ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 72 Os haré un favor

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7007

Actualizado: 2018-12-12 14:15

Price: $0.00

ASIN:

Price: $0.00

ISBN:


Jorge se burló con desdén. ¿Estaba engañándola? "¿Qué pruebas tienes para decir que te estoy engañando?" ¡Esta mujer era una idiota ridícula! "¿Qué pruebas tienes para decir que aborté a mi hijo?" Lola siempre había querido hacerle esta pregunta. ¿Qué le hizo estar tan seguro de que abortó a el niño a propósito? "¿Prueba?" Enfurecido por el tema del niño abortado, Jorge detuvo el auto. "El registro, la lista de diagnóstico y firma de operación en el hospital, ¿no es suficiente?" Se desabrochó el cinturón de seguridad, salió del auto y también sacó a Lola. ¿Registro? ¿Firma? Lola estaba confundida. ¡Yolanda realmente se dedicó a preparar estas "pruebas"! Un poco distraída, Lola no se resistió cuando Jorge la empujó hacia el asiento trasero. El hombre intentaba cabalgar sobre ella. "Lola, mataste a mi hijo, debes darme otro. ¡No! Uno no puede compensarme. ¡Deben ser diez!"¿Diez? ¿La tomaba como una máquina? ...... En medio de la noche, la perezosa Lola sentía que la metía en la cama. Atrapada bajo el peso de un cuerpo pesado, ella ejerció toda su fuerza para echar al hombre de la cama. "¡Vete!"Jorge cayó al suelo y se levantó de nuevo. Lívido de rabia, Jorge fijaba sus ojos en la mujer medio dormida. Jorge se arrojó sobre Lola sin vacilación. Al día siguiente, Lola se despertó cuando sonó el teléfono de Jorge. Ella solo vio a Jorge levantarse después de contestar el teléfono con un zumbido. Lola también se levantó. Pero las dos personas no se dijeron nada entre sí. Después de lavarse, Jorge bajó las escaleras primero y Lola lo siguió. Yolanda había estado esperando en la mesa del comedor. Al ver a Jorge, ella le hizo señas a la Sra. Du para que le sirviera el desayuno. Cuando el desayuno estaba casi terminado, el timbre de la casa sonó y la Sra. Du fue a abrir la puerta. Era el asistente Sánchez, quien entró mientras intercambiaba saludos con la Sra. Du. "Jefe, los tres autos han sido arreglados. Puede recogerlos ahora". Sánchez sacó tres llaves del auto y los documentos de su maletín. "Su último Maybach, en el mundo solo hay dos. Est

a. "Yo no me meto en tus asuntos, Y tú no te preocupes por los míos". Lola atrapó su palma, tratando de deshacerse de él. "¡Lola, bien por ti! Has matado a mi hijo. ¿Quién te da el derecho a ocuparte de mis asuntos?" Jorge fríamente miraba a la malvada mujer frente a él. "¿Cómo sabes que es tu hijo?" Lola sonrió y lo miraba con desprecio. Al escuchar su respuesta, Jorge se volvió frío por completo, y miraba directamente a la mujer. "¡Provocarme no te hará nada bueno!" Si ella se atreviera a tener hijos para cualquier otro hombre, ¡él la habría matado!Lola estaba asustada por su fría mirada y no podía menos que temblar. "Jefe Si, por favor, déjame ir, ¡tengo cosas que hacer hoy!" Lola había hecho una cita con Tomás la noche anterior. No podría llegar tarde a la entrevista con la compañía de entretenimiento. "¡Si no vuelves, Lola, ¡verás lo que te espera! ¡Tu esposo te dará una lección!" Jorge rio cuando terminó sus palabras. Lola también se rio. Luego le echó los brazos al cuello y besó sus delgados labios. Para besar a Lola, Jorge movió su mano de la barbilla de Lola a la parte posterior de su cabeza. La mujer avanzó unos pasos y el hombre retrocedió. Con una mirada astuta, Lola mordió el hombre en el labio sin piedad. Jorge soltó sus grandes manos con dolor. Ignorando la boca sangrante del hombre, Lola escapó de sus brazos y salió corriendo por la puerta.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir