ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 26 Se lo diré sea como sea

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7908

Actualizado: 2018-11-08 00:17

Price: $3.99

ASIN: B07JHZRTFB

Price: $17.99

ISBN: 978-1728946689


¿Por qué estás tan apurada? Ya no eres una niña. ¿Cómo puedes atragantarte con la cerveza? Ramón le dio unas palmaditas en la espalda a Lola, lo que causó los celos del hombre que estaba dentro del coche.

"Ramón, ¿Una carrera?" Ramón recordó esta voz fría y terrible, que era del hombre que apareció en la discoteca la otra noche. En otras palabras, ¡él es el marido de Lola! Después de mirar a Lola con una emoción mixta, Ramón subió al auto.

"Lola, no te hagas la sorda. ¡Entra!" Después de sacar la ceniza del cigarro por la ventanilla del coche, Jorge tomó otra bocanada, luego lo apagó y lo dejó caer en el cenicero.

"¡Wow, qué hombre más guapo!" Lina se cubrió la boca con entusiasmo, ya que nunca había visto a un hombre tan guapo. Aunque estaba oscuro, ella podía distinguir sus delicadas facciones.

"¡Wow, wow! Chico guapo, sal a la fiesta, ¡dale duro!" Las mujeres se juntaron y gritaron.

"Lola, ese hombre guapo te está llamando". Incluso Elena se emocionó al ver al guapo Jorge y el lujoso automóvil.

Lola, que estaba a punto de escabullirse, puso los ojos en blanco, regresó y entró en el coche de carreras de Jorge.

Dos autos de carrera se preparaban en la línea de salida, mientras que muchos espectadores sacaron su teléfono para grabar esta carrera tan emocionante que apenas comenzaría pronto.

Después de que Lina silbara, con un nivel de decibelios más alto de lo habitual, dos autos salieron disparados. En menos de un segundo, el auto de carreras de F1 de Jorge corrió tan lejos que se perdió de vista, Mientras que el auto de Ramón se quedó atrás por decenas de yardas.

Lola cerró con fuerza los ojos en el auto de carreras de F1 para reprimir la incomodidad física. Ella era una conductora habilidosa, aun así, se sentía mal debido a la alta velocidad de conducción de Jorge.

Ramón se había quedado muy atrás. Lola dijo con dificultad: "Reduce la velocidad, reduce la velocidad..."

En lugar de desacelerar, Jorge aceleró aún más, haciendo que Lola gritara, "¡Jorge, moriremos!"

"No moriré. ¡Deberías preocuparte por ti ahora!" Su voz era tan normal como siempre, lo que despertó envidia, celos y odio en el corazón de Lola.

Lola solo podía apretar el cinturón de seguridad y el reposabrazos. Jorge terminó tres vueltas en menos de dos minutos, con una vuelta por delante de Ramón.

"¡Wow! ¡qué guapo!"

"¡Galán, ven conmigo!"

"¡Guapo, dame duro!" Las voces de las mujeres se oían por toda la pista de carreras.

Sin importarle la incomodidad de Lola, Jorge salió de la pista de carrera.

"Qué dolor. ¡Ese auto de F1 gastó cientos de miles de dólares en una vuelta!" En lugar de caer en la depresión de perder el juego, Ramón solo sintió lástima por el coche de carreras.

"¡Ay! ¡no tienes nada que comparar, el hombre es demasiado perfecto para que lo superes!" Lina negó con la cabeza. En sus ojos, Ramón no era más que una pobre criatura.

Ramón no quiso hablar con una mujer como Lina. Echando un vistazo al Maybach, Ramón decidió dejarlo allí ya que no tenía la llave. Condujo su auto de carrera, regresó al garaje, y volvió a casa con Elena.

Lola mantuvo los ojos cerrados durante todo el trayecto hasta la casa, ya que la alta velocidad de manejo de Jorge era demasiado rápida para ella. Menos mal que el rendimiento intrínseco del automóvil le hizo sentir algo mejor a Lola, si no fuera así cualquier persona se bajaría del coche y vomitaría.

Después de llegar, aparcó el coche en el garaje y salió directamente sin mirar a Lola.

Lola tomó la decisión de que nunca más volvería a hacer una carrera, ya que lo que Jorge hizo esta vez la dejó bastante enferma.

Antes de regresar a la habitación, no se sentía cansada en absoluto. Sin embargo, la cama frente a ella la hizo tener sueño. Lola corrió rápidamente al baño para ducharse. Afortunadamente, las dos comprensas que había puesto en el bolsillo de sus pantalones cortos por la tarde eran lo suficienteme

nte absorbentes. Después de bañarse, salió mientras se secaba el cabello mojado.

Incluso después de que Lola se secó el cabello, Jorge no apareció. No importa. ¿Quién se preocupa por él? ¡Ella todavía estaba enfadada, a dormir!

Echó un vistazo a una bolsa que estaba en el escritorio. ¿Eh? Era de ella. ¿Quién trajo su bolso a casa?

Tomó su teléfono y lo encendió. Era la 1 de la madrugada. De repente vino un mensaje de Instagram de Jorge, diciendo:

"No tengo tiempo para seguir tonteando contigo en los próximos días. A partir de mañana, si quieres trabajar, adelante; de ​​lo contrario, quédate en casa tranquilamente". Resistiendo el impulso de pegarle, Jorge envió este mensaje a Lola antes de bañarse.

"Todavía debe de estar enojado", pensó Lola, mordiéndose el labio inferior. Luego se fue a dormir sin enviarle una respuesta.

Casa de la familia Mota

Pablo Qi estaba esperando a Rosa y Miguel, que llegaron a casa a la medianoche, después de resolver la perturbación causada por Miguel.

"¡Padre!" El moretón cerca de la boca de Miguel indicó que pudo ser golpeado cuando lo detuvieron.

"¡Idiota! ¿Cómo podría ser mi hijo un estúpido?" Pablo furiosamente señaló a Miguel y lo maldijo, ya que las acciones de su compañía cayeron de una manera brutal debido a este bastardo. Su esposa también se enfureció, lo que le provocó elevación de la presión arterial y tuvo que permanecer en reposo en cama.

"Tío Qi, no te enfades. Miguel no debería ser culpado por lo sucedido". Rosa, con una gasa en la cara, se apresuró para consolar a Pablo.

Al ver a Rosa, Pablo dejó de regañarlo y se dejó caer en el sofá.

"Padre, todo es culpa de Lola. ¡Esa perra! Mira la cicatriz en la cara de Rosa. También fue rajada por ella con trozos de cristal". Miguel se sentía mal al pensar que había tenido relaciones sexuales con tres hombres africanos y una prostituta extranjera. ¡Toda la culpa era de Lola, esa perra, me vengaré de esto!

"¿Lola?" Pablo se sorprendió, preguntándose cómo se atrevía una niña, que no tenía nada en absoluto en este momento, a desafiar a su hijo y a Rosa.

"¡Sí! ¡Tío Qi, es ella! No solo golpeó a mi prima, sino que también drogó a Miguel y me rajó la cara. ¡La denunciaré sea como sea!" Apretando los dientes, Rosa enumeró lo que Lola había hecho.

Después de pensar por un tiempo, Pablo Qi concluyó: "Lola no tiene parientes con un historial poderoso, excepto su padre, y mucho menos sus amigos, el pobre de Ramón y la ordinaria Wendy. No tiene nada en absoluto. ¿Cómo podría ser?"

"¡Padre, Lola se casó!" Los comentarios de Miguel hicieron que Pablo frunciera el ceño.

"¿Con quién?" Ella se casó. Tenía sentido entonces. Lola no era una niña tonta. Parecía que el marido de Lola no era una persona simple; de lo contrario, no se atrevería a comportarse de una manera tan arrogante.

"Hice una investigación sobre ese hombre, pero no encontré nada. Tampoco lo vi antes en la ciudad". Miguel tenía la sensación de que ese hombre no era alguien simple.

Pablo consideraba en silencio y dijo: "Miguel, lleva a Rosa para que descanse. Y a Lola, ¡le devolveré todo lo que ha hecho!"

"De acuerdo. Tío Qi, por favor descanse temprano. Le pediré a mi padre que busque un abogado mañana". Al escuchar esto, Pablo miró a Rosa otra vez y pensó: "Eso estará bien. Dado que así no necesita ocuparse del asunto".

José Li desapareció de verdad. Pablo había enviado a sus subordinados a buscar a José, y descubrió que aparte de que los policías lo estaban buscando, había más personas que querían saber su ubicación. En cuanto a Lola, creía que una niña pequeña no podría hacer tales cosas. Pero lo que ella había hecho hasta ahora ya ofendió la familia Qi y a la familia Fu sin piedad. Eso indicaba que su marido podía ser alguien poderoso. Pablo decidió hacer una investigación detallada mañana. Como decía el viejo refrán, "Conócete a ti mismo y a tus enemigos, y nunca serás derrotado".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir