ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 659 ¿Y si ella fuera la hija que tanto has anhelado

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7557

Actualizado: 2019-04-21 00:17


"Está bien mami. Haz lo que tengas que hacer. No hay problema por mi". Ire llevaba una pijama color rosa, se sentó en el sofá con su juguete de totoro y consoló a Luna, quien la echaba mucho de menos.

"Bueno, regresaré contigo tan pronto como termine mi trabajo". Su Ire era tan dulce que los ojos de Luna se humedecieron de emoción.

Justo cuando Samuel pensó que Luna había huido de nuevo, ella regresó a su mesa. Sin embargo, sus ojos estaban llorosos.

"¿Por qué estás llorando?". Luna tomó asiento y las primeras palabras de Samuel la sorprendieron.

Ella tocó su rostro con calma, "¿Llorando? ¿Estaba llorando?". Ella sólo había derramado una pequeña gota de lágrima, ¿era tan obvio?

Samuel la miró profundamente, pero decidió no seguir con el asunto.

Cuando terminaron de comer, pagaron la cuenta y se fueron del restaurante.

En lugar de regresar deprisa a su apartamento, caminaron por la calle tomados de la mano.

Luna no se dio cuenta de que iban de la mano porque aún seguía pensando en Adrián.

De repente, miró al hombre astutamente y dijo: "Samuel, ¿quién crees que sea el esposo entre Adrián y Alan?, ¿y quién es la esposa?"

... Samuel miró a la traviesa Luna muy detenidamente. Tomándola en sus brazos, él puso un brazo alrededor de su cintura y la acercó a él. "Ellos no me interesan. Sólo me importa nosotros. Yo soy el que está arriba y tú la que está abajo. Eso es suficiente".

Samuel controlaba las manos de Luna. Continuó coqueteando con ella, "Si alguna vez quieres estar arriba, no tengo ningún problema".

...

La cara de Luna se sonrojó al instante y Samuel aprovechó la oportunidad para besarla.

"Mi Luna, ¡eres tan atractiva que no solo quiero comer contigo, quiero comerte todos los día!".

Samuel la besó intensamente evitando que ella se negara.

Un grupo de jóvenes que iban en patinetes vieron a la pareja besándose y comenzaron a silbar alegremente.

Después de un largo rato, sus labios se separaron. Luna dio un ligero respiro mientras sus manos estaban en el cuello de Samuel. Recargada en él para apoyar sus débiles piernas, Luna vio a Samuel y sonriendo con satisfacción dijo: "Samuel, ¿tus otras mujeres saben que eres tan lujurioso?".

La abrazó de nuevo presionándola firmemente co

ra y la abrazó de nuevo. ¿Realmente había juzgado mal lo que pasó?

Si su opinión era totalmente equivocada, entonces había cometido un error que nunca podría reparar.

El corazón de Samuel le comenzó a doler en cuanto recordó la imágen de Chuck sacando la bandeja al salir de la sala de operaciones, hacía cuatro años.

"Samuel, solías decirme que me amabas... Pero..." La voz de Luna se ahogó en llanto. ¡Qué feliz era Luna en aquel entonces!

Antes de que Samuel pudiera hablar, Luna agarró su traje y se quejó amargamente: "¿Por qué dices que me amas? ¿Sabes lo que realmente es el amor? ¿Cómo puede haber amor si no hay confianza?"

"..."

"Samuel, tú no me amas en absoluto. No hay necesidad de que volvamos a estar juntos si no me amas, ¿no crees?".

Ella se sentía desdichada y Samuel sentía lo mismo, "Luna, lo siento mucho". Se disculpó profundamente.

"¿Estás arrepentido? ¿Podrías resucitar a nuestro bebé con tus disculpas? Samuel, realmente envidio a Emma. El tipo de amor que tuviste o tienes por Emma es un amor verdadero. Cuando me casé contigo, creíste todo lo que ella decía. Aunque yo no había hecho nada, mientras ella lo dijera, tú la creías, eso era el amor verdadero, Samuel..."

En el momento que miraba a la mujer llorando en sus brazos, Samuel finalmente se dio cuenta de lo que había hecho.

Entre Emma y Luna, ¿quién era la mujer que realmente merecía su plena y total confianza? Después de todo lo que había sucedido, él sabía la respuesta sin duda alguna.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir