ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 10 Deberías cederte a mi

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7442

Actualizado: 2018-11-08 00:24

Price: $3.99

ASIN: B07JHZRTFB

Price: $17.99

ISBN: 978-1728946689


Sí, supongo. Escuché que la llamó Lola o algo así la última vez. La dependienta respondió en voz baja. Miguel y Rosa se miraron mutuamente y se perdieron en sus pensamientos cuando escucharon eso. Esa Maybach de diez millones de dólares y este anillo de diamante ... ¿Lola se tiró a un viejo rabo verde? Esta era la única posibilidad. Ella debe haberse tirado a un hombre viejo, verde y rico. Nunca existiría un joven rico con tal gran cantidad de dinero. Jaja. Si fuera cierto, vaya gracia va a causar Lola. Al pensar en eso, Rosa sostuvo el brazo de Miguel para echar un vistazo a otros anillos de diamante. Cuando llegaron a casa, Lola se cambió de zapatos y se dirigió directamente a su habitación. Jorge la siguió. Sin prestarle atención, Lola abrió su bolso, sacó su teléfono y comenzó a jugar con el móvil. Jorge agarró su teléfono y la atrajo hacia él. "¿Por qué estás enfadada?" Ya que no tenía nada que hacer por ahora, Jorge decidió consolarla un poco. Lola giró su cabeza hacia fuera, como si no quisiera responderle. Había conocido a muchas mujeres malhumoradas como ella y más aún había conocido a mujeres obedientes. Pero nunca le importó en absoluto. Jorge giró directamente la cabeza y la besó. "Hm, hm, hm". Lola quería protestar en voz alta, pero él no le dio ninguna oportunidad. Después de un largo tiempo, Lola se sonrojó y quiso mantenerse alejada de él. Pero el hombre se sentó con las piernas cruzadas en el camino, dejándola sin oportunidad de salir. "Jorge, eres malvado. ¿Lo sabes?" Lola se sentó en el sofá desanimada. Ella necesitaba encontrar una manera. Jorge asintió con su cabeza para afirmarlo.¿Cuántos años tienes?""27"."Mira, eres cinco años mayor que yo. Debes ceder ante a mí. No deberías decir no a lo que quiero hacer. No deberías obligarme a hacer lo que yo no quiero. No debes molestarme. No debes ignorar mi opinión ... " Su protesta asombró a Jorge, quien obtuvo un nuevo entendimiento sobre esta mujer. Dejo que Lola soltara sus enfados completamente."Si tienes tanta energía, no debemos perdernos la noche de bodas". Lola se calló enseguida al escuchar las palabras de Jorge."¡Jorge! ¡Ah! Espera y verás. ¡Me vengaré!" Lola comenzó a elaborar su plan de venganza miserablemente después de que Jorge la encerró en la habitación. "Voy a gastar todo tu dinero. Voy a ... ponerte los cuernos todos los días, me divorciaré y dividirás tu propiedad ..."Su dinero podría mantenerla por generaciones. "¿ponerme los cuernos?" Bien. "Entonces debería esforzarme para satisfacerla." "¿Divorcio y dividir la propiedad? " "Sigue soñando"Una serie de respuestas apareció en la mente de Jorge, "¡Ah!" Jorge entró de repente e hizo un movimiento que calló la boca de Lola.Otra noche que la dejó exhausta de nuevo. ¡Ah! ¡Ah! ¡Ah! ¿Se casó con un hombre que tomaba afrodisiaco todos los días? No se levantó hasta la tarde siguiente. Estaba tan cansada que tuvo que luchar para ir al baño a tomar una ducha. Después de vestirse, bajó a buscar algo de comer. La señora Du estaba a punto de contratar a dos limpiadores. Cuando vio que Lola bajaba las escaleras con un pijama, sonrió. Dejó su bolso, y caminó hacia ella. "Lola, el señor está en la compañía hoy. Me ha mandado a prepararle más platos para comer después de que se despertara". La Sra. Du ya era bastante mayor y había experimentado mucho, así que sabía claramente que no había necesidad de preguntar por todo lo que ella veía y que era mejor que se lo guardara para sí misma."Gracias, señora Du. Tengo mucha hambre. Lamento por molestarle". Lola se sentó débilmente en la mesa del comedor. Después de que la Sra. Du sirvió los platos, Lola los devoró como si no hubiera comi

do en los últimos días."Coma más despacio, sin prisa, no se atragante. Tome un poco de jugo". La Sra. Du sintió lástima cuando vio a Lola terminar la comida. "Casi todos los días Lola se despertaba después del mediodía y devoraba la comida como un lobo hambriento. ¨No pueden seguir así". La Sra. Du pensó. Tenía que recordarle a Jorge que se controlara un poco. Era bueno tener relaciones íntimas, pero Lola era demasiado débil para soportar su pasión. Estando satisfecha, Lola subió las escaleras con satisfacción. Le envió una dirección a Wendy a través de mensajes de Twitter para hacer una cita con ella. Antes de irse de casa, la Sra. Du se le ocurrió una cosa, y corrió al segundo piso para darle dos llaves a Lola, quien se estaba vistiendo.Estas llaves, una para el chalé y otra para el coche, fueron dejadas por Jorge antes de que se dirigiera a la compañía esta mañana. En el garaje había un nuevo deportivo Maserati blanco. Este automóvil le recordó el BMW rosa, que su papá le regaló para su cumpleaños 20º y que fue vendido en contra de su voluntad más tarde. Ella lo amaba mucho, pero no sabía dónde estaba. Conduciendo por la carretera ancha, el automóvil atraía mucha atención. Muchos conductores se apartaron del camino, porque tenían mucho miedo de rayar ese coche de lujo. Lola llegó primero a la cafetería "Viejo Tronco", pidió una taza de capuchino y se sentó en un rincón discreto para esperar a Wendy.Mientras la esperaba, sacó su teléfono para iniciar sesión en su cuenta de Instagram. De repente, sonó el teléfono y aparecieron nuevos mensajes que superaban los 99 en total. Los mensajes fueron enviados por conocidos, incluidos Miguel Qi, Rosa Fu, Wendy Yu, Ramón Lu y algunos amigos no muy familiares. Eran todos aquellos amigos que ella intentó olvidar después de que la familia Li se quedara en quiebra. Lola se tomó una selfie con el teléfono, cuando algo se le vino a la mente. Con los ojos vagarosos, inclinó ligeramente la cabeza hacia un lado y se cubrió la boca con la mano que llevaba un anillo de diamante. Tomó su selfie, la subió y escribió un texto: "Papá, te extraño muchísimo. Ahora estoy casada. Ven a verme cuando tengas tiempo."Luego se conectó al Twitter e hizo la misma publicación. Tenía más de 600 mil seguidores, porque había subido muchas fotos que registraban su vida, incluyendo comida y viajes por todo el mundo. Borró todas las fotos anteriores, excepto las relacionadas con su familia, y dejó de seguir a todos los demás, excepto a su padre, Wendy y Ramón. Apenas terminó de hacerlo, comenzó a recibir notificaciones de Instagram y Twitter. Su teléfono seguía sonando, pero Lola simplemente lo ignoró. Apagó el teléfono y siguió esperando a Wendy mientras tomaba una taza de café en silencio. Cuando Wendy Yu llegó a la cafetería con prisa, Lola ya había bebido media taza de café. Wendy era una chica delgada. Después de recibir el mensaje de Lola, inmediatamente pidió un descanso de medio día en el trabajo, no le dio tiempo ni de cambiarse la ropa de trabajo y vino a la cafetería directamente. Se había maquillado un poco su cara, aunque no solía usar maquillaje. sus ojos grandes brillantes, notando que se había aplicado una capa delgada de sombra en los ojos, y la boca estaba cubierta con brillo de labios, lo que hacía que la gente se sintiera más cómoda al verla. Se conocieron hace seis años, en un accidente donde Lola, sin saber nadar, cayó al mar. Wendy justamente pasaba por un lado y salvó la vida de Lola. Al principio, Wendy no se atrevió a permanecer demasiado cerca de Lola, ya que era elegante y vivía una vida de lujo. Si no fuera porque Lola quiso ser amiga de ella, no hubieran sido mejores amigas.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir