pero no creo que sea suficiente. El auto se estrelló contra la barra de contención. Me encantaría ayudar a mi querida cuñada, pero el abuelo jala las riendas de mis finanzas. Supongo que sabes qué hacer, ¿verdad?".

Wesley lo escuchó en silencio. Él respondió con calma: "Hazle un chequeo general. Déjala en el hospital esta noche. Déjala ir mañana cuando estés seguro de que está bien.

¿Una revisión general? "Pero... Wesley, no hay necesidad. Es solo una pequeña herida en su pierna...".

"¡Basta de tonterías! ¡Sólo haz lo que te pido!".

"Bien, de acuerdo. Entendí. Tú mandas".

Niles colgó el teléfono enojado.

En la sala de emergencias, una enfermera aplicó los medicamentos en la herida de Blair. Niles se acercó a ellos, tomó los instrumentos médicos y le dijo a la enfermera: "Permítanme. Por favor, ayúdenla a completar los procedimientos de admisión. Y dile al doctor Liu que mi cuñada necesita un chequeo general. Haré el pago más tarde".

La enfermera estaba confundida. Ella pensó que Niles estaba reaccionando de forma exagerada a la situación porque la mujer era su pariente. Ella dijo: "Pero su condición no es grave. No necesita pasar la noche aquí, y mucho menos realizarse un chequeo general".

Blair estuvo de acuerdo con la enfermera. Ella sólo tenía una herida en la pierna y un pequeño hematoma en el brazo. No era nada grave.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir