ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 208 No interferiré.

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8393

Actualizado: 2019-01-27 14:25


Rocío le recordó a Yolanda que deberían ir a tomar algunas fotos de la boda en estos días. En el Grupo SLEn la oficina del director general, que de tamaño tenía más de cien metros cuadrados, se colocaban cristales simétricos en ambos lados del sur y norte de la habitación, con un escritorio blanco, muy caro, en el centro. El suelo estaba cubierto con baldosas blancas. Había muchos libros sobre el tema de administración y varias obras maestras famosas en las estanterías de celosía en la entrada del lado este. En el lado oeste de la oficina, había un lujoso conjunto de sofás blancos y algunos otros muebles valiosos. Un hombre noble estaba sentado en su escritorio con un cigarrillo en la boca, mirando en silencio los titulares que aparecían en su teléfono. ¿Era por esto por lo que la mujer le había pedido que no le importara lo que fuera que viera hoy? Ahora todo el mundo sabía de su relación. Estaba tan ansiosa y feliz que ella incluso publicó su certificado de matrimonio en línea. ¿Por qué estaba tan inquieta? Luego, los datos en la computadora mostraron el mercado de valores del grupo SL en País A, que tuvo un aumento sustancial, todo debido a Lola. Sánchez llamó a la puerta de la oficina y entró. Mirando al suelo, le informó respetuosamente a Jorge. En realidad, se sentía bastante culpable mientras se lo reportaba. Había apoyado a Laura y a Lola sin el permiso del jefe. "Jefe, el precio de las acciones en País A han aumentado mucho. ¿Quiere que organice una reunión y celebremos?". Sánchez cerró la boca inmediatamente cuando Jorge lo miró. Sentado en la silla de su oficina con las piernas cruzadas, Jorge miró a Sánchez, que estaba frente a él, con una mirada fría, abrió la boca y comenzó a hablar: "No sé cuándo empezaste a apoyar a Lola en todo esto. ¿Qué tal si te transfiero al País A como su asistente?". Sánchez inmediatamente levantó la cara y puso una mirada lastimosa. "Jefe, no lo quise decir de esa manera, eso es totalmente incorrecto. ¡Yo solo soy leal a usted!". ¡Su lealtad claramente había sido atestiguada por el cielo y la tierra! Jorge comenzó a golpear casualmente el escritorio con sus dedos índice y medio. "No necesitas enfocarte solo en mí. Ya que eres bueno para tomar fotos, ve y compra una cámara. Es tu deber manejar el trabajo de promoción de la compañía de este mes". Dios mío, trabajo de promoción... Como el Grupo SL era enorme, ¡el trabajo de promoción también sería inimaginablemente difícil! Sánchez casi lloraba en desesperaci

r el futuro plan de desarrollo!". El hombre que hablaba por teléfono inmediatamente aceptó: "De acuerdo, le pediré a Sánchez que entonces te recoja en dos días". Él sonrió, pero ella no pudo ver. En los cuarteles generales del País A. Un grupo de mujeres soldados vestidas con uniformes militares blancos estaban dando pasos de ganso en el amplio campo de entrenamiento, armadas con pistolas. Angie, que también llevaba el mismo uniforme blanco, estaba hablando con el vicepresidente del País A para aprobar el desfile militar. Mientras hablaban, su asistente de soldado se apresuró a acercarse con su teléfono móvil y le susurró al oído para evitar que el vicepresidente escuchara: "General, es la llamada de la maestra de jardín de infancia". Mirando al vicepresidente que estaba delante de ella, Angie se preguntó por qué la maestra la llamaría a ella justo ahora. "Ve y llama a mi hijo mayor y deja que se encargue de ello. Si él no está disponible, ¡regresa conmigo de nuevo!". La asistente inmediatamente regresó a su salón temporal, encontró el teléfono de Yonata y le llamó. Yonata, quien también estaba involucrado en el entrenamiento, recibió la llamada telefónica. Después de escuchar que su pequeña sobrina tenía algunos problemas en el jardín de infantes, inmediatamente condujo con su vehículo militar hacia allí. En el Jardín Artístico de Infancia. Cuando Yonata llegó, el profesor de Estrella, un niño y los padres del niño lo esperaban en la oficina del director. Todos se sintieron repentinamente nerviosos, cuando vieron a través de las ventanas a Yonata salir de su auto en un uniforme militar formal y entrando al jardín de infantes.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir