ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 332 Cargada en hombros

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 6980

Actualizado: 2019-02-27 14:21


La habitación de al lado era la misma. Y así eran todas las habitaciones en el segundo piso. Parecía que Jorge no la dejaría ir tan fácilmente esta noche. ¿Qué debería hacer ella? ¿Si escapaba? Desde que se fue de la mansión de Li, ya no había necesidad de preocuparse por sus amenazas. Bajó por las escaleras en silencio, buscó su bolso y estaba lista para dejar este lugar. Sin embargo, no pudo abrir la puerta de la mansión. ¿Qué sucedía? Lola intentó abrirla, pero fue en vano. Luego se acercó a la ventana y, para su sorpresa, la abrió con muy poco esfuerzo. Después de abrirla, buscó una silla y se subió a ella. Pero cuando miró hacia abajo, vio un montón de flores con espinas. Sería un desastre si saltaba y caía sobre ellas. Tuvo que renunciar a esa idea y luego, vio otra ventana y también la abrió. Miró afuera y vio que solo había hierba. Así, sacó primero un pie para poder salir. "¿Qué estás haciendo?". Ella, escuchó la voz del hombre que se acercaba. Estaba tan asustada que casi se cae. Perdió el equilibrio porque estaba con un pie fuera de la ventana. Tuvo que agarrarse del marco de la ventana con fuerza y esperó a que la salvaran. Jorge se acercó a ella tan rápido como pudo y la bajó. Sabía que planearía huir y por esta razón, se aseguró de que la puerta estuviera cerrada con llave. Pero, inesperadamente, decidió escaparse por la ventana. ¿Cuánto lo odiaba realmente? Ella se sintió mareada. Cuando abrió los ojos, descubrió que la llevaban en hombros. "¡Bájame, me siento muy mal!". Ella le imploró con la poca fuerza que le quedaba. Era muy desagradable que la llevara en hombros. Jorge ignoró cada una de sus palabras y luego, la tendió en la cama. Luego, presionó su cuerpo contra ella y le preguntó: "Quieres huir, ¿no es cierto?". Lola pestañeó por un rato y luego volvió a la normalidad. Puso sus manos contra su pecho y dijo: "¡Levántate, aléjate de mí, por favor!". Jorge sintió sus cálidas manos contra su pecho y se calmó. Se incorporó y se puso de pie frente a ella. "Ve y toma un baño. Honestamente, no sé qué

a y dijo: "Piensa más en eso". Realmente, pensó que podía volver a casarse con ella. Dio un mordisco a la tostada y luego, la colocó en el plato frente a ella. "Nadie puede cambiar mi decisión". Él, ciertamente, no podía decidir sobre su destino. "Lo intentaré". Jorge, luego, dejó la tostada y se limpió la boca. Entró en la habitación de huéspedes y llamó a Sánchez con su teléfono móvil. "Lleva el avión a Crescent Spring... Ahora, sí". Luego, cortó la llamada y volvió a la mesa. Lola no le preguntó nada aunque era muy curiosa. Mientras desayunaban tranquilamente, Jorge preguntó: "¿Te gustaría ir a la ciudad D y volver a casarte?". Habría sido mejor, si ella hubiera accedido a ir. ... Ella preguntó inocentemente: "¿Con quién volverás a casarte?". Jorge la miró y le dijo: "Solo puedo obtener el certificado de matrimonio con Lola". ¡Solo con Lola! No supo qué decir luego de esto. "Jorge, no puedes hacerlo. No puedo y no me volveré a casar". Lola lo miró con mucha severidad en sus ojos. Después de que Jorge colocó los platos dentro del lavavajillas, se acercó y se sentó a su lado. "Quiero volver a casarme contigo". Pensó que podía hacerlo si realmente lo quería. Lola se puso de pie nerviosa y, mientras lo miraba a los ojos, dijo: "¿Por qué debería escucharte? ¿Por qué tengo que volver a casarme contigo? ¡Eso no sucederá! ¡No volveré a casarme!".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir