ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 40 espera y verás

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 6990

Actualizado: 2018-11-08 00:16

Price: $3.99

ASIN: B07JHZRTFB

Price: $17.99

ISBN: 978-1728946689


Oh no, ya he quedado para almorzar con los compañeros de trabajo. Era verdad, pero Jorge creía que todavía estaba enfadada. "No te enfades. Mi madre se irá en unos días". Jorge agarró la mano de Lola y el mismo se sentó en el sofá, dejando que Lola se sentara en sus piernas. "No estoy enfadada, de verdad he quedado con los compañeros de trabajo" Lola todavía no estaba dispuesta a almorzar con Jorge, porque su cara le recordaba la existencia de su madre ... "Cancélalo. Voy a hacer un viaje de negocios por un par de días a otro país esta noche, tomando el último vuelo. Debes acompañarme para almorzar hoy". Luego Jorge llamó a Sánchez con el fin de pedirle que reservara algunos platos de comida y después ir a almorzar. "Jorge... después de todo no me amas. No hay necesidad de forzar tu relación con tu madre por mí. Puedo mudarme y así estarán en paz". Lola miró a los ojos oscuros de Jorge. "¡No! No tiene nada que ver con mi madre si te amo o no. El problema con mi madre lo solucionaré". Jorge rechazó la propuesta de Lola."Entonces ... ¿me amas, Jorge?" preguntó ella, aprovechando la oportunidad, que era una pregunta que todas las mujeres preguntarían al hombre. Pero Jorge besó los labios de Lola en lugar de responder a esta pregunta sencilla. "Puedes adivinar." Dijo Jorge con ojos complicados, apoyando su frente contra la de Lola. ....... Pero Lola no se atrevió a decir lo que pensaba. Como Jorge se iba de viaje de negocios esa noche, Lola disminuyó la velocidad deliberadamente para regresar a la casa. Ella pensaba que la madre de Jorge se habría quedado dormida. En ese momento, Rocío salió de su habitación y bloqueó el camino de Lola a la puerta de la habitación de Jorge. Mirando fríamente a la mujer, dijo: "¿Quién te permite entrar a la habitación de mi hijo?" Rocío llevaba un camisón de seda blanca.Lola no respondió la pregunta de Rocío, pero dijo con una sonrisa: "Madre, mañana compraré otro camisón blanco para usted, ¡porque le veo unos años más joven en este color!"Sin embargo, aunque Rocío se sentía contenta con las palabras de Lol

ahora?" escondida en el pasillo de salida del hotel, Wendy no sabía qué hacer. "¿Qué pasa? ¿Cuál es el problema?" Lola se puso seria de repente y se sentó en la cama. Hacía frío por la mañana, así que estiró su brazo para apagar el aire acondicionado. Pensando en lo que había sucedido la noche anterior, Wendy se mordió el labio inferior y no supo cómo decirlo. "¡Ahora nos vemos y me lo dices! Estoy en la habitación 2033 del Hotel Telles". Lola apagó la lámpara de noche y se levantó de la cama. Se puso los zapatos y encendió la luz de la habitación. "¿Telles?" Wendy miraba el letrero en señal de trance: ¡Bienvenidos al Hotel Telles! En menos de tres minutos, Wendy llamó a la puerta de Lola. Lola se asustó de la velocidad de Wendy. ¿Cómo podría venir tan rápido?Al ver a Wendy que estaba en un lío, Lola sabía que algo le había pasado. ¡Se veían las heridas en su cuello! Lola sin duda sabía lo que representaban estas heridas. "¡Lola!" Wendy se arrojó a los brazos de Lola y comenzó a sollozar. Lola tiró de ella hacia el sofá y le preguntó qué había pasado. Wendy describió lo que había sucedido la noche anterior con detalles, ahogándose con sollozos. Ella había estado dando clases particulares de inglés a un niño de 16 años como su trabajo a tiempo parcial estos años. Ayer, el niño tenía conflictos con su familia y salió de casa para buscar un hotel él solo.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir