ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 349 Jorge Si es mi hombre

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7099

Actualizado: 2019-03-03 14:31


Como la prima de Yolanda, el atrevido intento de Michelle Wu de seducir a Jorge, había irritado mucho a Lola. Decidió defenderse y la pateó. Estaba cansada de que la gente la acosara. Mientras las personas se encontraban en el salón de banquetes, Lola regresó con Michelle Wu que trataba de soltarse de su brazo y se colocó en el centro del lugar. Todos, rápidamente, se dieron vuelta para ver qué pasaba. La agarró y la arrastró a Michelle sobre el escenario donde Jorge, había dado su pequeño discurso. Ella tropezó y cayó con fuerza. El pasillo quedó en silencio ante esta escena tan incómoda. Lola encendió el micrófono y dijo de manera audaz: "Estimados colegas e invitados. Hoy es la celebración del aniversario del Grupo SL. En este día tan especial, les contaré un chiste para animarlos". Su voz fría y sarcástica acalló la suave música de fondo. Carlos Wu se dirigió hacia el escenario. Cuando vio a su hija allí, supo que algo malo había sucedido. Inmediatamente, envió a sus guardias para bajarla del escenario. Lola miró hacia el pasillo y continuó en un tono dominante. "Todo el mundo sabe que Jorge Si es mi hombre. No importa lo que haya pasado entre nosotros, ¡siempre será mío! Eso es lo que deben saber". Cuando terminó de hablar, se produjo un alboroto entre los invitados. El mundo sabía que Jorge le había hecho una propuesta de manera espectacular. Pero se rumoreaba que Lola había asesinado a su madre a tiros. Su aparición de hoy, de la mano junto a él, terminó con esos chismes. Entonces, o bien, ella era suya o él, era de ella. ¡Eran una pareja! Pero ¿Por qué lo expresó en público? No podían entenderlo. Lola notó la confusión entre los invitados. Sonrió y continuó: "¡Pero esta mujer malvada, Michelle Wu y su prima, Yolanda Mo, la famosa Reina Internacional, son destructoras de hogares!". Ahora, se escuchaban murmullos y chismes debajo del escenario. Los guardias de Carlos Wu se apresuraron a subir al escenario para intentar detenerla. Jorge se quedó quieto, con una mano sobre la mesa para apoyarse. Intercambió miradas con Hans Zhao. Así, Hans Zhao les indicó a sus guardi

lla dolorida. Su padre jamás la había golpeado. Nunca. Lo que fuera que hubiera hecho mal, nunca reaccionó de esa manera, con un golpe. Era tan cariñoso y tierno. "¡Deja de mirarme así! ¡Has estropeado todo lo que hice por ti!". Carlos Wu se acomodó con impaciencia las gafas y miró a su hija. Sus ojos saltones estaban llenos de mucha ira en este momento. "Padre, ya bebió el vino. ¡Si no fuera por Lola Li, lo hubiéramos logrado!", dijo y comenzó a llorar. Apretaba los dientes de rabia. El odio emanaba de sus ojos. Deseaba deshacerse de Lola Li y tirarla a la calle. "¡Suficiente! ¡No más excusas! Regresa al hotel. Sal de mi vista en este momento". Él se fue, dejándola atrás. En el camino de regreso, hizo una gran cantidad de llamadas telefónicas para tranquilizar a sus colaboradores. No quería perder su confianza por este escándalo. En los automóviles Súper SSC en el estacionamientoJorge presionó con fuerza a Lola, contra el asiento trasero del automóvil y ella no podía moverse. "¡Aléjate de mí!". Ella siseó con disgusto. Estaba muy oscuro dentro del automóvil. Ella solo escuchaba su respiración densa y fuerte. No podía ver nada más, que la silueta de su figura. Jorge cerró los ojos: "Lola, querida, me drogaron. ¡Eres la única que puede salvarme ahora! ¡No quise hacer eso!". "Ahora lo recuerdo. Haré que la familia Wu, pague cien veces esto. ¡Me vengaré!". Pensó, muy enojado.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir