ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 561 ¿Podríamos simplemente cada uno disfrutar de nuestra propia diversión

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8153

Actualizado: 2019-03-31 17:36


Al verlo recoger a Gerardo sin cuidado, Luna corrió hacia Samuel.

El niño estaba suspendido en el aire sujetado por solo un botón en sus pantalones. ¿No le preocupaba que pudiera caerse al suelo?

"Qué tipo de hijo es este...? ¿Cómo pudo orinar en la cara de su propio padre?" Samuel soltó las palabras sarcásticamente. Luna todavía estaba enfadada con él, pero después de ver lo que Gerardo le había hecho, de repente no pudo evitar reírse en voz alta. Se estalló de risa.

Luna se acercó y besó al niño en la mejilla. 'Qué buen chico', pensó.

Mientras observaba a Luna con el niño, Samuel se sintió relajado. Tomó una muda de ropa de su armario y entró en el baño.

Antes de cerrar la puerta, escuchó a Luna murmurar: "Te di a luz, hijito mío. Si a papá no le gustas, entonces puede darme la custodia completa".

"¡En tus sueños!" Samuel gritó las palabras desde el baño.

Fuera, Luna dejó que su mente vagara por un rato antes de mirar si Gerardo se había mojado o no.

Colocó al niño en el cambiador y palpó sus pantalones. Sorprendentemente, el chico estaba completamente seco.

"Hijo mío, tú eres mi mundo entero..." Luna lo besó en la mejilla otra vez.

Cuando Samuel terminó de bañarse, salió al dormitorio. Encontró la habitación desierta. Caminó hasta la parte superior de la escalera y escuchó las risas de Luna y Vicente provenientes del primer piso.

Samuel hizo una mueca, muy consciente de por qué los dos se estaban riendo.

"¡Padre!" Saludó a Vicente, que sostenía al bebé en sus brazos.

Cuando Luna notó que Samuel bajaba las escaleras, inmediatamente bajó la cabeza y se puso a mirar su teléfono móvil.

Violeta no estaba allí, y la sensación en la sala de estar era bastante cómoda.

Cuando Samuel se movió para sentarse junto a Luna en el sofá, de repente sonó su teléfono móvil.

Luna echó un vistazo rápido a la pantalla de su teléfono. Cuando Luna se movió para salir de la habitación para responder a la llamada, Samuel rápidamente la agarró del brazo para evitar que se fuera.

Sorprendida por el acto repentino de Samuel, Luna se sobresaltó y volvió la cabeza hacia Samuel.

"Dame el teléfono". Samuel le ordenó a Luna con frialdad.

Al escuchar su orden, Luna se soltó suavemente de su agarre. Salió rápidamente de la habitación.

¿Por qué tengo que escuchar más a Samuel?, pensó para sí misma. Ya que solo era Adrián. Después de todo, Samuel no había dado ninguna explicació

as. ¡Y ahora esto: respondiendo a la llamada de otro hombre en su presencia! ¡En su propia casa! Todo eso lo puso furioso. ¿Estaba siendo demasiado bueno con ella todavía?

Luna no estaba segura de si Samuel estaba siendo sarcástico o serio.

Decidió seguir con elogios. "Bien, gracias Sr. Shao!" Ella lo empujó con la otra mano pero él se quedó quieto.

"¡Si me empujas de nuevo, te arrepentirás a la medianoche!".

Ella no logró entenderlo al principio, pero cuando él se lo aclaró, Luna lo miró furiosa.

"¡No me abraces porque estoy disgustada con tu cuerpo sucio!" Ella no se atrevió a moverse. En cambio, decidió luchar con sus palabras.

¿Disgustada con mi cuerpo? Samuel levantó las cejas y dijo: "Tú eres la que hiciste algo sucio". ¿Cómo pudiste juzgarme? En su mente pensó que estuvo mal el hecho de que ella pidiera a hombres que humillaran a Catalina.

Luna sabía exactamente de lo que estaba hablando. Se mordió el labio inferior con furia y dijo: "Por favor, no me abraces. Puedes abrazar a Emma y Catalina, una en cada brazo, si quieres..." Al ver la mirada en sus ojos, ella dejó de hablar.

Tuvo que enseñarle una lección para hacerla temerosa.

Samuel aflojó su mano, tomó su cuerpo con la mano y caminó hacia dentro del jardín.

Ella se estremeció por la brisa fría en la parte trasera del jardín. "Samuel, ¿qué estás haciendo?" Se sintió incómoda.

"¿Tienes miedo?" Le iba a enseñar una lección que no olvidaría. A partir de ahora ella escucharía lo que él le decía.

Luna sacudió su cabeza lentamente de lado a lado. Luego, pensando en lo que le acababa de preguntar, ella asintió.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir