ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 160 Hada del paraíso

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 6882

Actualizado: 2019-01-15 14:25


Los dos jóvenes con ropas finas llamaron alguna atención curiosa de los aldeanos. Cuando llegaron a un costado de la montaña, Lola comenzó a respirar profundo mientras el hombre no tenía ninguna señal de cansancio en absoluto. "¡Yo te llevaré!" El hombre se acercó a ella y se agachó. Lola le dio una palmada en la espalda y negó con la cabeza. Después de que continuar caminando un poco más, pudieron ver la vista panorámica de la casa Echo Bay desde la altura. Había humo montañoso, montañas elevadas y ríos y cascadas corrientes, ¡qué agradables eran los paisajes! Si tomaras una foto con filtro, se convertiría en una pintura de paisaje de publicidad. No había nadie más a su alrededor, ya que todos los aldeanos probablemente habían bajado. El hombre caminó hacia el césped y descubrió una planta. Se acercó y lo olfateó. "¡Mira! ¡Codonopsis salvaje! Aquí están... ¡Ginseng y Fallopia multiflora!" Jorge caminó más lejos y descubrió muchas hierbas medicinales chinas. "¿Conoces las hierbas medicinales?" Cuando el hombre mencionó algunas hierbas medicinales chinas, Lola lo miró con admiración. "Bueno, he aprendido un poco con la abuela de Chuck antes". La abuela de Chuck era una doctora que estudiaba medicina china todos los días. Cuando Jorge era un niño, la abuela de Chuck le enseñó a Chuck y Jorge a reconocer las hierbas medicinales chinas. Después de graduarse de la universidad hacía tres años, estuvo ocupado y no tuvo tiempo de seguir aprendiendo con ella. Jorge miró a su alrededor y notó muchas hierbas medicinales conocidas, como Angélica dahurica, Coptis chinensis y madreselva, que habían sido cosechadas. Tal vez faltaban muchos los conocimientos medicinales en el pueblo, así que aún no se habían encontrado otras hierbas medicinales raras. Había un montón de hierbas en el mercado, pero las salvajes como éstas se veían a raras veces, también eran caras. Después de dar una vuelta en la montaña, Jorge tuvo muchos descubrimientos. También había hablado por teléfono con alguien cuando regresara. Después del almue

esta idea. Como dijo Jorge, ella debería venir a verlos en lugar de obligarlos a ir con ella. "¡Padre, por favor acompaña a mi abuelo y a mi abuela al país A para visitarnos algún día!" Lola se sentó junto a José, sostuvo su brazo y suplicó con un tono cariñoso. José acarició las manos de su hija. "¡Todo bien! ¡Iré cuando tenga la oportunidad!"Lola, Jorge y Estrella se fueron a la mañana siguiente. Lola no estaba dispuesta a despedirse de su familia, con los ojos rojos. Jorge suspiró secretamente, tomó su mano y la llevó al asiento del pasajero delantero. Sentada en el asiento para los niños, Estrella bajó la ventanilla para despedirse de su abuelo. Muchos aldeanos vinieron a despedirse de ellos y les regalaron muchos productos típicos locales. Después de poner los regalos en el maletero del automóvil, el automóvil se alejó lentamente. Mirando hacia atrás, Lola vio a varios niños corriendo detrás del auto. Lola derramó las lágrimas cuando estaban fuera de vista. Jorge paró el auto y secó las lágrimas. "Ya no eres una niña. ¡No llores!"Sacó dos servilletas para limpiarle la cara. "Mami, no puedes llorar. ¡Te verás fea cuando estás llorando!" Las palabras de Estrella la hicieron sonreír entre lágrimas. "Bueno, mamá no lloraré. ¡Estrella tampoco puedes llorar en el futuro!" Secándose las lágrimas, animó al hombre a seguir manejando.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir