ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 427 Yolanda no puede morir

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 6367

Actualizado: 2019-03-18 00:11


Mónica se arrodilló en el suelo. No podía creer que su hija pudiera ser tan terrible.

Yolanda continuó negando las afirmaciones de Jorge: "¡Es Rosa quién hizo todo esto!''.

Jorge la miró fijamente. ¿Cómo supo que fue Rosa? Lo que dijo solo la delató.

''Yolanda, debes pagar un precio por lo que les hiciste a mi esposa e hijos''. Extendió su mano derecha que estaba cubierta con un guante blanco. Estaba a punto de estrangularla hasta que muriera.

"¿Jorge me vas a matar?''. Yolanda no podía creerlo. Era imposible...

Dio un paso atrás con mucho miedo, perdió el equilibrio y se derrumbó por las escaleras.

"¡No!".

"¡No!".

No podía moverse en absoluto.

Jorge bajó las escaleras con indiferencia y miró a Yolanda como se retorcía en el suelo. "¿Lola pasó por el mismo dolor todos esos días?''.

Jorge se sintió culpable cuando pensó en todo esto. Le pisó sus manos para evitar que se tocara su estómago.

"¡Jorge!". Yolanda miró con dolor al hombre que una vez amó. Se preguntó por qué las cosas habían terminado así.

Su cuerpo, comenzó a sangrar. Ella agarró una de sus piernas con la otra mano.

Jorge se sacudió la mano y la pateó de nuevo.

"¡No! ¡No!''. Los gritos de Yolanda hicieron eco en el edificio en ruinas.

Mónica se desmayó en ese momento. Su hija...

Jorge con mucha frialdad miró a la mujer en el suelo. No sentía ninguna lástima por ella.

Dio un paso adelante y la pateó nuevamente e hizo que también se desmayara.

Sacó su teléfono móvil y marcó un número. "Atiende a la mujer". Luego, se fue.

Yolanda no podía morir. No la dejaría ir tan fácilmente. Los gritos de Yolanda habían atraído la atención de los vecinos. Abrieron sus puertas y luego, las cerraron nuevamente cuando vieron a la mujer, que apenas respiraba en el suelo.

El abuelo de Jorge también llegó al hospital cuando escuchó que Lola estaba en trabajo de parto.

"¡Abuelo!

en este momento. Le dispararon dos veces y su cuerpo inferior estaba sangrando. ¿Fuiste tú?''. Aunque, en su corazón, estaba seguro que fue Jorge.

El accidente de Lola debería tener algo que ver con Yolanda.

Jorge asintió. "No la dejaré morir hasta que Lola se despierte. Que sufra el doble de lo que ella ha sufrido''. Dijo esto en un tono bastante frío.

Yonata asintió con satisfacción. Si algo le pasara a su hermana, tampoco dejaría ir a esa mujer tan fácilmente.

Los tres hombres se sentaron en silencio. De repente, sonó el timbre en la unidad de cuidados intensivos y dos enfermeras corrieron hacia la habitación.

Jorge se levantó de inmediato y quiso entrar, pero lo detuvieron las enfermeras.

"Señor Si, esta una sala especial. No se puede ingresar. Por favor, espere un momento''.

Jorge miró con ansiedad dentro de la habitación a través de la ventana de vidrio. Yonata y Manolo también se acercaron a ver.

Chuck se apresuró a entrar en la unidad de cuidados intensivos.

Varios minutos después...

Chuck salió de la sala y se quitó la máscara de gasa. No sabía cómo describir el estado de Lola. El corazón de Jorge se estremeció cuando vio su intensa expresión.

"Jorge, lo más probable es que Lola esté respirando su último…''.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir