ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 141 Miguel está muerto

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 6402

Actualizado: 2019-01-10 14:25


Lola se recuperó y se rio entre dientes. "Estaba pensando en mi príncipe encantador". Sus ojos brillaron con afecto. Jorge se sentó en la cama y acarició el brazo de Lola, el cual estaba vestido con capas de gasa. "¿Todavía está herido?"Lola tristemente hizo un puchero: "¿Ni siquiera preguntas quién es mi príncipe encantador?" Con eso, ella retiró su mano de la de él. Jorge la besó en los labios con una sonrisa astuta y preguntó confiado: "¿Alguien más aparte de mí?" Si Lola lo engañaba y le decía que se trataba del padre irresponsable de Estrella, Jorge no dudaría en cortar la conexión de ella con ese hombre. Ella miró al hombre como un niño mimado y dijo: "¡Salte!". "¡Salte!". "Me voy a cambiar". Jorge miró a la mujer voluble que ahora no estaba siendo linda. La sacó de la cama por la cintura y le pidió que se diera la vuelta. Después de que Lola lo hizo, Jorge comenzó a desabrocharle el vestido. La respiración de él se aceleró alrededor de ella, pero ella no sintió nada. La sostuvo en sus brazos, disfrutando del momento de paz. La escena en el callejón pasó por la mente de Lola. Ella lo empujó y tiró su vestido al cesto de basura. "¡Voy a darme una ducha!". Ella le dio una mirada ansiosa. Jorge la abalanzó en sus brazos. "Ahora no puedes tocar el agua". "Déjame ayudar."Ella pensó que él le ofrecería ayuda. Pero resultó... A medida que se acercaba la noche, Jorge miró con una sonrisa de satisfacción a la exhausta mujer. Después de las 7 pm. Despertada por el tono de llamada de Jorge, Lola abrió sus ojos cansados y miró al hombre que contestó el teléfono a lo lejos. Dándose cuenta de que estaba oscuro afuera, Lola se incorporó de inmediato, se puso la ropa y se levantó de la cama. Jorge la observó vestirse y dijo fríamente: "Está bien". Después de colgar el teléfono, él se acercó. "Miguel está muerto". Le habló directamente a la sonrojada mujer. Miguel

No fue hasta entonces que ella se recuperó de su lapsus. La luz se puso verde y el coche detrás de ellos les pitó. Jorge tuvo que aflojar su agarre sobre su presa. Del lado ancho de la calle estaba a toda velocidad el Maserati negro, dentro del cual Lola contemplaba en silencio al conductor. Tenía un buen perfil, ceja gruesa, nariz romana y labios delgados. Complacida con su tentador perfil, ella no podía quitarle los ojos de encima. "¿Suficientemente caliente?". Preguntó él casualmente. Lola asintió la cabeza con franqueza y dijo: "Sí. ¡Tu cuerpo caliente me impresiona!"... Ella no se dio cuenta de lo que acababa de decir. Él fijó sus ojos de águila sobre ella. ¿Por qué seguía contemplándola? Él repitió justo lo que ella murmuró cuando estaban esperando la luz verde en el cruce. Er... Ella miró sin comprender al hombre sonriente. ¿Era eso lo que ella acababa de decir? Con toda probabilidad, dado que ese era su verdadero pensamiento... Él rápidamente robó un beso de sus labios antes de dejar el gas y pasar el cruce. Fueron a comer Fondue Chino como Lola lo pidió. Jorge actuó como un mesero, hirviendo verduras y carne para Lola que comía con entusiasmo. Sin embargo, los ojos llenos de amor de las chicas cercanas la irritaban.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir