ManoBook > Romances > Respira Conmigo

   Capítulo 730 ¿No es ella una criminal

Respira Conmigo Por Bai Cha Palabras: 7667

Actualizado: 2019-12-18 20:31


"Bastante lejos en realidad". Niles comprobó la distancia en su teléfono. La base del ejército estaba a más de cincuenta kilómetros.

Cada noche Wesley había conducido desde tan lejos para ver a Blair después de terminar su trabajo, a pesar de que solo podía verla ya muy de noche.

Niles alquiló un auto y llevó a Blair hasta la base militar.

El lugar estaba completamente vigilado. Niles le pidió que esperara en el coche y fue a preguntar por Wesley a un centinela que custodiaba la entrada.

Le dijo que era el hermano del coronel mayor Wesley Li. El soldado lo examinó atentamente y notó el parecido de inmediato. "El coronel mayor Li no está aquí en este momento. ¿Por qué no intentas contactarlo personalmente?".

Niles hizo un esfuerzo para no poner los ojos en blanco. "Ya lo hice. Pero su teléfono está apagado. Por eso vine hasta aquí".

"Me temo que no hay nada más que pueda hacer para ayudarte. Lo siento", le dijo el centinela. Era obvio que se tomaban la seguridad muy en serio por aquí.

Niles regresó al coche muy desilusionado. Esperaron cerca del campamento toda la mañana, pero no vieron a Wesley por allí.

Al mediodía, Niles estaba hambriento. "Espera aquí, Blair. Iré a comprar algo para comer", dijo.

"Bueno", respondió ella.

Apenas Niles se fue, algunos camiones militares vinieron desde la dirección opuesta. Para evitar llamar la atención, Blair se escondió detrás de un árbol y prestaba atención a ver si Wesley estaba en alguno de esos camiones.

En poco tiempo, el apuesto hombre salió del primer camión y caminó hacia el centinela con quien Niles había hablado antes.

De repente, ambos miraron hacia donde estaba ella. El corazón de Blair saltó a su boca. '¡Mierda! El guardia debe haberle dicho a Wesley que su hermano había venido a buscarlo.

Ella solo había querido verlo desde lejos sin molestarle.

Cuando Wesley se dirigió hacia ella, su instinto le dijo que corriera.

Y Wesley la persiguió.

Preocupado de que ella pudiera tropezar y caerse, él deliberadamente redujo la velocidad para mantener una buena distancia entre ellos.

Algunos soldados salieron de los camiones. Uno de ellos le dio unas palmaditas quien tenía a su lado y le dijo, "¡Mira! Nuestro jefe corre tras alguien. ¿Es una chica?".

"Sí. ¿Quién es?".

"En realidad, es bueno que no estés cerca. Así puedo hacer lo que yo quiera". 'Solo que te extrañaré tanto', pensó para sí misma.

Wesley apretó su abrazo para acercarla más a él. "Créeme. La espera valdrá la pena".

Ella lo había estado esperando por diez años. Ya era tiempo más que suficiente. Y Wesley estaba considerando regalarle una hermosa boda.

Los ojos de Blair se humedecieron. La acometió el llanto y lo apartó. "Todo está bien ahora. Concéntrate en tu trabajo y protege a tu país y a su gente. No pienses en mí".

"¿Qué quieres decir con que no piense en ti?". Ella era lo primero y siempre lo sería.

Wesley renunciaría a su propia vida por ella. Como estaban casados, no quería que ella esperara más.

"No importa. Piensa a largo plazo". Ella no quería que él sacrificara o renunciara a nada por su bien. Eso solo la lastimaría más.

Los ojos de Wesley se nublaron. "Blair, si no estuviéramos casados, ¿seguirías pensando en huir de mí?".

"No, no lo haría.

Si realmente quisiera dejarte, un simple certificado de matrimonio no podría evitar que me fuera".

Su vida amorosa había sido un camino lleno de baches hasta ahora, pero no tenía intención de salir de esta relación en este momento.

Su relación a larga distancia era algo agridulce. Al menos, ella y Wesley podrían calmarse y tenían tiempo para pensar en su futuro.

La mandíbula de Wesley se tensó. Él gruñó, "¿Te mataría decirme algo amable?".

Blair hizo una mueca. "Ya sabes como soy. No tengo una lengua melosa, como tú".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir