ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 723 Mientras ella sea feliz

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 8803

Actualizado: 2019-12-13 03:52


Blair no sabía qué responderle a Wesley.

Ella suspiró, '¡A veces es tan terco! Nunca considera mis sentimientos'.

Tengo suficiente dinero. Vendí el anillo de diamantes y el brazalete que me dio. Además, tengo un trabajo donde gano bastante bien. Quizá no sea mucho, pero puedo mantenerme. ¡No necesito que me apoye en nada!

Si hubiera sabido que las cosas serían así, no habría devuelto el cojín de maquillaje que Wesley le había comprado. De esa manera, no habría encontrado una excusa para transferirle otro millón de dólares a su cuenta bancaria.

Como las cosas solían ir más lento en el trabajo durante las temporadas bajas, Blair le pidió a su gerente tiempo libre para poder volar al País A para visitar a la familia Li.

Blair solo le avisó a Cecelia que iría para allá. Sin embargo, para su sorpresa, Baldwin acompañó a Cecelia al aeropuerto para recogerla. Cecelia estaba muy emocionada de ver a Blair, así que casi lloró en público, como si finalmente recibiera a su hija en casa después de mucho tiempo de ausencia.

Almorzaron en la casa, y luego Cecelia llevó a Blair a una exhibición de arte. Más tarde, decidieron ir de compras, pero antes de ir al centro comercial, Blair insistió sinceramente en que Cecelia no debería comprarle nada.

Ella le aseguró que no debía preocuparse por nada y siguió hablando. Le compró ropa a Blair y además la llevó a uno de los puntos de venta de computadoras portátiles más grandes del centro comercial.

"Tía Cecelia, ¿quieres comprar una laptop?", Blair preguntó con curiosidad.

"¡Sí, cariño!". Cecelia respondió claramente, con los ojos centrados en la amplia selección de computadoras portátiles en exhibición.

Uno de los vendedores le recomendó dos computadoras a Cecelia, quien luego tomó de la mano a Blair y le preguntó: "¿Cuál crees que sea mejor?".

"¡Creo que deberías elegir la que más te guste!", dijo Blair.

"No es para mí, querida". Cecelia le sonrió y continuó: "Supe que tu computadora portátil se quebró. ¡Necesitas una nueva!". Hace algún tiempo, Niles le había contado que la computadora portátil de Blair se había roto en el accidente automovilístico.

Blair había sufrido una lesión en la pierna, pero afortunadamente no había sido grave. Sin embargo, ella se sintió culpable porque no podía volar a la Ciudad Y para visitarla, por lo que pensó en compensarla y conseguirle una que le sirviera.

Blair estaba profundamente conmovida por el gesto de amabilidad de Cecelia. "Tía, no necesitas comprarme nada. De todos modos, sólo uso la de la compañía, con esa me basta". Luego volteó a mirar a la vendedora y le pidió disculpas: "Perdón

la cámara. Blair pensó que estaba enojada y cuando iba a explicarle, ella la interrumpió: "¿Qué tal si te embarazas y das a luz a un niño o a una niña? Entonces me concentraré en ellos y ya no te presionaré. ¿Qué dices?".

Blair se quedó sin palabras, no sabía si reír o llorar. "Parece una buena idea, pero Wesley no volverá en medio año".

"¡Eh! ¡Eso significa que también quieres tener un bebé!". Cecelia tenía una sonrisa pícara en el rostro que se extendía de oreja a oreja.

La cara de Blair estaba más roja que un jitomate. Ella inmediatamente sacudió la cabeza. "No, no...". No estaba segura de su relación con Wesley, y no creía que un niño pudiera ayudar a arreglarlo.

"No seas tímida. Niles me contó lo que pasó. Ahora que sabes que tú y Wesley son una pareja legalmente casada, ¿por qué no me llamas 'mamá' de ahora en adelante?". Cecelia miró a Blair con una expresión de esperanza.

Desde el momento en que vio a Blair en el aeropuerto, se había estado preguntando cómo hacer para que la llamara "mamá".

Ella se mordió el labio porque se sentía incómoda. Cecelia tenía razón: Blair debería llamarla "mamá". Sin embargo, le daba mucha pena hacerlo.

Cecelia sonrió al ver su timidez, le acarició el dorso de la mano y dijo: "No te preocupes. Puedes decirme como quieras. Creo que algún día me llamarás 'mamá'".

Blair asintió con la cabeza. "Lo sé, tía Cecelia. Por favor dame algo de tiempo".

"Cariño, tómate el tiempo que necesites".

Al día siguiente, Baldwin y Cecelia llevaron a Blair al aeropuerto. Cuando salieron de su auto, puso el equipaje de Blair en un carrito y le dijo: "No creo que tu equipaje tenga sobrepeso. Pero si es así, paga el extra. No es gran cosa. Wesley tiene dinero, y ahora también es tuyo".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir