ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 564 La discusión de la mañana

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 6709

Actualizado: 2019-04-01 14:41


Samuel dejó sus palillos y se tragó las empanadillas que tenía en la boca. Miró hacia Violeta que estaba un poco nerviosa y dijo: "Mamá, ya que tienes presión arterial alta, sería bueno que no te preocuparas demasiado''.

Sus palabras solo la hicieron exaltar más. "Sabes que estoy mal de salud y tengo presión arterial alta. Si estás preocupado por mí, es mejor que me escuches y te divorcies de Luna. ¡Deberías casarte con Emma!" Había otro asunto que Emma le dijo que no se lo contara a nadie. Luna, aparentemente, maltrató a su nieto.

Pero no pudo evitarlo y lo dijo en voz alta. "Esa cruel mujer maltrató a mi nieto. ¿Cómo podría ser una nuera de la familia Shao?''.

"¡Es suficiente!". Dijo Milanda, golpeó la cuchara muy fuerte sobre la mesa y se levantó.

Luego, caminó hacia Violeta. "¿Con qué te envenenó Emma para que hables así? ¡Intentas persuadir a tu propio hijo para que abandone a su esposa y se case con una amante!''. Su nuera la había decepcionado mucho y pasó todos los límites.

La abuela estaba muy enojada y toda la familia se quedó en silencio. Violeta apretó los dientes y volvió a su lugar.

"Madre, por favor no te enojes''. Vicente se levantó rápidamente y consoló a la mujer mayor.

Milanda estaba tan enojada que le temblaban las manos. Se sentó junto a Samuel después de que Vicente la consolara. Se sentía mejor cuando cargaba en brazos a su bisnieto.

El buen desayuno terminó muy triste por las palabras de Violeta.

Luna estaba dormida y no escuchó nada de lo que pasó en la planta baja. Era ajena a todo.

Cuando se despertó, el sol ya caía. Se sentó en la cama y miró el reloj a su lado. Eran casi las cuatro de la tarde.

¡Qué vergüenza! Luna se puso las manos en la frente muy confundida. ¿Cómo podría salir a la calle ahora?

Sintió que le dolía todo el cuerpo cuando se movía un poco. Recordó la noche anterior y apretó la delgada manta contra su cuerpo, con la mano derecha.

La vergüenza invadió su rostro y se sintió molesta. Samuel debió de

uel.

Luego, colgó el teléfono porque ya estaba aquí.

Llevó la medicina preparada y una gasa, Luna se sentó en el sofá con la gasa húmeda en la mano.

Chuck frunció el ceño un poco. "¿No te dije que no la mojaras?". Le desenvolvió la mano y se puso serio cuando vio su herida húmeda.

Luna sonrió avergonzada. "Me la mojé por accidente mientras me lavaba la cara''.

Chuck no dijo nada, pero limpió sus heridas con cuidado. Le dio medicinas y le puso la gasa nueva.

Sus curaciones suaves le dolieron a la mujer que estaba parada en la puerta desde hacía un rato.

Sabía que él estaba enamorado de Lola. Podría ser amable con cualquier otra mujer menos con ella.

Fue Luna quien vio a Daisy primero, cuando Chuck terminó de vendarla.

"Daisy, estás aquí''. Luna la saludó primero y la mujer entró lentamente.

Luego, Daisy forzó una sonrisa. "¿Qué te pasó en tu mano?", preguntó de pie junto a Luna.

Chuck la ignoró como si no estuviera allí. Limpió y dejó las cosas en el carrito médico que había en la puerta.

"Estoy bien. Fue solo un vaso roto''. Luna le explicó de manera sencilla y luego recordó lo que pasó ayer por la mañana. ¿Debería comprar otra caja de pastillas?

Pensó en la ira de Samuel y no se atrevió.

Daisy asintió con la cabeza. Solo pasaba por allí pero no pudo evitar acercarse a ellos.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir