ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 53 Acompáñame

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7428

Actualizado: 2018-11-26 18:33

Price: $0.00

ASIN:

Price: $0.00

ISBN:


Sí, ya lo tengo escondido. Estoy seguro de que Jorge no podrá encontrarlo. Lola guardó su teléfono riéndose y se dio la vuelta. Al ver un hombre en la puerta de la habitación, se dio un gran susto. ¡Dios mío, le acababa de descubrir de lleno! Lola se dio una palmadita en la frente, lamentándose ser como una tonta. "¿Qué estás tratando de ocultar? Déjame ver". Jorge cerró la puerta y entró a la habitación dando pasos grandes. "Nada, cariño. ¡Ven, vamos a cenar!" Lola sonrió, sostuvo el brazo de Jorge y lo sacó del estudio. Jorge no insistió. Una chica tan tonta. ¿No sabía que él podría encontrar fácilmente algo escondido en su estudio? ¡Pero bueno, no le importaba, ya que le gustaba cada parte de ella! Lola estaba de buen humor durante la cena, ¡porque ya por fin en la empresa no la consideraban como una zorra! La la la ... "Parece que estás muy contenta" Jorge sonrió gentilmente a su esposa, que estaba revolviendo espaguetis con la cabeza temblando. "¡Por supuesto! ¡Por fin me van a dejar de llamar zorra, así que por fin puedo concentrarme en el trabajo ahora!" Yolanda, que estaba sentada al lado, estaba completamente ignorada por Lola y Jorge. Con una sonrisa falsa, Yolanda recogió un trozo de hígado de ganso y lo puso en el plato de Jorge. "Jorge, has estado trabajando duro. Necesitas comer un poco más". Ella no preguntó ni dijo nada, fingiendo que no se enteraba de las noticias de entretenimiento de hoy. Para evitar arruinar su buen humor de hoy, Lola simplemente echó un ojo al hígado de ganso en el plato y decidió no irritar a Yolanda. "Cariño, recuerdo que realmente no te gusta el hígado de ganso, ¿verdad? Lo comeré por ti"Luego Lola recogió el hígado de ganso del plato de Jorge y lo puso en el suyo, pero no lo comió. "Jorge, cuando estábamos juntos, recuerdo que te gustaba mucho el hígado de ganso". Yolanda supo de inmediato la intención de Lola, por lo que puso los ojos en blanco ante esta problemática mujer. Lola sonrió y dijo "Si te digo que a mi marido no le gusta es que no le gusta, y a mí no me gusta la comida que se ha tocado por los cubiertos de otras personas". Pensó por un momento y tiró el hígado de ganso en un plato vacío. La sonrisa en la cara d

rge miró a su bella durmiente, la besó gentilmente en la frente y la abrazó para dormir. En el hotel de cinco estrellas, Verdemar. Esta noche, la fiesta de cumpleaños de 98 años se llevó a cabo para un maestro de caligrafía y pintura: Mark Willians. Había invitado a celebridades en esta área y empresarios influyentes con quienes él había cooperado. Todos vinieron con regalos valiosos, temiendo que las elecciones inapropiadas pudieran deshonrarse. A las 7:30 de la tarde, la gente estaba brindando y charlando en el primer piso, bien decorado, donde se podían escuchar incesantes felicitaciones. A pesar de su avanzada edad, Mark Willians todavía podía ver y oír claramente, y otros sentían envidia por su buena salud. Alrededor de las 8 de la tarde, los invitados seguían entrando y saliendo del hotel. Justo en este momento apareció una pareja deslumbrante y llamó toda la atención. "¿Ellos no son Yolanda y Jorge que salieron en las noticias?""Creo que sí. ¡Qué mujer más bella! He escuchado que se está tomando un descanso debido a una lesión. Parece ser cierto". "Uh-huh, forman una pareja perfecta". ........ Con un costoso vestido de cóctel de color lila hasta la rodilla, Yolanda sostenía el brazo de Jorge en la puerta del hotel. La gente alrededor felicitaba y envidiaba sus magníficas apariencias. El tobillo lesionado de Yolanda atrajo alguna atención, pero ella caminaba lentamente con Jorge, lo que dejaba a otros impresionados y celosos.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir