ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 478 Ella esperaba en silencio

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8203

Actualizado: 2019-03-26 12:44


¿Podría haber oro también? Lola se quedó boquiabierta ante el vasto páramo ante ella.

Jorge caminó alrededor de la casa con el detector de metales, dejando a Lola sola para pensar en el asunto.

Podía ver una colina baja detrás de la casa de piedra.

Caminó hasta la colina. Había un pequeño agujero justo en la parte delantera. Jorge puso el detector cerca del agujero. El detector comenzó a sonar de inmediato. Efectivamente, el oro estaba aquí.

Cuando regresó con el detector, vio que Lola todavía estaba mirando pensativamente los diamantes en el hoyo. Aún no había podido tomar una decisión.

Cuando vio a Jorge de vuelta, le preguntó tentativamente: "¿Hay oro?" ¿Se convertiría por accidente en la mujer más rica del mundo?

Jorge asintió afirmativamente, "Sí hay y bastante".

Entonces, ¡realmente había oro para ser extraído! Lola volvió a mirar a su hermano mayor y a su esposo. Ella había tomado su decisión.

"¡Sáquenlo!", ella dijo alegremente Después de todo, Yonata tenía razón. Ahora que habían encontrado el lugar, no podían ocultarlo por mucho tiempo.

Jorge miró los diamantes y pensó por un momento. "La minería para diamantes es el tipo de minería más costoso. Si los depósitos aquí son grandes, la inversión requerida podría ascender a cientos de millones o incluso miles de millones de..."

Cortó la mitad de la oración cuando vio la expresión de sorpresa de Lola. Luego sonrió y completó la frase, "... dólares".

Lola estaba aturdida. Inocentemente miró a Jorge y le preguntó: "¿Tengo tanto dinero para invertir?" Jorge sabía que la inversión no perdería dinero. Por lo tanto, no había daño en la inversión.

Jorge miró a su esposa con desdén. Era la primera vez que la miraba de esa manera. Lola estaba sorprendida. Ella lo miró al mismo tiempo.

Jorge sonrió y tocó su cabeza consoladoramente. "Cientos de millones y miles de millones de dólares no es un problema para ti ahora". Era difícil evaluar el valor de los activos que él le había dado.

Lola todavía estaba aturdida. Se pellizcó el brazo con fuerza e inmediatamente hizo una mueca. ¡Ay! Me dolió mucho. ¡Así que ella no estaba soñando!

Yonata vio lo que Lola había hecho y sonrió. "Sí", dijo. "¡No estás soñando!" Él sabía lo que ella estaba pensando. Los antepasados Li habían sido realmente ricos y habían dejado un enorme tesoro atrás.

Ella se rió y miró a Jorge, "¡Entonces hazlo!"

Jorge asintió. Se acercó al guardaespaldas y le di

alfombra durante tantos días, también había empezado a extrañar su gran cama.

Jorge se quitó el abrigo y miró con adoración a la mujer que estaba en la cama. Copió su tono, sonrió y dijo: "¡Finalmente, puedo dormir con mi esposa!"

Lola miró al hombre guapo. Ella yacía en la cama, con un brazo apoyado en la cabeza, y lo miró con los ojos entrecerrados desabotonando su camisa.

Se frotó los párpados y llamó suavemente a su marido: "¡Sr. Si!"

Jorge contuvo el aliento al oír su voz seductora. Se detuvo desabotonando su camisa. Sus profundos ojos miraron a la hermosa mujer en la cama.

¿Podía entender que ella lo estaba seduciendo?

Ella esperó en silencio.

Él no respondió. ¿No era atractiva? Lola se levantó de la cama y comenzó a quitarse lentamente el abrigo.

Luego se desabrochó la falda, que cayó sobre la alfombra sin hacer ruido.

El hombre se acercó a ella y ella pudo sentir su aliento cálido. Lola lo ignoró y rápidamente corrió al baño.

Él no dijo nada.

Ella sonrió mientras abría el agua caliente. Quería tomar un largo y relajante baño.

Pero no pudo escapar del hombre. La puerta del baño se abrió tres minutos después.

Se había mantenido alejado de ella durante varios días. ¿Cómo podía dejarla ir tan fácilmente?

...

Temprano a la mañana siguiente, Lola todavía estaba dormida en su gran cama, cuando sintió que una gran mano subía por su cuerpo.

"Vete, tengo sueño". Apartó la mano. La había torturado toda la noche y ella se había quedado dormida. Tímidamente sonrió recordando la dulce tortura.

Jorge miró a su esposa y sonrió. "Papá ha regresado con los niños", dijo.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir