ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 165 Su matrimonio bien planificado

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7414

Actualizado: 2019-01-16 14:35


Lola se acercó a su Maserati, pero la puerta del Maybach se abrió de repente. Miró hacia atrás y, como esperaba, Jorge estaba allí. "¡Entra en el coche!" Estaba recostado contra el asiento perezosamente, rodeado por un ligero olor a cigarro. Tomó el asiento del pasajero y cerró la puerta. El Maybach retrocedió sin problemas y salió rápido del estacionamiento. El ambiente deprimente en el interior indicaba que Jorge se había puesto de mal humor. Jorge detuvo el auto en la puerta de un centro comercial. "Ve y tráeme unas corbatas y ropa. Compra más, mejor". ... Lola notó su mirada seria. Aunque estaba sin palabras, aun así, se bajó y entró en el centro comercial como lo pidió. ¿Su cuenta bancaria estaba restringida por su familia? ¿Parecía haberse quedado sin dinero? Confundida, Lola entró en una tienda de ropa masculina de lujo y escogió ocho corbatas de varios patrones y varias cajas de ropa interior. Dos camisas casuales blancas llamaron su atención. Como no podía decidir cuál encajaba mejor, tomó las dos. Después de agarrar otros tres cinturones de piel de cocodrilo, Lola se dirigió a las cajas. No pudo evitar sentirse incómoda con la idea de que otros pudieran pensar que iba a tener citas con un par de hombres. Con varias bolsas de compras en las manos, Lola se detuvo en una tienda en busca de productos de piel. Recordando que Jorge todavía estaba usando la billetera que ella le compró hacía años, entró y le compró una nueva. Aunque no pudo poner su foto en ella esta vez. De regreso al auto, Lola puso todas las bolsas en el maletero y se sentó nuevamente en el asiento del copiloto. "¡Esto es suficiente para un buen tiempo!"Jorge no respondió. En su lugar, se alejó. Lola oyó el sonido de las olas acercándose. Cuando se bajó del auto, se dio cuenta de que estaban en la playa. Caminaron por el mar en silencio. Las conchas aparecieron en la playa por las mareas que fluían. Bañada a la luz de la luna, Lola sostenía una concha limpia y opalescente en la mano. Después de un rato, Jorge la levantó de repente y la llevó de regreso al auto. Después de poner a Lola en el asiento trasero, se inclinó hacia ella y sacó un condón de la nada. El coche se mecía vi

e tratamiento. Las cejas de Andrew Lu se juntaron en sus pensamientos. Aunque Ramón era un hijo ilegítimo, en este momento era la única esperanza para él. ¡Sus otros dos hijos estúpidos fueron los culpables de esta situación! "¿Qué tipo de tratamiento necesita?" Preguntó Andrew Lu. Si su condición empeorara, él anunciaría su relación con la madre de Ramón en público, aunque ella ya hubiera fallecido. Una vez más, el médico suspiró. "El tratamiento de la depresión moderada no es fácil. Incluye el autoajuste del paciente, el apoyo de la medicina y el asesoramiento psicológico profesional. Puede que necesites convencerlo de esto. Sin el tratamiento adecuado, se desarrollará una depresión severa, tarde o temprano. ¡Y eso sería demasiado tarde!"Luego se fue con el expediente médico de Ramón. Las familias ricas tendían a ser complejas y miserables. ¡Ramón debió haber estado bajo tanta presión y preocupación, que le provocó la depresión a tan temprana edad! Andrew abrió la puerta y entró en una habitación desordenada con olor a alcohol. "Ramón, si aceptas recibir el tratamiento, daré a conocer mi relación con tu madre". Ramón lo miró demacrado. ¡Había decidido dejar esta familia para siempre! Distante, Ramón desafió a Andrew, su supuesto padre, con indiferencia. "¡Si quieres que acepte el tratamiento, saca a Don Lu de esta familia!" Él rechinó los dientes a su padre. Don Lu, el hijo de Andrew, había pedido a dos hombres que acosaran a Ramón...

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir