ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 372 Gracias por cuidar del Señor Si

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 9602

Actualizado: 2019-03-08 14:30


¿Qué había del futuro? ¿Ella sería únicamente un obstáculo más en la autoridad de Jorge? Pero las expectativas que el dulce rostro de Estrella tenía, le complicaron aún más tomar una decisión de tal magnitud.

Restaurante JDLH.

Jorge tenía una reservación para cenar ahí esta noche, y después de la cena, le esperaba una fiesta de vino con Samuel.

Cuando llegó al restaurante, ya eran las ocho de la noche, entró justo cuando los otros accionistas bebían como si no hubiera un mañana. Tenía la intención de tomar el tiempo de su llegada de esta manera.

Con solo entrar a la habitación, calmó el bullicio del lugar con su presencia y carisma. "Jefe Si, adelante por favor."

Ellos cortésmente le dieron la bienvenida a Jorge, y lo guiaron al asiento principal. Debido a su retraso, Jorge se ofreció a beber tres copas de vino como castigo.

Cuando las negociaciones y platicas terminaron, se dirigió enseguida al bar para alcanzar a Samuel.

Para cuando llegó, Jorge había comenzado a sentirse en los aires, tal vez había bebido demasiado con los accionistas. Intentó calmarse un poco mientras Sánchez abría le puerta.

Dentro de la habitación, Leandro y Samuel cantaban algunas canciones de amor, mientras que Chuck y Luna bebían vino y disfrutaban del espectáculo.

Cuando vieron a Jorge, todos a excepción de Chuck, comenzaron a pedirle que bebiera unas copas más por haber llegado tarde.

Leandro dejó el micrófono, abrió una botella de Brandy, llenó una copa y se la ofreció a Jorge.

Jorge bebió la primera copa y sin perder el tiempo bebió la segunda, cuando llegó a la tercera copa, Sánchez tuvo que intervenir por su bien. "Ya había bebido mucho y la tercera copa podría ser demasiado para él."

Samuel miró fijamente a Jorge, podía notar que ya había bebido lo suficiente. Entonces él dijo: "Muy bien, muy bien, creo que es suficiente. Vamos a darle un respiro y omitiremos la tercera copa." Enseguida todos se sentaron en un lugar más cómodo. Jorge se sintió mareado, así que se recargó en el sofá más cercano.

"Jorge, ¿cómo van las cosas en la compañía?" Leandro le preguntó con curiosidad pero con voz seria. Jorge cerró los ojos queriendo evitar la pregunta. Él no quería preocuparse por esos asuntos en este momento, sin embargo no quería que nadie notara que algo iba mal.

"Estoy a nada de conseguir el apoyo de los accionistas. El siguiente paso es llegar a un acuerdo con estas empresas oportunistas." Él no dejaría ir a las compañías tan fácilmente, sin antes darles una buena lección.

Mientras pensaba en ello, un escalofriante odio recorrió el cuerpo entero de Jorge.

De pronto, un silencio inundó la habitación. Entonces Jorge recordó algo muy importante, echó un vistazo y encontró a Chuck, callado como pocas veces.

"¿Aún no te das por vencido?, dime... ¿cómo estás?". Preguntó. Samuel y Leandro se miraron un poco c

enferma?" Le preguntó con tono ingenuo mientras la tomaba de la cintura y la giraba frente a él.

Al quedar de cara a cara, la boca quedó más cerca, lo que empeoró el aroma. Lola se tapó la nariz y miró con desagrado a Jorge que seguía sonriendo sin afligirse en lo más mínimo. ¡Oh, estaba tan borracho!

"¿Podrías al menos tomar un baño?"

"Por supuesto, pero solo si vienes conmigo, necesito tu ayuda." Seguidamente, acercó su cara a la de Lola. Lola no soportaba el aroma así que lo apartó de inmediato y lo arrastró al baño.

Abrió la puerta, se paró justo detrás de él y luego lo metió al baño de una patada, La puerta del baño se cerró tras el portazo que la patada provocó.

Jorge se sobó la cintura, donde Lola descaradamente lo había pateado, sin embargo, esto en lugar de molestarle, lo puso feliz, ya que se dio cuenta que el temperamento tan impulsivo de Lola no había cambiado en lo absoluto.

Con una idea en mente, comenzó a bañarse.

Apartamento JZ.

Cuando Leandro ayudó a Chuck a llegar a la puerta de su apartamento, se sorprendió al ver a una mujer esperando allí.

Daisy escuchó el ruido que hicieron y levantó la mirada. Ella notaba la confusión de Leandro.

"¿Conoces a Chuck?" Dijo mientras señalaba al hombre que llevaba en hombros.

Daisy frunció el ceño al notar el olor a alcohol, pero aun así respondió: "Sí, soy amiga de él". ¿Cuánto habrá bebido para estar así? Daisy se preguntó. Chuck estaba casi inconsiente.

¿Una amiga? Leandro examinó detenidamente a Daisy, no podía ocultar su sorpresa. ¿En verdad Chuck tenía una amiga? ¡Esto era inaudito! ¿Qué tipo de amiga era?

¿Qué Chuck no le tenía miedo sus gérmenes? Ella no podía tocarlo, ¿verdad? Él tenía una grave enfermedad psicológica, por eso no tenía novia. ¿Acaso Chuck había estado escondiendo a su novia de ellos? Leandro especulaba todas las respuestas de todas sus preguntas con tal desconcierto.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir