ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 396 Las carcajadas de Lola

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8902

Actualizado: 2019-03-12 23:46


Le tomó un tiempo antes de volver a entrar en razón. Ella negó con la cabeza y respondió con una voz, obviamente, molesta: "Pensé que ya... te habías ido. Me puse muy triste''. Hizo una pausa antes de decir lo que realmente pensaba.

Jorge sintió mucho remordimiento en su corazón cuando escuchó esto. Estaba impactado. Sí. Lo estaba.

También se sorprendió. Ahora, se daba cuenta de lo importante que era para ella.

De inmediato, trató de tranquilizarla: "No permitiré que esto suceda, Lola. ¡Nunca más te volveré a dejar!''. Le daba mucha seguridad. Nunca más tendría que preocuparse, nunca lo perdería de nuevo.

Se acercó más a él y cayó en sus brazos. "¿Es verdad eso? ¿Estás seguro de que no estoy soñando ahora? Por favor, prométeme eso, Jorge''.

Ahora, no era como de costumbre, la alegre y jovial Lola, cuyos ojos siempre estaban llenos de orgullo y alegría. Era como un pequeño conejito herido, que buscaba un lugar más seguro para estar.

Jorge acarició su largo cabello con mucho cariño. Luego besó sus suaves labios rojos. Quería demostrarle, que todo lo que decía era real. Estaba aquí para estar con ella. Siempre. Para siempre.

Lola le devolvió el beso apasionadamente. Olió su habitual y atractiva fragancia. Sí, era él. ¡Estaba segura de que no era un sueño!

Una pequeña lágrima rodó por su mejilla. No pudo resistirlo.

Jorge sintió que sus mejillas estaban un poco húmedas. Abrió los ojos y besó con ternura esas lágrimas que había en su rostro. Le dijo: "No llores, Lola. Soy tuyo por el resto de tu vida''.

Desde entonces, sus lágrimas, se convirtieron en las perlas más preciosas del mundo para él. Incluso si hubiera alguien que quisiera cambiar todo, no dejaría que Lola volviera a derramar lágrimas.

"Jorge, me quedaré contigo siempre, dondequiera que vayas de ahora en adelante''. Le dijo Lola con voz decidida. Luego, se apoyó en sus hombros como una niña. Lo abrazó con fuerza entre sus brazos. Ahora, se sentía segura.

Jorge asintió y la miró con afecto. "Sí. Yo también estaba pensando en eso''.

Afuera, el paisaje era muy hermoso. Jorge guió a Lola a la majestuosa piscina.

El brillo de la mañana en el cielo, se convertía en diferentes colores. Ahora, todo resplandecía y era brillante.

La piscina estaba conectada al mar y así, el agua era de un color muy azul. Jorge se inclinó a un lado y tomó a Lola en sus brazos. Ahora, ella jugaba con el agua felizmente en su bikini amarillo.

Estaban tan cerca el uno del otro, que Lola podía sentir su aliento sobre sus hombros. Era como si le hiciera cosquillas. Lola se rió.

Jorge acarició su cabello mojado con la palma de la mano y miró su rostro

luz y te crió durante casi cinco años''. Hizo hincapié en eso.

"Sí, ya sé que eres mi mamá. Pero, ¿dónde está papi?" Estrella se levantó de la cama con mucha emoción. Pensó que su mamá ahora, pertenecía a su papá. Entonces, vería a su mami todos los días, de ahora en adelante. ¡Finalmente serían una familia completa!

Lola se quedó sin palabras. Hizo un gesto un poco desconforme y le dio el teléfono a Jorge. Él escuchó todo y sonrió.

"¡Qué niña tan traviesa y desagradecida! Ahora, estoy enojada''. Se quedó mirando el teléfono en señal de queja. Jorge sonrió ligeramente mientras se limpiaba las manos con la toalla. Luego, tomó el teléfono con una mano y sujetó la cintura de Lola con la otra.

"Estrella". Dijo su nombre con tanta dulzura que Lola se enojó más.

Se dice que: la hija es la amante de su padre en su vida anterior. Bueno, esto parecía ser verdad. Lo que estaba pasando ante sus ojos, lo demostraba claramente.

"¡Papi! ¿Cómo estás?". Estrella exclamó muy emocionada cuando escuchó la voz de su padre. Lola lo escuchó claramente.

Jorge se sintió muy orgulloso cuando escuchó la dulce voz de su hija. ¡La chica encantadora, al otro lado de la línea, era su amor!

"Estrella, papá y mamá, te extrañamos mucho ahora. Muchísimo. ¿Tú también nos extrañas?''.

Estrella se subió a la cama y respondió: "Sí, papi. Te extraño. ¿Cuándo regresas?".

Miró la cara feliz de Estrella y Kevin, de repente, se emocionó mucho. La niña estaba diferente desde que, su madre y su padre, arreglaron todo y volvían a estar juntos. Se volvió más feliz y más extrovertida desde entonces.

"Volveremos en dos días. Puedes ir a buscarnos cuando lleguemos al aeropuerto. ¿Está bien?". Jorge sonrió. Su rostro amable reflejaba lo mucho que amaba a su hija.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir