ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 235 Oveja de alimento hacia las fauces de un tigre.

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8270

Actualizado: 2019-02-03 14:21


Cada noche que Lola regresaba a su finca, siempre revisaba la habitación de Estrella como costumbre. Cada vez que entraba en la habitación y veía el pequeño edredón todavía doblado, se daba cuenta de que su hija no estaba en casa. Esto le dio tanto sufrimiento. Jorge agregó su número telefónico móvil a la lista negra, por lo que era bastante difícil para ella hablar con su hija. Esto enfureció a Lola. Al mediodía, llamó a Jorge a través del teléfono fijo de la compañía. Esta vez, el teléfono se conectó rápidamente y llegó una voz profunda y decisiva de Jorge. "¡Dime!". "¿Decir qué? ¿Qué quieres que yo te diga?". Se preguntó Lola. Lola torció el labio de una manera descontenta. "Jefe Si, ¿dónde está mi hija?". Estaba de mal humor por no haber visto a su hija durante varios días. Esto era como una tortura para ella. Su estado de ánimo general últimamente había sido diferente y había afectado sus emociones. "Mi hija está tomando una siesta en la estancia. No tienes que preocuparte por ella. ¿Qué pasa, señorita Li?". Jorge se quedó mirando la puerta de la estancia y sonrió mientras pensaba en la encantadora niña que estaba dentro. Para compensar los días de su ausencia, ahora la llevaba consigo a todas partes y todos los días. Estos habían sido los mejores días de su vida. Incluso cuando su abuelo y sus padres querían ver a Estrella, tenían que ir a la mansión de Jorge para hacer una visita. No había forma de que él dejara que Estrella fuera a la casa de ellos. Lola reflexionó respecto a las palabras de Jorge. Él dijo "mi hija". Sin embargo, él acaba de llamarla "señorita Li". ¿Ya no quería estar conectado con ella? "¡Por supuesto, quiero ver a mi hija!""Puedes conocer a mi hija en el País C". Ambos estaban enfatizando "mi hija" como si quisieran la propiedad exclusiva de Estrella. ¿En el país C? Lola frunció el ceño. ¿Por qué tenía la sensación de que ella era como una oveja de alimento hacia las fauces de tigre? Su hija ya estaba allí en las fauces del tigre. ¿Iría también ella allí por sí misma? Pero ¿cómo podría uno conseguir cachorros de tigre sin entrar en la guarida del tigre? Ella quería a ese cachorro de tigre, su Estrella. Colgó el teléfono, conectó la línea interna para llamar al subdirector y al gerente general. Luego, comenzó a encomendarles el trabajo para los siguientes dos días. Finalmente, ella dejó todo asentado antes de que en la noche terminara el horario de trabajo. Lola se fue a País C lo

de estar juntos, ella ya había desarrollado una conexión íntima con su padre. ¿Qué hizo Jorge por ella? "Papi no vendrá. Sólo tú y mami irán a casa". Lola simplemente se negó a dejar que Jorge fuera con ellas. Pero los labios de Estrella se curvaron y sus ojos se pusieron rojos. Ella se quejó, "Mami, quiero estar con papi y mami. Quiero tener una familia completa". Estrella nunca quiso separarse de ninguno de ellos. Lola no sabía qué decir mientras miraba la pequeña cara triste de su hija. Por supuesto, a ella también les gustaría que los tres se quedaran juntos. ¡Pero, parecía que ese hombre no la perdonaría en absoluto! La señora Du les llevó a ellas un plato de frutas frescas mixtas. "Lola, Estrella, tomen algunas frutas". "¡Gracias señora Du!". Lola tomó el plato de la señora Du, le dio las gracias y le dio de comer a Estrella con un pedazo de mango. La señora Du las miró alegremente. ¡Estaba muy agradecida de saber que Estrella era la hija de Jorge y Lola! Aunque Jorge no lo mencionó, ella podía distinguir que Estrella se parecía más a Lola. ¡Y por un lado, se parecía a Jorge! Cuando ya eran las ocho de la noche, Lola bañó a su hija y le cantó para dormir. Según la señora Du, Estrella se acostaba con Jorge todos los días. Él era tan amable con Estrella, ya que incluso la mantenía a su lado cuando estaba durmiendo. Lola se sintió un poco celosa. Pero ¿dónde debería dormir ella? La señora Du ya había regresado a su habitación. Había varios dormitorios al lado de este, pero no había camas dentro de ninguno de ellos. ¿Esto significaba que...? Oh no. Ella no podía soportar dormir con ese hombre.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir