ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 630 La extraña visita de un hombre en medio de la noche

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 8272

Actualizado: 2019-04-15 01:37


Volvió abrir los ojos con su mente en blanco, Luna le dijo: "Señor Shao, Deja de fingir que llores por mí. ¡Sólo eres un lobo disfrazado de oveja, eres muy bueno escondiendo tus sentimientos!".

Cuatro años atrás, cuando ella hizo público los papeles que firmó del divorcio, todo mundo llegó a pensar que no valoraba las cosas buenas que tenía en su vida.

Llegaron a pensar que ella era la mala del cuento al pedirle el divorcio a un hombre tan atento y amoroso con ella.

¿Un lobo disfrazado de oveja?

Samuel soltó un poco su mano y la miró a la cara llena de moretones y su frente envuelta en gasa.

Después le levantó el edredón bruscamente e hizo que ella se asustara.

Por suerte, le habían cambiado la bata de hospital cuando se encontraba en coma gracias a la ayuda de las enfermeras.

Todo lo que Samuel pudo ver fue un cuerpo lleno de cortaduras profundas e hinchadas.

Al instante, Luna se acomodó su bata y se cubrió de inmediato con la sábana como si hubiera sufrido humillación por parte de Samuel, así que le dijo: "¡Vete!".

Pensó que había sido muy descortés de su parte al portarse así con ella mientras su prometida se encontraba afuera.

Quedó totalmente sorprendida al ver que se marchó de verdad, sin haberse despedido.

Mientras lo veía cerrar la puerta, Luna se sintió muy dolida.

"¡Lárgate, lárgate!". Sus palabras resonaron sobre la paredes incluso cuando él ya se había ido.

"¿Para qué rayos vino si se iba ir tan pronto? ¿Para mantener su reputación delante de los medios? ¡Claro, eso debía ser! ¡Samuel, eres un imbécil!", murmuró mientras mil y un pensamientos venían a su mente.

Al no tener nada que hacer, Luna se puso a ver todos los vídeos que hablaban de ella después del accidente que sufrió.

Incluyendo las más recientes noticias publicadas por los reporteros y las entrevistas que se les hicieron a Edén, a Samuel e incluso a sus amigas Lola, Laura y Daisy.

Lo único que tenía presente de los vídeos eran las palabras de Samuel diciendo: "Todo depende de mi prometida".

¿Así que el motivo por el cual Samuel la había ido a visitar era porque los reporteros vieron que Samuel sólo iba si tenía el permiso de su prometida?

Ella no se sentía bien de tan sólo pensar que eso era cierto.

Tal cosa la había hecho pensar tanto que ni siquiera se dio cuenta de que Lola, Laura y Daisy habían vuelto con el pequeño Gonzalo.

Lola preguntó con curiosidad, "¿A qué hora se fue Samuel?".

"No hace mucho"

fundamente que en ese instante Luna se despertó como si hubiera sentido que alguien la estaba mirando.

Sus miradas se encontraron.

Luna se asustó al ver alguien junto a su cama en medio de la noche.

"¿Acaso estás loco?".

Respiro un profundo bocado de aire antes de volver a la normalidad.

Después de sentarse junto a ella, el hombre dijo con apatía: "¿Ahora no puedo venir al hospital?".

"¿Qué estás haciendo aquí en medio de la noche?", dijo ella enojada, mirándolo con recelo y después apartó su vista de él.

"Vine a verte, a petición de los internautas".

...

"¡Vete!", Luna se sintió muy incómoda al verlo y se tapó con la sabana. Intento ignorarlo y volver a dormir, pero el hombre se levantó, caminó hacía el otro lado de la cama y se recostó. La acurruco en sus brazos.

"Samuel, ¡qué atrevido eres!".

Sin poner más resistencia, se destapó poniendo las sábanas a un lado y miró a Samuel ya con los ojos cerrados.

Lo habría echado de la cama si no fuera porque se sentía muy adolorida.

Samuel abrió sus ojos y colocando su dedo índice en sus labios le dijo: "Silencio, cierra los ojos y duerme, si no te besaré hasta que te duermas".

Luna sabía que era capaz de hacer lo que había dicho. Estaban tan cerca el uno del otro. Ella lo miró y movió sus ojos en señal de que se le había ocurrido una idea.

Luna le quitó el dedo de su boca, lo acercó más a ella y lo dio un apasionado beso.

Su beso lo incitó y él la beso también.

Al oler su embriaguez, ella lo mordió fuertemente en sus labios. "¡Auch...!"

Su mordida lastimó a Samuel y se levantó rápidamente de la cama mientras su labio sangraba.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir