ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 113 No me llames presidente

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7156

Actualizado: 2019-01-01 14:15


Desde la llegada de Jorge, los negocios del Grupo SL en el país A habían experimentado un crecimiento significativo en todos los aspectos, y Jorge mismo también había ganado la admiración de su personal. Veinte minutos más tarde, la reunión se había terminado y Lola, con pura ira, estaba sentada sola en la sala de reunión. Después de un ratito, ella se calmó lentamente. "¡Lo que será, será!" pensó. "¡Pase lo que pase, no tengo miedo!"Cogió las carpetas sobre la mesa y salió. En el momento en que ella salió por la puerta, vio a Jorge sujetando el brazo de Julie, quien parecía haberse torcido el tobillo por su zapato de tacón alto. Ella hizo una mueca de desdén al verlos. Cualquier persona que hubiera visto una telenovela aburrida sabría la posible intención de esta mujer. Fingiendo no haber visto a las dos personas, Lola pasó directamente por delante de ellas. Ella escuchó la voz coqueta de Julie. "Jefe Si, me duele mucho el pie..."Lola sonrió con sarcasmo, pero lo notó Jorge. "Lola, envía a la señorita Tan al hospital". Diciendo esto, empujó a Julie a los brazos de Lola. Lola dio un paso atrás por el golpeo de este empujo. Las dos mujeres se abrazaron, congeladas por asombros. Mirando a Jorge, que estaba listo para irse, Lola tomó la muñeca de Julie y dio unos pasos para detener al hombre. Mirando a los ojos fríos, Lola empujó a Julie hacia adelante y la devolvió en sus brazos. "¡Jefe Si, prefiero que usted sea el héroe!" Julie puso los brazos alrededor de la cintura del hombre como si se fuera a caer. "¡Él es bastante hermoso!" pensó Julie, "¡Él podría ser un buen compañero de cama! ¡Pero la mordida en su labio es tan obvia!"Cuando un fuerte olor de perfume asaltó la nariz de Jorge, se enojó. "¡Lola! ¡Párate ahí!""¿Por qué tengo que escucharte?" Pensó Lola. Trotó hacia el ascensor y presionó el botón sin dudar. Al ver que Lola se fue y Jorge tenía una expresión espantosa, Julie se puso recta rápidamente. "Parece que mi tobillo se ha mejorado mucho. ¡Jefe Si, no te molestaré más!"Años de experiencia en negocios la habían moldeado como una mujer astuta que sabía cómo comporta

. Es un local donde hay té y comidas". Tomás sabía que, había mucha posibilidad de que Jorge vino al país A por ella. Unos diez minutos después, el auto se aparcó lentamente en un estacionamiento y las dos personas salieron del auto. En la Casa Flora. Un letrero de madera del árbol de pera en la puerta de bambú decía: Casa Flora. La recepcionista, que estaba vestida con un cheongsam verde, los recibió con respeto en el momento en que vio a Tomás. Luego los acompañó al patio por el camino de adoquines. A ambos lados del camino había dos grandes habitaciones de vidrio que estaban llenas de plantas verdes y té. Al final de las habitaciones de cristal había un puente de arco de piedra decorado con faroles. Debajo del puente había un río corriente. El puente estaba adyacente a un edificio de dos pisos, al lado del cual había gabinetes innumerables. La recepcionista los llevó a un gabinete más interna llamada "Plum Blossom". Abrió la puerta y ellos entraron, uno tras otro. En un estante de la entrada había todo tipo de adornos de porcelana con elementos de flor de ciruelo, así como varios tés famosos. En el interior había una larga mesa de piedra con figuras de Fu de ciruelo. Varios juegos de vajillas estaban en orden allí. Junto a la mesa del comedor había una mesa de piedra más pequeña, en la que había una bandeja de té y tazas de porcelana de Jingdezhen con figuras de flor de ciruelo.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir