ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 726 La sorpresa.

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7702

Actualizado: 2019-12-16 00:02


Blair estaba confusa por la exagerada reacción de Niles. Ella era plenamente consciente de que estaban casi en su destino. Pero el entusiasmo de Niles parecía un poco excesivo. "Cálmate, coleguita", le dijo soltando una risita.

Pero Niles no podía evitarlo. Estaba tan entusiasmado que caminaba de puntillas. "Ahora me dices que me calme, pero muy pronto tú tampoco podrás controlarte".

Blair pensó que se refería al el momento en que ella vería a Wesley, por lo que preguntó, "Dijiste que tal vez no podríamos ver a Wesley. ¿Por qué pareces tan seguro ahora?".

"Eso no es lo que quise decir. Solo siéntate aquí y espera. Haz lo que te digo, ¿de acuerdo? Estás a punto de descubrirlo".

Niles estaba muy raro. Pero aun así, ella hizo lo que le dijeron. Blair se sentó junto a la ventana y miró afuera.

En dos minutos, el tren comenzó a disminuir la velocidad de repente.

Pero como no era nada inusual, Blair no hizo mucho caso.

Para entonces, el paisaje, que antes pasaba rápidamente ante sus ojos, se había vuelto bastante claro. Fue entonces cuando Blair vio a alguien de pie en el andén que tenía delante.

Cuando vio la expresión firme en la cara del hombre, su corazón empezó a golpear con fuerza en su pecho. '¿Wesley?', pensó, incapaz de creer lo que veía.

El tren ya se movía lo suficientemente lento como para que ella pudiera verlo mejor. Cuando se acercó al hombre, Blair estaba segura de que el hombre del uniforme verde era Wesley. Ella se puso de pie de emoción.

Wesley, que miraba a lo lejos, de repente volvió la cabeza hacia ella como impulsado por telepatía.

Sus miradas se encontraron y ninguno de los dos era capaz de mirar hacia otro lado.

Mientras Blair hacía todo lo posible por contener sus emociones, Wesley levantó lentamente su mano derecha, mantuvo los dedos juntos y la saludó.

A pesar de todos sus esfuerzos, las lágrimas corrían por sus mejillas sin remedio.

'¡Wesley, eres increíble! Te amo con todo mi corazón y toda mi alma'.

En ese momento, alguien que iba en el mismo vagón puso una canción en su teléfono. "Por ti, preferiría convertirme en una piedra cuando llegue el fin del mundo y llevar tu nombre grabado en mi corazón. Por ti, preferiría ser una mariposa atrapada en mi propio capullo, como mi anhelo interminable por ti, inc

Era el lago salado más grande del País H, el lugar donde el cielo y el agua se besaban era blanco, como nieve pura.

Un pequeño tren los llevó a la isla ubicada en el centro del lago. Tan pronto como subieron al tren, diez jóvenes comenzaron a cantar.

Blair tarareó con ellos mientras tomaba fotos. Hasta el momento, lo estaba pasando bien.

Llegaron al centro del lago muy pronto. Era aún bastante temprano, así que había muy pocos turistas en la isla. La mayor parte de los que iban en su grupo quería tomar fotos. Para tener mejores vistas, decidieron bajarse del tren y caminar hacia el agua. El agua no era demasiado profunda, por lo que Blair decidió caminar hacia el lago también.

Pronto, todos estaban tomándose selfies o sacándole fotos a otros. Niles se sentó junto al lago y le dijo a Blair, "Dame tu bolso. Te lo cuidaré".

"¿Tú no vienes?", preguntó ella.

"Nop. Parece aburrido. Prefiero jugar con mi teléfono".

Blair no sabía qué decir a eso. '¿Viajar más de dos mil millas para jugar con el teléfono? ¿En serio?'.

Ella dejó la mochila con él. Agarrando su teléfono y su cámara, dijo, "Está bien. Me voy por ahí".

Como todos los demás estaban tomando fotos, él le preguntó, "¿Quieres que te tome fotos?". Blair negó con la cabeza.

"Lo que me gusta es hacer fotos del paisaje".

"Muy bien. Pues disfruta", dijo Niles.

Blair se quitó los zapatos y los calcetines y se metió al agua.

El agua estaba fría. Solo le llegaba hasta la espinilla. En el fondo del lago había una mina de sal cruda.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir