ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 14 Primer día de trabajo

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8271

Actualizado: 2018-11-08 00:19

Price: $3.99

ASIN: B07JHZRTFB

Price: $17.99

ISBN: 978-1728946689


Lola siguió vomitando mientras limpiaba el excusado. En poco tiempo, el baño estaba lleno de olor a alcohol.

Lola se limpió la boca y abrió la ventana del baño para tomar un soplo de aire fresco.

No pasó mucho tiempo y volvió a vomitar. Luego se cepilló los dientes y se acostó directamente, ya que no tenía ganas de bañarse.

Aturdida, sintió que alguien le daba agua y ella trataba de conciliar el sueño profundo.

Jorge se enfadó, cuando vio a Lola dormirse como si nada hubiera sucedido. No hizo más que irse a su escritorio con el teléfono de Lola.

Tenía mucho tiempo para arreglarle las cuentas.

En el escritorio.

Jorge encendió el teléfono de Lola, introdujo su contraseña y escribió "Marido" en el campo de nombre de Contactos. Luego abrió la aplicación Instagram y agregó su cuenta a sus contactos, creó un seguimiento mutuo en Twitter. También descargó las otras aplicaciones sociales que tenía, y la agregó a los contactos.

Después de eso, devolvió su teléfono y regresó a su habitación, porque no quería acostarse con una mujer ebria.

A la mañana siguiente.

Lola no se despertó hasta las 10. Con un dolor de cabeza que no podía aguantar, se lavó la cara, se enjuagó la boca y bajó las escaleras en busca de algo para comer.

Además de la señora Du, estaban presentes otras dos personas en el primer piso: una mujer de mediana edad y una mujer de unos treinta años.

La señora Du, que estaba mandando tareas a las dos, caminó hacia Lola al verla.

"Lola, ellas son nuevas sirvientas, recomendadas por la agencia de limpieza. Esta es la Sra. Liu, se encargará de las tareas del hogar en el piso de arriba, y esta es Zhang, que se encargará de las tareas de la planta baja. Sra. Liu, Zhang, esta es nuestra señora".

¡Buenos días mi dama!" Ambas fueron entrenadas especialmente por la agencia de ama de casa. Sus capacidades de servicio se contaban entre las mejores de su sector. Saludaron a Lola justo después de que la Sra. Du la presentara.

"Hola, no hace falta que me llamen señora, pueden llamarme Lola". Lola asintió con la cabeza hacia ellas.

"Bueno, gracias, Lola". Las dos sirvientas dieron un suspiro de alivio en secreto, ya que descubrieron que era fácil llevarse bien con Lola.

La Sra. Du les ordenó que comenzaran a trabajar y fue a la cocina para servirle a Lola un plato de sopa.

"¿Bebió demasiado anoche? El alcohol no es bueno. No beba tanto en el futuro". La señora Du no pudo evitar ponerse gárrula cuando vio a Lola, que no se veía bien. Afortunadamente, Lola era tan amable que no le molestaba su charla.

"De acuerdo. Gracias, señora Du". Después de terminar la sopa, se sintió mucho mejor en unos minutos.

Lola apaciguó su hambre con los platos y entonces dijo. "¿Se habrá ido a trabajar?"

La señora Du sabía a quién se refería. "Sí, el señor se fue a la compañía esta mañana muy temprano y dijo que si usted quiere salir de casa debe avisarle".

.......

Lola se quedó sin palabras. De todos modos, no era difícil hacerlo. Pensaba cuidadosamente y concluyó que, si no fuera por el hecho de que Jorge apareció repentinamente anoche, no podía imaginar qué les sucedería a Ramón y a ella.

Lola regresó a la habitación de arriba, sacó su teléfono y abrió el Instagram y Twitter. Enseguida saltaron numerosas notificaciones, casi no se podía calcular Ella echó un vistazo a los comentarios recientes, solo para descubrir que sus llamados buenos amigos de la clase alta expresaban hipócritamente su preocupación. Recibió comentarios de todos los tipos, incluidos aquellos que se sorprendieron con el anillo de diamante.

El mismo caso pasó con Rosa en su historial de Instagram. La preocupación untuosa de Rosa le provocó asco. Ella solo respondió a Wendy y a Ramón. Luego envió un mensaje a Wendy, cuyo nombre de usuario era FishBall, a través de Instagram para informarle que iría a su lugar de trabajo para echar un vistazo.

Antes de cerrar la aplicación, se dio cuenta de un nuevo contacto llamado "Si" en la lista de chat.

¿Jorge? Lola leyó sus publicaciones, sólo publicaba unas promociones relacionadas con el grupo internacional

SL en el campo comercial. Debe ser él. Ella recordó claramente que no lo agregó a los contactos. ¿Cuándo se agregaron el uno al otro?

De todos modos, antes de vestirse, abrió la ventana de chat y escribió un mensaje:

"Jefe, voy a salir con a una amiga"

Ella se puso una blusa de manga corta. En este momento recibió un nuevo mensaje, que era de Jorge.

"¿A dónde? ¿Con quién?"

Lola puso los ojos en blanco y respondió: "A encontrar un trabajo, con Wendy".

"No es necesario que vayas a trabajar".

"No me importa, adiós". Lola guardó el teléfono en su bolso y decidió no contestarle.

Lola eligió no conducir el automóvil de lujo para postularse para el trabajo. Ella caminó por un largo tiempo. Antes de que sufriera una insolación, tomó un taxi.

Centro Comercial: La Corona

Este centro comercial se llamaba "Las coronitas", pertenecía a la familia Li, pero ahora se había convertido en propiedad de Pablo Qi, por lo tanto, cambió el nombre por "La corona". Lola contempló el centro comercial emocionada. Ella recuperaría todo lo que pertenecía a la familia Li algún día, a pesar de que tenía que confiar en Jorge.

Wendy trabajaba como dependienta en Ladies Fashion. Antes de que llegara Lola, Wendy ya le había dicho a su supervisora que su amiga tenía ganas de trabajar aquí.

La supervisora ​​decidió contratar a Lola, ya que era hermosa, elegante y sociable, aunque no tenía experiencia laboral.

"Lola, te especializaste en audiovisual cuando estabas en la universidad. ¿Por qué quieres trabajar aquí?" Wendy estaba realmente confundida.

Lola le sonrió y no contestó la pregunta. Ella estaba demasiado avergonzada para decir la verdad. Todo fue por la culpa de Rosa Fu. Lola tuvo muchas oportunidades de hacer prácticas relacionadas con el cine en la universidad, pero Rosa jugó sus truquitos para que la rechazaran.

Muchos de sus compañeros de clase habían actuado en muchos anuncios y películas antes de la graduación, llegando a ser un poco famosos, mientras que ella no hizo nada en este ámbito. Ella no tuvo el valor de postularse para un trabajo en compañías de entretenimiento. Solo podía esperar las oportunidades para cambiar de trabajo, pero ahora necesitaba uno.

Por la noche, Lola yacía en la cama. Estuvo pensando durante dos horas si podía echar a Jorge afuera en caso de que él entrara a la habitación.

Sin embargo, Jorge no regresó esa noche. A la mañana siguiente, la Sra. Du le dijo que Jorge acababa de hacerse cargo del negocio y que estaba tan ocupado que se quedaría en la compañía por unos días. Lola dejó escapar un suspiro de alivio en secreto, ya que no necesitaba enfrentarlo en los siguientes días.

Era el primer día de trabajo para Lola. Para no ser tan llamativa, compró una motocicleta.

La marca de ropa para la que trabajaba se llamaba Yuchi, una marca nacional de alta gama. Lola compró ropa de esta marca dos veces. Pero ella no sabía qué compañía poseía esta marca.

Después de que Wendy le presentara a Lola las condiciones de trabajo, comenzaron a limpiar la tienda.

Lola limpió todas las perchas como se lo indicó Wendy y ya estaba jadeando cuando terminó.

"Lola, ¿estás bien?" Al ver a Lola con la frente sudorosa, Wendy estaba un poco preocupada de que no pudiera acostumbrarse a un trabajo manual tan pesado.

¨Estoy bien, puedo manejar eso, solo que hace un poco de calor". Lola continuó trabajando. El centro comercial aún no abría sus puertas, por lo que los aires acondicionados no funcionaban.

"Bien, ten mucho cuidado". Cada una de ellas era responsable de un área que estaba claramente definida.

Cuando llegó el momento de hacer negocios, Lola estaba un poco incómoda, ya que no sabía cómo saludar a los clientes.

Menos mal, la supervisora era amable y dejó a Wendy que le enseñara a Lola muchas técnicas profesionales para atender a los clientes.

Aquellos que comprarían ropa de esta marca eran todos ricos. En el mundo hay muchos ricos, pero en algún sentido, pocos. Apenas había pasado 1 hora, Lola reconoció a la persona con quien no se esperaba encontrarse en su primer día de trabajo, Laura Muñoz

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir