ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 77 No lo hice

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7338

Actualizado: 2018-12-17 14:15

Price: $0.00

ASIN:

Price: $0.00

ISBN:


Lola apretó los labios, pensando que, si su matrimonio estaba expuesto, su carrera como actriz pronto terminaría. Decidió dejarlo, porque la mejor manera era guardar silencio. Cuando el tema se desvaneciera, la gente se olvidaría de eso. Después del almuerzo, Lola sacó sus gafas de sol de la bolsa y se las puso, pero lo que Jorge quería hacer era simplemente tirarlas, porque cubrían gran parte del rostro de Lola. Luego, Jorge hizo lo que quería. Después de darle una mirada fulminante, Lola levantó el cuello de la ropa para cubrir la cara antes de subirse al coche de Jorge. "Lola, regresa a la casa." ¡Esta farsa debería llegar a su fin! Jorge dio la orden en tono calmado mientras conducía el coche con habilidad. La mujer hizo una pausa y preguntó: "¿Y Yolanda?". Su simple pregunta dejó a Jorge guardar silencio durante medio minuto. "Mi madre ha venido a nuestra casa hace dos días". Al saber que Yolanda estaba a punto de marcharse, su madre estaba muy enfadada y amenazó con romper relaciones con Jorge si expulsaba a Yolanda.Lola guardó silencio. Entonces, ¿por qué debería volver? ¡Todavía recordaba el truco sucio de Yolanda para abofetearla varias veces bajo la cobertura de la trama de la filmación! "¡Lola, puedes ignorar su presencia!", dijo Jorge en voz baja. Él resolvería esto después de todo. La mujer respondió con una sonrisa burlona. "¿Has escuchado un dicho? Si soy la persona quien amas, no tendré miedo a interminables rivales en el amor. Pero no estoy en tu corazón", murmuró Lola, lo que dijo ella enfrió la atmósfera del coche. "¿Cómo sabes que no estás en mi corazón?" Jorge le dijo, apretando los dientes. "¿No está ella también en tu corazón? ¡Realmente hay mucho espacio en tu corazón!" Lola se burló, y su sonrisa fría dio un impulso de estrangularla a Jorge. Jorge detuvo el coche hábilmente. "¿No te he dicho que necesito algo de tiempo?"La mujer lo miraba fijamente. "¿Tiempo? ¿Cuánto tiempo necesitas? ¿Media vida?", le preguntó Lola en un tono tranquilo, poniendo un mechón de cabello detrás de su oreja. Jorge sostenía su rostro para hacer que lo mirara. "No, no necesito tan largo tiempo". Los ojos del hombre estaban llenos de pro

or lo que Yolanda lloraba. "¡No conozco a estos hombres!" ¿Pensaba Yolanda que había sido secuestrada hasta aquí por Lola? ¡Lola era la que había sido secuestrada! "¡Paren!" dijo un hombre veloz y ferozmente con una voz fría y familiar. "¡Jorge, ayuda!" Yolanda lloraba bastante triste, como si Jorge fuera el salvador de ella. El susto en los ojos de Yolanda lo devolvió a Jorge al día en que Yolanda lloraba desesperadamente pidiendo ayuda en el hotel mientras él no estaba a su lado. Los hombres se detuvieron una vez que vieron a Jorge, y el hombre africano que montaba a Yolanda giró la cabeza hacia Lola para preguntar, "Señorita Li, ¿debemos continuar?"... La mirada amenazadora de Jorge hizo que Lola se diera cuenta de repente de lo que había pasado. Ella cayó en la trampa de esta mujer... "¡Jorge, no lo hice!" Miró a Jorge de inmediato, pero solo encontró que los ojos rojos de Jorge estaban pegados a Yolanda. Él ni siquiera la miró. Jorge corrió hacia Yolanda y le dio una patada al africano. Los hombres fuertes se reunieron detrás de Lola inmediatamente. "¡Yolanda, debes estar loca!" Al ver a esos hombres escondidos detrás de ella como si estuvieran buscando refugio, Lola se enojó tanto que le temblaban las manos. Yolanda también estaba temblando tumbada en los brazos de Jorge, quien se quitó el abrigo para cubrir los hombros de Yolanda. Lola dio un paso adelante con furia para quitarle el abrigo y tirarlo al suelo.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir