ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 298 Los lazos entre nosotros serán cortados para siempre

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7597

Actualizado: 2019-02-18 14:44


Lola, yo sé que la odiabas. Pero no tenías que hacer esto. ¿Por qué mataste a mi madre?. Él miró al amor de su vida. Su corazón estaba roto en pedazos. Yonata inmediatamente se acercó y se paró frente a Lola, "¡Jorge, no te confundas con lo que ves! ¡Es imposible que mi hermana fuera capaz de hacer esto!". Pero también vio que Rocío había identificado a Lola y la señaló. Él también escuchó que Rocío siempre había odiado a Lola. Estaba tan confundido y no sabía en qué creer. Jorge movió sus ojos llorosos desde Yonata hacia el suelo y levantó el arma. Se acercó a Lola y gritó como si nunca hubiera gritado: "Lola, díselo. ¿No es esta arma un regalo que te envié?". A pesar del dolor en su muñeca, Lola asintió inexpresivamente con la cabeza. Todas las personas estaban pasmadas. Increíble. Entonces Lola inmediatamente negó con la cabeza. Miró al hombre desanimado con lágrimas y quiso explicarle todo. Pero el trauma la había paralizado y ninguna palabra salió de su boca. Kevin también miró a Lola con gran decepción. Él tuvo que haber confiado en su esposa. No era de extrañar por qué su esposa odiaba tanto a esta mujer. ¡Lola Li era una mujer maliciosa! "Lola, sé que ella no te agradaba. ¡Pero respecto a este asunto, haremos lo correcto!". La mente de Lola estaba todavía en blanco. "Jorge, yo no lo hice, yo no.…". Miró a Jorge a su lado y comenzó a defenderse a sí misma. Jorge cerró los ojos con gran agonía. Cuando finalmente abrió los ojos, había una frialdad aterradora en ellos. Se quitó las manos de Lola violentamente, y de repente levantó el arma. Apuntó el arma hacia Lola antes de que alguien pudiera reaccionar. "¡Bang!". Otro disparo de pistola. Antes de que Yonata pudiera reaccionar, Jorge ya le había disparado al hombro de Lola. Angie gritaba y levantó a su hija que colapsaba con la ayuda de Yonata. Entonces, Jorge fríamente tiró el arma al suelo. "Lola, de ahora en adelante, los lazos entre nosotros serán cortados para siempre. No voy a vengar sobre ti la muerte de mi madre, pero nunca volverás a ver a Estrella. ¡Nunca!". Dejaba que ella probara la amargura de una madre siendo apartada de su hijo para siempre. Después de que terminó de decir eso, Jorge caminó hacia la puerta. A pesar del gran dolor en su ho

y la empujó a un lado. Angie intentó controlar a Lola. "¡Mamá! ¡Déjame! Yo solo quiero ver a Jorge". ¡Quería explicarle a Jorge que ella no había matado a Rocío! Ella estaba demasiado emocional y fuera de control. Todos fallaron en calmarla y, considerando que tenía una herida en el hombro, no querían usar la fuerza. Tenían miedo de poder lastimarla más. Por fin, Yonata no tuvo más remedio que llevarla a la mansión Leroy. Él no podía dejarla así. En la mansión. El ayudante había arreglado todo para volver a su lugar original. Jorge le estaba contando historias a Estrella cuando sonó su celular. Era del guardia de la puerta, "Sr. Si... La señorita Li está en la puerta. Ella quiere verlo". Mirando a Lola que estaba sufriendo delante de él, Tom le informó a su jefe. Esto no era fácil para él. Jorge respondió con una voz fría: "¡Dile que estoy ocupado!". Luego terminó la llamada y continuó contándole historias a su hija. Cuando el teléfono volvió a sonar, Estrella ya se había quedado dormida. Llevó el celular a la sala de estudio y lo tomó enojado, "¡Lárgate de aquí!". "¡Jorge, soy yo!". Podía oírla llorar al otro lado de la línea. Jorge apretó su agarre en el teléfono y lo colgó sin dudarlo. Luego lo apagó directamente. Tomó la caja de cigarros de la mesa y encendió un cigarro. Lola marcó el número una y otra vez, reacia a renunciar. Pero lo que ella recibió fue solo el mensaje de voz. "¡Lo sentimos mucho! Pero el número que marcó no está disponible en este momento".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir