ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 718 ¿Estás seguro de querer ofenderme

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 9445

Actualizado: 2019-12-12 00:02


Niles no podía creer lo que Wesley le acababa de preguntar. "¿Hola? Yo también tengo que trabajar, ya sabes. Llegaré tarde si me aseguro de enviarla primero", protestó.

"Pues arréglalo por ti mismo", respondió el hermano mayor con indiferencia.

"Bien. De acuerdo". Niles no tenía otra opción más que cumplir con las exigencias de Wesley.

"Además, tienes que mantenerme informado sobre cómo se encuentra, todos los días".

"Pero no soy un espía", respondió Niles. Sin embargo, sabía que Wesley no aceptaría un no por respuesta. "Ok, está bien. Te mantendré informado todos los días", respondió, resignado.

"Eso es todo lo que necesito. Prométeme que no lo olvidarás".

"Sí, sí. Solo son dos cosas muy simples. Te juro que no lo olvidaré", prometió Niles. "Oye, Wesley, tienes algunas marcas rojas en el cuello. ¿Qué sucedió?". Los ojos de Niles se abrieron por la sorpresa.

Wesley le lanzó una mirada de advertencia. Sus ojos eran agudos y feroces. Antes de salir de la oficina, le recordó a Niles algunas otras cosas más. "Ella comienza a trabajar a las 8 de la mañana. Su turno termina a las 6 de la tarde. Ten en cuenta eso, ¿de acuerdo?".

"No te desvíes de la conversación. ¿Qué te pasó en el cuello? ¿Te picaron los mosquitos?". Niles sabía muy bien que eran marcas de amor. Raramente tenía la oportunidad para burlarse del soldado y esta vez no la dejaría pasar. Pero él sabía que su hermano nunca fue bueno mintiendo.

Wesley se detuvo en seco y se dio la vuelta para mirar de cerca a su hermano menor. "En realidad tuve una noche romántica con mi esposa. ¿Hay algo malo con eso? ¿Acaso estás celoso? Si es así, entonces ve a buscar una novia para que puedas hacer lo mismo", dijo con naturalidad.

"Está bien, vete. ¡Ahora! Nuestra conversación se acabó", dijo Niles. 'Ahora estoy dudando sobre la verdadera razón de su regreso. Quizás no sea por la lesión en la pierna de Blair. Creo que solo quería tener sexo con ella', pensó.

'Parece que están haciendo las cosas bien ahora mismo. Estoy seguro de que muy pronto, seré tío. Como quisiera que sea un niño para que se convierta en un infierno para Wesley'.

Blair estaba acostumbrada a estar lejos de Wesley la mayor parte del tiempo. A la mañana siguiente despertó sabiendo que él se había ido antes de que ella abriera los ojos.

Después de que comió su desayuno, fue a husmear por el lugar con la esperanza de encontrar sus píldoras del día después. Fue entonces cuando recordó lo que le había advertido Wesley la noche anterior. "Si vuelves a tomar las píldoras, te encerraré en nuestra casa. No saldrás hasta que podamos concebir un bebé".

Blair se detuvo en seco. Dejó de buscar las pastillas. Sabía perfectamente que Wesley no estaba bromeando. No quería que la castigara. Era aún más aterrador que cuando era más joven.

De repent

era foto, sostenía una copa de vino tinto mientras hablaba con una mujer. Su rostro estaba adornado por su hermosa e impecable sonrisa.

En la segunda foto estaba bebiendo vino, con su cabeza ligeramente levantada, revelando su cuello.

Wesley tuvo que admitir que Niles sabía tomar excelentes fotos. Se sentía muy bien mirándolas.

Siguió disfrutando de las fotos por mucho tiempo. En la siguiente, Blair estaba conversando con un grupo de personas. Estaba a punto de pasar a la próxima cuando vio una mano en el lugar equivocado.

Wesley amplió la foto. Un ceño de molestia se formó en su rostro. La mano que estaba en la cintura de Blair era demasiado grande para ser de una mujer.

La mano de Wesley tembló un poco. La foto que estaba mirando volvió a su tamaño normal. No podía adivinar de quién era la mano con solo mirar la foto.

En las otras fotos no pudo encontrar otro rastro de dicha mano, así que llamó a Niles. "¿Dónde está?". No se andaba con rodeos.

Niles sabía a quién se refería Wesley. Revisó todo el lugar pero no encontró a Blair. "¿Eh? Esto es extraño. Hace un momento estaba justo aquí".

"¡Ve a buscarla!". Ordenó Wesley.

"Ok, ok. ¿Todo está bien?".

Wesley se quedó en silencio al otro lado de la línea. "No vayas a colgarme".

"Bien, seguro". Niles fue a buscarla a todas partes, pero no podía encontrarla en ningún lado. Tanto ella como Orion habían desaparecido.

Pero cuando pasó por una esquina escuchó una voz familiar. "Por supuesto".

Niles permaneció callado mientras trataba de averiguar de dónde venía la voz. Entonces vio a un hombre presionando a Blair contra la pared junto a una ventana.

Estaba bastante oscuro y Niles no pudo distinguir la cara de Blair. Los dos parecían bastante íntimos.

Antes de que pudiera decir algo, Wesley preguntó: "¿La encontraste?".

"Umm, sí. Parece que está en graves problemas".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir