ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 24 La señorita Hernández se escapó con el auto

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7394

Actualizado: 2018-11-08 00:18

Price: $3.99

ASIN: B07JHZRTFB

Price: $17.99

ISBN: 978-1728946689


El comentario reciente decía: "¡Mi Príncipe Encantador, confío en ti!"

El segundo comentario que tenía más Likes era, "Escoria, ¿cómo puedes comportarte deslealmente con tu prometida?" Lola hizo clic en el botón de Like maliciosamente.

Justo cuando Lola estaba ocupada revisando las noticias de Twitter, recibió un mensaje de Instagram.

Un contacto llamado "Yolanda" le envió a Jorge un mensaje, "Jorge, ¿estás ocupado?"

"Jorge, tienes un mensaje de Instagram..." Lola miró a Jorge infelizmente. Estaba claro que la relación entre esta mujer y él no era simplemente amigos.

"¿De quién?" Preguntó Jorge sin levantar la cabeza.

"Yolanda. Dice que te echa de menos ..." Sus comentarios hicieron que el hombre oliera los celos en el aire. Jorge, quien estaba firmando un documento, hizo una pausa.

"No hagas caso." Jorge continuó revisando el documento.

Con una risita, Lola decidió jugarle un truco a esa mujer como un castigo a Jorge.

"¿No, y tú?"

"Jorge, te echo de menos, cuando vuelves?" La persona del otro lado se quedó en blanco, pero respondió rápidamente.

"Vaya, parece que se llevan muy bien", Lola pensó.

"Yo también te echo de menos amor, volveré pronto." Jajajajajaaja, Lola se estaba muriendo de risa en su interior.

La persona que estaba al otro lado se sospechó un poco: "¿Podemos hacer una videollamada ahora? Quiero hablar contigo."

"¡Claro!" Lola respondió muy rápido y puso la cámara en dirección a Jorge.

De repente Jorge le quitó el móvil, la videollamada seguía sonando.

Tras leer la conversación que habían tenido, dijo, "¿Quién dio permiso para contestarla?" Parecía enfadado.

"Estaba aburrida y por eso respondí por ti."

"¿Puedes madurar un poco? Sólo sabes causar problemas." Jorge respondió rápidamente al mensaje, "No era yo."

........

Lola estaba herida. ¿Entonces estaba quejándose de ella? El borde de los ojos de Lola se puso rojo, y respondió: "Solo respondí a un mensaje por ti, por qué te pones así."

"Sólo sabes meter la pata." Jorge, muy molesto, volvió a su escritorio.

"Si no me dejas responder, por qué no la borras, para qué la tienes ahí, ¿para idolatrarla?" Últimamente el matrimonio ya había tenido muchísimos conflictos...

"Llamaré al asistente Sánchez para que te lleve a casa." sacó el teléfono para hacer la llamada.

"No hace falta. Me iré sola, no necesito que me lleve nadie." Lola se levantó y se marchó sin mirar atrás.

El asistente Sánchez y la secretaria que estaban a la puerta se asustaron por el portazo.

Después de salir de la compañía de Jorge, Lola se dio cuenta de que no tenía nada encima, el móvil lo había dejado en el centro comercial.

Y la barriga le empezaba a gruñir...

Sin lugar a donde ir, ella estaba caminando sola por la calle. Justo en este momento, sonó un pitido de coche por detrás.

Lola miró hacia atrás, era el Maybach de Jorge, Lola no quiso parar y siguió caminando.

Ella pretendió buscar una cabina de teléfono público para llamar a Ramón. Tenía confianza en que su mejor amigo le ayudaría en todos los problemas.

El asistente Sánchez aparcó el coche al lado de la carretera, y quiso bajar para consolar a la señorita. Sólo que Lola al ver bajar el asistente Sánchez, se acercó a él y dijo, "¡Tengo hambre y no tengo dinero, ve a comprarme algo de comer, por favor!" Lola lanzó una dulce sonrisa e hizo que Sánchez se quedara con la mente en blanco.

El asistente Sánchez afirmó con la cabeza sin saber lo que estaba pasando. Observando su alrededor, descubrió un KFC que estaba a unos metros. "Señorita, ahí hay un KFC. ¿Qué quiere comer?"

"Me da igual, como de todo."

Sin duda alguna, el asistente Sánchez corrió

para comprarle algo en el KFC.

Lola al ver entrar al asistente Sánchez al KFC, de inmediato se acercó al auto. Afortunadamente parecía que la llave estaba puesta.

Arrancó el coche y se fue muy rápidamente.

El asistente salió del KFC corriendo, pero no encontró a nadie en la carretera. Se quedó un poco atontado.

Después de unos minutos, sacó el móvil, "Señor, la señorita Li se escapó con el auto......."

"....... Ve a investigarlo. Si no lo encuentras ya no hace falta que vengas a trabajar." Jorge soltó la pluma de su mano y se tumbó en la silla. Preguntándose si se había casado con una mujer o con una niña pequeña.

La voz seria de Jorge hizo que el asistente Sánchez temblara. Después sacó el teléfono para hacer varias llamadas.

Lola estaba conduciendo el Maybach a 120km/h de velocidad por la carretera, lo que hizo que los otros conductores se quitaran del medio, todos tenían miedo de rayar el coche.

La velocidad del auto pasó de 150km/h sin considerar las consecuencias, lo que estaba totalmente en contra del código de circulación. Varios coches de la policía empezaron a seguir su coche para impedir su paso.

Para escapar de la policía, Lola subió la velocidad hasta 180km/h. Cada vez que veía un semáforo rojo, cambiaba de dirección y se iba por donde había semáforo verde.

Desafortunadamente dos coches de la policía chocaron en el camino, menos mal que nadie había resultado herido.

Lola quería conducir el auto para buscar a Ramón, pero estos policías no la dejaban.

La calle que había delante estaba oscura. Lola encendió la luz intermitente de la izquierda, pero se metió por la parte derecha.

Los policías se giraron por la izquierda pensando que Lola también iba a girar a la izquierda. Tras ver que Lola había girado a la derecha ya no pudieron hacer nada porque no podían cambiar de sentido en el mismo lugar.

Por fin se había liberado de los policías. Lola redujo la velocidad del auto, y condujo hacia el apartamento de Ramón.

Eran las 11 P.M, Ramón estaba coqueteando con su novia. Justo cuando iban a hacer el amor sonó el timbre, ambos se molestaron y dijeron "Maldición, ¿quién es?"

Ramón, el pelirrojo, super enfadado fue hacia la puerta. Casi estaba a punto de echar todos los insultos a la persona que llamaba a la puerta, descubrió que era Lola.

"Hermano, ¿tienes algo para comer? Estoy muerta de hambre." Lola entró directamente en su habitación.

"Lola, ¿qué haces aquí?" Lola al ver la novia de Ramón se sorprendió un poco "¿Ya viven juntos?"

"Lola, qué te trae por aquí" Elena Du y Lola Li se habían visto sólo una vez, y ambas tenían buena impresión mutuamente.

Lola con una cara de pena dijo "La estoy pasando super mal, no he comido nada todo el día." "El tonto de Jorge, ni siquiera me llevó a comer antes de ir a la empresa" pensó Lola.

Elena al escuchar eso, entró a la cocina para prepararle algo de comer.

"Lola, ¿Qué ocurre? En Twitter todo el mundo dice que has matado a alguien, ¿Qué es lo que pasa?" Ramón había llamado como unos diez veces, pero el teléfono de Lola estaba apagado todo el tiempo.

"No me lo recuerdes, Esta mañana vino Rosa a mi lugar de trabajo e hizo un escándalo. Ahora, Wendy y yo nos hemos quedado sin trabajo, después nos llevaron a la policía local, menos mal que Jor... menos mal que mi marido fue a rescatarme."

....... ¨Estás segura de que fue a rescatarte?

¿Entonces qué haces por aquí?"

"Robé el coche del asistente de mi marido para venir a buscarte a toda velocidad. Pero me persiguieron los policías, tras despistarlos me vine aquí." Ramón pensaba que Lola estaba feliz con su marido porque cuando lo mencionaba parecía muy contenta.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir