ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 340 Tú eres mía

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 9917

Actualizado: 2019-03-01 14:21


Él... él no se había ido. De alguna manera esto tranquilizó a Lola, se sintió un poco aliviada. Después de que Yonatan y Wendy saludaron cálidamente a todos, Vern Mu le sonrió a Lola y le dijo: "Señorita, debió haber estado esperando mucho, espero no le haya molestado mi impuntualidad, había demasiado tráfico. Lamentablemente estuve atrapado en la hora pico."Lola se puso de pie, tomando en brazos a Colin. Ella lo negó haciendo un ademán con la cabeza y una dulce sonrisa iluminó su rostro, "No hace mucho que llegué, no se preocupe, por favor, póngase cómodo."Vern Mu fue guiado al asiento principal. Al ver a Colin en los brazos de Lola, él llenó una caja roja de regalo para el niño. Jorge pasó al lado de Vern Mu y se detuvo junto a Lola, puso su cajetilla de cigarros y encendedor en la mesa y enseguida se sentó a su lado. Inmediatamente, Lola notó Jorge el aroma a cigarro, y pensó; "¿Jorge solo salió a fumar sin decirme nada? Jorge miró a Colin, y de forma inesperada cargó al bebé y lo sujeto firmemente entre sus brazos. Pero lo que Jorge agregó enseguida, fue lo que descartó completamente las sospechas de Lola que tenía sobre él. "¿Sabes sería lo mejor del universo? … que pudieras tener conmigo otro hermoso bebé, ¿no te gustaría también?" Mientras miraba a Colin, él no paraba de imaginar lo hermosa que debió haber sido Estrella cuando era bebé. Él nunca conoció a Estrella cuando era pequeña... En cuanto Yonata escuchó todo lo dicho por Jorge, se molestó. "Jefe Si, cuando Lola dio a luz a Estrella, su parto se complicó, su vida corría peligro, ni siquiera sabíamos si ella sobreviviría al embarazo. En verdad estarías pidiendo demasiado al querer tener otro bebé ". En lugar de incomodarse con lo anterior, Jorge miró a Lola y le dijo con afecto: "Podría casarme contigo de nuevo, mañana mismo si así lo quisieras." Claramente manifestó su más profundo deseo, moría de ganas por decirlo desde hace mucho. Ahora la decisión final, se encontraba en las manos de Lola y no en las de él. ... Lola tomó a Colin de los brazos de Jorge, mientras una sonrisa de superioridad se dibujó en su rostro, "No acepto, en verdad no quiero. ¿Aún recuerdas que yo no quiero estar más contigo?"Yonata los vio comenzar a discutir, sintió un repentino dolor de cabeza así que prefirió quedarse fuera de esa batalla, como un simple observador. Él ya sabía en dónde terminará todo esto. Para entonces Jorge solo jugueteaba con la tierna y pequeña mano de Colin, parecía estar disfrutando su momento con el bebé. Al mismo tiempo, como si nadie estuviera ahí, dijo con firmeza y determinación; "Tú eres mía". No importaba la manera, él siempre tenía todo lo que quería, podía conseguir todo lo que deseaba, siempre. ... . La mesa estaba puesta y pronto el camarero se dedicó a atenderlos, comenzó a servir los deliciosos platillos del menú. Jorge le pidió al camarero que abriera dos botellas del vino más caro y lujoso que tuviera, seguidame

llevara a Yonata a casa. Pensó que tal vez Jorge era el que había pagado la cuenta. Después de que casi todos se habían retirado, Jorge le dijo a Yonata: "Creo que bebí demasiado, necesito que Lola me lleve a casa. Además, si ya es muy tarde para ella, puede pasar la noche en mi casa ". ... . Lola fijó mirada en el creído de Jorge y se preguntó: "¿Cómo puede ser tan arrogante?"Yonata miró a Lola y le dijo: "Tú decides si lo llevas o no". Era una verdadera molestia tratar con esa pareja; podían mostrarse cariñosos en un momento y al minuto siguiente podían empezar una guerra mundial. Yonatan no quería involucrarse más con esta situación. Jorge también miró fijamente a Lola, con unos ojos llenos de amenaza que la advertían de algo. "Yonata, no te preocupes, vete a casa primero". Ella volverá más tarde. Lola se convenció a sí misma. Wendy cargó a Colin en sus brazos mientras Yonata metía la carriola en la cajuela del auto. "De acuerdo Lola, entonces nos iremos a casa, lo mejor será que conduzcas lento, vete con cuidado". Yonata se acercó a tomar al bebé y lo subió al auto y enseguida ayudó a Wendy también. "¡Adiós!"El coche militar desapareció entre la noche. Lola extendió su mano derecha hacia Jorge y enseguida le dio las llaves del auto. Subieron al auto juntos. Lola se subió en el asiento del conductor y encendió el motor, Jorge se acomodó en el asiento de al lado y cerró los ojos. Había bebido demasiado. Desde hace tiempo, tenía sentimientos encontrados. Primero estaba de mal humor, y bebió de nuevo para poder sentirse mejor. Bueno, de hecho, él había bebido demasiado esta noche, no se sentía muy bien. Durante todo el viaje, Lola permaneció en silencio, creando en su mente diferentes escenarios e ideas sobre cómo hacerle una broma. Crescent Spring. Cuando Jorge bajó del auto, no pudo mantenerse en pie, se tambaleaba, no podía caminar bien. Le hizo un gesto a Lola, quien enseguida caminó hacia él y tomó su mano.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir