ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 393 ¡He dicho que no hay fotos!

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7786

Actualizado: 2019-03-12 00:31


Sánchez reservó para ellos una villa junto al agua con pensión completa. Tenía una estructura formada por dos niveles. La villa estaba rodeada por la mejor zona para bucear.

El director del hotel salió a su encuentro. Tenían dos mayordomos privados para esta villa que se encargaban de cuidar de todo.

El interior de la villa no era demasiado grande, pero estaba bastante limpia, brillante y tenía un aspecto lujoso. Su distribución era muy acogedora. En el centro, había una cama blanca colocada con mucho gusto. La ropa de cama era blanca y azul, al igual que un lujoso sofá a su derecha.

En la pared frente a la cama, la puerta había sido sustituida por una cortina blanca del tamaño de una pared. También servía como acceso hacia una piscina pequeña privada de aspecto exquisito en la terraza.

Estando de pie junto a la cama, se podía ver el cielo bellamente reflejado en la piscina azul. Formaban una imagen hermosa y sofisticada. Al lado de la piscina, había dos tumbonas y una sombrilla de playa.

A la izquierda, una cortina que ondeaba también sustituía a la puerta. A través de ella, se extendía un largo puente de madera de diez metros que unía la villacon una pérgola con el tejado de paja.

La vista aquí era abierta y clara, por lo que era un lugar ideal para observar la inmensidad del océano.

"¡Maravilloso!" Lola suspiró con admiración. Se quedaron en la pérgola y se regocijaron con la majestuosa vista mientras la brisa marina fría tocaba sus rostros.

No había estado nunca en las Maldivas antes. Le sorprendía que su hermoso paisaje fuera aún más magnífico en persona. Tal vez era su presencia la que mejoraba esa sensación...

Jorge pasó sus brazos alrededor de su cintura desde atrás y tocó su vientre. Él tocó su barriga de embarazada.

"Nuestro niño está creciendo. Estoy muy orgulloso". Le susurró dulcemente al oído. Le daba mucha pena haberse perdido la infancia de Estrella. Realmente se arrepintía de eso.

Lola también tocó su barriga. "¿De Verdad? No noto nada".

Él la giró para estar de cara, la miró dulcemente. "Es mi hijo, lo puedo notar". Sintió una conexión innegable con él.

Ella le sonrió. "¡Bueno, tu hijo debe salir de mi barriga!"

Sí, sus hijos salían de su cuerpo. Qué pensamiento más hermoso.

Él sonrió y miró el reloj en su muñeca. "Deberíamos ir ya a

iamente celoso!

Tiró un poco de la toalla. "¡Pero estoy dentro de la toalla! ¡Nadie puede ver a través de mí!

Jorge se sintió aliviado al ver su sonrisa. "Sí, pero, ¿qué pasa con tus piernas? ¡No deberíamos haber venido aquí, a sacar fotos en esta maldita playa! ¡Hay demasiados chicos por aquí!" Él apretó los dientes. Su cuerpo era solo para él. Nadie más podía mirarlo.

Lola retrocedió lentamente. "¿Eres tan viejo y tradicional? Eres demasiado conservador. ¿No estás llevando pantalones cortos de playa tú mismo? Mira allí, esas chicas atractivas te guiñan un ojo. ¿Alguna vez he dicho algo desagradable sobre eso?" Dijo, señalando a las atractivas rubias que no estaban muy lejos.

Jorge no levantó la mirada. Sus ojos se quedaron fijos en ella. La acercó a su pecho y la besó. "¿Estás celosa?". Preguntó con voz orgullosa.

Ella le dio una palmada en el pecho y lo miró fijamente. "Bueno, no lo puedo negar".

Él sonrió con satisfacción. Luego él agarró su mano y caminó de vuelta a la zona donde harían la sesión de fotos.

Cuando regresaron al lugar de la sesión de fotos, el cámara tomó algunos primeros planos de Lola. Llevaba un elegante sombrero para el sol y se metió en el mar, se detuvo y le devolvió la sonrisa.

Jorge se quedó en la playa. Estaba vigilando a esos hombres, y peleaba con ellos con sus penetrantes miradas cuando sus ojos se posaban en Lola.

Al cabo de un rato, Lola volvió con él. La asistente puso un velo blanco de novia largo sobre su cabeza, y ella sostuvo un ramo de flores rojas en sus manos.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir