ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 34 Depende de su marido

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7349

Actualizado: 2018-11-08 00:16

Price: $3.99

ASIN: B07JHZRTFB

Price: $17.99

ISBN: 978-1728946689


Entonces, los clientes intimidan a tu personal durante las horas de trabajo. ¿Lo vas a dejar pasar? ¿Podrías por lo menos ser un poco razonable? replicó Lola sin moderación. "Supervisora, puedo testificar que esta dama fue la que causó problemas en primer lugar". La voz de Wendy era baja, pero obviamente apoyaba a Lola."Aun así, debe hacer todos los esfuerzos posibles para evitar cualquier conflicto con los clientes. No debería tener que decirle cómo hacer su trabajo". En comparación, Lola no era nada para la supervisora Luque. No le importaba qué fuera verdad, ella no apoyaría a un empleado a costa de ofender a los posibles compradores."Ustedes cuatro, ¿se atreven a quedarse aquí y esperar a mi marido?" Decepcionada con la adulación de la supervisora y su falta de responsabilidad, Lola no quiso hacerle caso. "Sí, por supuesto. Lola, esperaremos aquí. ¿Quién es tu viejo? ¿Crees que puede asustarnos?" Acariciando sus uñas recién pintadas, Lucía miró a Lola con desdén. Tenía todas las razones para creer que el marido de Lola era más un viejo verde que un hombre elegante. Le vino a la cabeza de Miguel el hombre de la discoteca SOHO. Miguel había gastado una gran parte de dinero investigando a ese hombre, pero no había podido conseguir nada. Incluso los mafiosos no querían revelar su nombre. En ese momento, Miguel estaba curioso por ver a ese tipo.La familia Qi, la familia Fu, la familia Zheng y la familia Luo eran magnates de los negocios en la ciudad, "Si tenemos que atacarlo, su marido no tendrá ninguna posibilidad", pensó Miguel. "Viejo eh, Lucía, esperemos y veamos. Te vas a arrepentir", pensó Lola con una sonrisa encantadora. Aunque Lola no sabía nada de Jorge, entendía bien que era mejor no subestimarlo. Luego, un grupo de personas, el gerente general y varios otros altos gerentes del centro comercial "Isla Azul" entraron a Mirade Apparel."Jaja. Lola, te casaste con un anciano, tal como esperaba". Al ver al calvo de 50 años, Lucía se echó a reír.Aunque Rosa no se rio, el desprecio en su rostro no podía ser disimulado. A diferencia de ellos, Miguel tenía una duda persistente:"¿El hombre en el bar no era su marido?""Lola, ¿de verdad...?" señal

e acercaba, todos podían sentir el aliento agresivo y frío. Incluso una mirada de él haría que todos se sintieran humildes. Todas las mujeres presentes estaban tan emocionadas que su corazón palpitó mucho. ¡Qué guapo es! Oh Dios mío. ¿Cómo podría un hombre ser tan elegante? Rosa también se quedó muda al ver al hombre, ya que mostraba una apariencia perfecta y un temperamento extraordinario. "Jefe, aquí viene usted. Esta asistente de compras es tan irritante que incluso ha ofendido a la superiora. Pronto la arreglaré". Antonio se inclinó y caminó hacia Jorge. Aunque estaba confundido acerca de lo que acababa de decir Jorge, Antonio no se atrevió a preguntar qué significaba. El asistente se sonrojó, lo que hizo Antonio le dio vergüenza. El asistente se lamentaba mucho de haber contratado al estúpido Antonio, quien no comprendía la situación y se atrevía a enfrentar a la señorita Li."¿Ofender la superiora? Sr. Shao, ¿te habrás equivocado no?" El asistente Sánchez le guiñó un ojo a Antonio para que dejara de hablar. Ese idiota nunca debería molestar más al CEO; de lo contrario, las consecuencias serían demasiado graves para él..."Er ..." las palabras de Sánchez hicieron que todo el mundo se quedara en blanco. Al ver la huella roja en el rostro de Lola, Jorge irradió una fría mirada. De repente, su mirada fría trajo la muerte a la mente de Lola. Sin pensar demasiado, Lola se arrojó en sus brazos, "Cariño, ¿por qué has tardado tanto?"

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir