ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 420 Se quitó el traje

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7788

Actualizado: 2019-03-17 00:11


Realmente era una lata que Yolanda se presentara. Era como había dicho Wendy; una ex novia era como un sapo, un sapo que no daba miedo, pero eso solo te hacía emocionalmente miserable.

Ella puso frunció sus labios y luego sacó su teléfono de su bolso; entonces llamó a Jorge.

"¿Sabes a quién acabo de ver?" Miró con cansancio todas las cosas de bebé que Jorge ya había comprado para que ella no tuviera que hacerlo.

Al escuchar su voz apática, Jorge sonrió y dijo: "¿A quién viste? Como era una lata, supongo que sería Yolanda".

"Nadie más, excepto Yolanda, es una mala noticia para Lola, por lo que debe ser ella", pensó Jorge.

"¡Hum, eres bastante listo!" Lola habló con Jorge y se quedó mirando un pequeño biberón; se preguntó si su leche materna sería suficiente para los dos niños después de que nacieran. Luego tomó dos botellas de dos colores diferentes del estante y se las entregó a la asistente de compras detrás de ella.

Jorge pensó que tal vez Yolanda había sobornado a Jaime, y dijo: "Ten cuidado y mantente alejada de ella. Después de que des a luz, la buscaré por ti".

"Mi esposa decidirá si puede vivir o no", pensó Jorge.

Lola sonrió y dijo: "¿Será tu corazón tan doloroso como lo es ahora? ¿Lo será, señor Si?" Ella lo satirizó a propósito.

"Lola, realmente eres una mujer escandalosa, ¿lo sabías?" Se frotó la zona dolorida entre las cejas y pensó que su pequeña esposa era más difícil de manejar que incluso un plan de inversión de mil millones de yuanes.

Hizo un puchero de nuevo y dijo: "Jorge, ¿por qué me hablas así?" ¡Ella quería agregar todo lo que él había hecho para defraudarla!

También se respetaba a sí misma, ya que Jorge estaba coqueteando con otras mujeres, y ella se mantuvo tranquila mientras hablaba con él.

"¿Los recientes acontecimientos desgastaron su personalidad?", pensó Lola.

Jorge no pudo evitar reírse de sus palabras. Luego se puso un cigarro en la boca, lo encendió y estuvo a punto de fumarlo.

Al escuchar el sonido del encendedor, Lola gritó: "¡Jorge! ¡Estás fumando otra vez!" Sabía que en su casa no había fumado recientemente, ¡y pensó que había dejado de fumar para siempre!

Lo que no sabía era que ahora él estaba fumando en secreto en la compañía. ¡Era un fumador empedernido!

Jorge luego apagó su encendedor. "Cariño, lleva tiempo"

ado ya que eran pareja y no era apropiado mirarlos.

En el pasaje seguro, Lola se quitó el traje y se lo devolvió a Felipe. Dijo: "Eres un héroe, ¡y no puedo agradecerte lo suficiente por lo que hiciste! Ahora me voy, pero deberías salir de aquí más tarde, después de que me haya ido".

¿Un héroe? Si hubiera sabido que había ayudado involuntariamente a Lola, ¡le habría asustado ser cazado por Jorge!

Después de tres minutos, uno de los guardaespaldas sintió que algo estaba mal.

¿Qué le tomaba tanto tiempo a la dama? Arrastró a una mujer al azar que venía del baño, le dio cien dólares y luego preguntó: "¿Viste a una mujer embarazada dentro, vestida con un vestido amarillo claro?"

Miró el billete sin comprender, y pensó en lo que había visto dentro.

Entró otra vez al baño para estar segura. Dos mujeres acababan de entrar, pero a excepción de ellas, estaba vacío.

Salió y negó con la cabeza. "No, ella no está allí".

¡Oh maldita sea!

Uno de los guardaespaldas recordó a la pareja y rápidamente se apresuró hacia el pasaje seguro.

Pero la mujer ya se había ido, y solo había dejado allí a Felipe, fumando.

"¿Dónde está mi señora?", preguntó uno de los guardaespaldas gruñones. Felipe sacó el cigarrillo con calma y dijo: "¿Su señora?" Felipe los miró con ojos confundidos.

"Me refiero a la mujer embarazada con el vestido amarillo claro. ¡Si algo le pasara, el Sr. Si te perseguirá y castigará como consecuencia!" Entonces, los guardaespaldas se apresuraron a salir por el camino seguro para encontrar a su señora.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir