ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 392 ¿Lo crees

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7279

Actualizado: 2019-03-12 00:21


El magnífico hotel ahora estaba justo frente a ellos. Lola se quejó un poco y dijo: "Bueno, ahora estamos en el hotel. Bájame entonces." Se enderezó y se preparó para bajarse de la espalda de Jorge.

Pero Jorge simplemente la movió aún más hacia arriba y respondió: "No, quédate sobre mi espalda. Te llevaré a la habitación de esta manera".

"¡No! Es un poco embarazoso". Se sonrojó mientras sostenía el cuello de Jorge con un brazo.

Jorge replicó con calma: "Tú eres mi esposa. Eso no es vergonzoso en absoluto. De hecho, me parece muy dulce".

¿Su esposa? "No he aceptado todavía casarme contigo. No te aproveches de mí." Jorge podía tener el certificado de matrimonio, pero ese no era el final de la historia. Se acomodó en la espalda de Jorge y le pellizcó la oreja con suavidad.

El mozo abrió la puerta cortésmente. En medio del asombro de la multitud, Jorge llevó a Lola al hotel. "De acuerdo o no, ya registré el matrimonio para nosotros. A través de una boda, le diré a todo el mundo que tú, Lola, eres mi única esposa." Jorge respondió con franqueza, ignorando los chismes a su alrededor.

Sus dulces palabras hicieron que Lola sonriera alegremente.

Pero cuando entraron en la habitación, Lola fingió amenazar a Jorge: "Si me tratas mal, desapareceré con nuestros dos hijos. Entonces nunca nos encontraras".

No habían encendido las luces de la habitación. Pero con la luz de las farolas, no estaba completamente oscuro. Se podían ver la cara del otro. Su amenaza le recordó a Jorge que Lola había desaparecido de él durante cuatro años. Su rostro se puso pálido.

Sostuvo a Lola más fuerte en sus brazos y la besó. "No, no te dejaría irte de nuevo. Durante los cuatro años que estuviste lejos de mí, te extrañé mucho." Dijo dulcemente.

Eso era cierto. Durante esos cuatro años, tuvo que mirar sus fotos o nunca podría haber pasado las largas y solitarias noches. Incluso en el momento en que la había confundido con la persona que mató a su madre, no pudo evitar pensar en ella.

El ambiente en la habitación cambió ligeramente. Lola se acordó de Yolanda. No quería mencionar a Yolanda en este dulce momento. Pero esta era una buena oportunidad par

n sus brazos mientras asentía constantemente. "Lo sé, lo sé. No llores cariño. Solo necesito más tiempo para descubrir quién es ese hombre. También creo en lo que dijiste sobre Yolanda. Te dije que no la castigué porque quiero que lo hagas". Él besó su suave frente.

Después de un largo rato, ella lo miró seriamente. "¿Puedo confiar en ti otra vez?"

Jorge asintió y la tranquilizó. "Lola, debes creer en mí".

Más tarde esa noche, la Torre Eiffel todavía arrojaba una luz amarilla suave. Todas sus palabras fueron reemplazadas por besos. Lola desabotonó lentamente la camisa de Jorge ...

A la mañana siguiente, se dirigieron a Maldivas.

Maldivas estaba compuesta por más de 1000 islas. Había un hotel de vacaciones en cada isla. Estaba casi aislado. Contaba con hoteles de clase mundial, instalaciones de entretenimiento y servicios de primera categoría.

Al mirar la vista desde el avión, Maldivas era como un collar de esmeralda, incrustado en un fondo de terciopelo azul, tranquilo y sereno.

Los recepcionistas llegaron en el momento en que bajaron del avión. La villa del hotel estaba equipada con dos excelentes mayordomos.

Jorge llevó a Lola al yate y se dirigieron hacia el mar. Después del viaje, los camareros les entregaron leche de coco y una sola toalla con olor a coco.

Disfrutaron de la vista y caminaron por varios minutos antes de llegar al hotel

Paradise Island. Wow. Este era un hotel de seis estrellas...

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir