ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 473 Capitulo ¡Qué estúpida soy!

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7347

Actualizado: 2019-03-26 00:11


Yonata le disparó al hombre que quería matarlos.

Ese sujeto dejó escapar un grito desgarrador y cayó al suelo. Lola se dio cuenta de que murió en el acto.

Probablemente los enemigos sabían que Yonata estaba allí y por eso, balearon el automóvil. Querían matarlo y secuestrar a Lola.

Se agachó cerca del asiento trasero y comenzó a pensar. Tenía que bajarse del auto para llamar la atención de sus atacantes y proteger a Lola. Pero, ¿cómo podría salir sin recibir un disparo?

Justo en ese momento, se dio cuenta de que alguien se estaba acercando. Le disparó a muerte inmediatamente cuando estaba a punto de atacarlos.

Luego se bajó y cerró la puerta rápidamente. Se apresuró y se acomodó en la parte delantera del automóvil.

Entonces Lola vio que había dos hombres que le apuntaban a Yonata con sus armas. "¡Lo iban a matar!". Pensó en ese instante. Tenía que rescatar a Yonata como sea. Así, abrió la ventana del automóvil y llevó a cabo su ataque rechinando los dientes. ¡Su arma estaba en su boca!

Algo como un disparo de aguja impactó en el vientre del hombre. Lola planeaba disparar en dirección a su cuello, pero no lo logró.

'No importa. Al menos alcancé el objetivo'. Pensó Lola y se escondió dentro otra vez. Entonces, vio que el hombre cayó al suelo y tenía espuma en la boca. Había muerto.

Otro hombre sintió curiosidad porque no sabía lo que le había sucedido.

Lola le disparó mientras miraba a su compañero caído.

Esta vez lo hizo en el brazo y cayó al suelo muy pronto.

Jorge le contó que esta arma mataría a las personas en solo unos segundos. Al principio, no creyó en eso. Pero ahora, ¡sabía que era verdad! Jorge no exageró en absoluto.

Yonata puso toda su atención en los hombres que estaban detrás de él cuando vio que Lola podía defenderse.

Ella abrió la puerta del automóvil y corrió hacia los muertos. Agarró sus armas y se las metió en los bolsillos.

Entonces, de repente, dos hombres la rodearon. Le apuntaron y le dijeron: "¡No te muevas!".

Estaba muy asustada. ¡Incluso no se atrevió ni a moverse! Yonata también se dio cuenta de esto. Pero no pudo rescatarla porque estaba rodeado de enemigos.

''¡Levanta las manos!". Esos do

detuvieron.

Ambas partes sufrieron grandes pérdidas en esta batalla. Cinco hombres del grupo de Jorge murieron. Además, casi todos estaban heridos.

Sus enemigos tuvieron más pérdidas. Sin embargo, todavía había muchos oponentes a su alrededor. Jorge adivinó que había unos veinte.

Un hombre se bajó del último automóvil todoterreno. Jorge sabía que él era ese hombre secreto.

Vestía ropa negra y llevaba un par de gafas de sol. Caminó lentamente hacia Lola. Jorge mantuvo la calma cuando lo vio. Siempre supo su verdadera identidad.

Sin embargo, Lola estaba asombrada. ¡Era Tomás Herren! ¡Cómo era posible!

El hombre le sonrió a Lola como de costumbre. Luego, se paró delante de ella.

"Lola, ¡hace mucho tiempo que no nos vemos!". En realidad, se vieron hacía unos pocos días.

Lola no pudo decir nada porque tenía el arma en la boca. Solo lo fulminó con la mirada.

Jorge le contó que Tomás Herren era un hombre muy extraño y misterioso. Ahora, creía en lo que él había dicho.

Tomás la miró y se burló: ''¿Estás feliz de que yo esté aquí ahora?". Levantó la barbilla y dejó que ella lo mirara.

Sin embargo, la empujó frente a él inmediatamente cuando notó que Jorge le apuntaba y le quería disparar.

Cuando Jorge vio esto, tuvo que cambiar su objetivo para no lastimar a Lola. Le disparó a un guardia que estaba cerca de ellos.

Y ese guardia pronto cayó al suelo. Lola supo que murió. La verdadera batalla estaba por comenzar.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir