ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 661 Chef Shao

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7635

Actualizado: 2019-04-21 04:51


Después de entrar en su apartamento, Luna inició una videollamada con su hijo. Milanda sonrió de oreja a oreja cuando vio a Samuel en la pantalla.

"Mamá, os extraño a ti y a mi hermanita. ¿Cuándo os podré ver de nuevo?" Gerardo, molesto por no haberlas visto en mucho tiempo, notó que su madre le estaba guiñando un ojo como señal. Fue entonces que se percató de que había mencionado a su hermana delante de Samuel.

Samuel escuchó a Gerardo hablar de su hermana mientras salía de la ducha y se estaba poniendo la bata de baño. Desconcertado, el hombre miró a Luna, quien estaba dándole la espalda mientra hacía la videollamada.

Cuando se acercó a ella, Samuel escuchó a Gerardo decir a propósito: "La hija de Lola es muy linda. Mamá, ¿puede venir conmigo a América en el próximo viaje?"

Luna escuchó a Samuel detenerse después de que Gerardo dijera estas palabras. Finalmente ella dio un suspiro de alivio.

"Por supuesto que puede." Si la hubiera escuchado con mayor atención, hubiera notado que le temblaba un poco la voz

Después de charlar por media hora finalizaron la videollamada. Pero Samuel estaba muy callado, ni siquiera le había hablado a su hijo.

Luna estaba indignada por eso. Arrojó su teléfono a la mesita de noche y lo miró, Samuel estaba jugando con su celular, de modo que gritó, "¡Samuel!"

"¡Dime, cariño!"

"No soy tu cariño. Tengo una pregunta que hacerte!" Como si estuvieran en un interrogatorio, Luna se puso de pie junto a la cama, cruzando los brazos y con cara de pocos amigos.

Samuel puso el teléfono a un lado y dejó que Luna se sentara junto a él, "Cariño, ¿qué pasa?"

Ella decidió ignorar la forma en la que él la estaba llamando pues tenía algo más importante que preguntarle.

"¿Gerardo no es tu hijo?"

Samuel se sorprendió al escuchar esta pregunta, porque la respuesta era obvia. Tuvo un mal presentimiento en su corazón.

"Bésame. y entonces te lo diré". Él estaba más convencido que Luna de que Gerardo era su hijo. No cabía duda alguna.

Ella perdió la calma debido a su actitud bromista, y le pellizcó la cara muy fuerte.

"¡Será mejor que te comportes!"

"Sí, señora." El hombre movió deliberadamente su cuerpo un poco y se sentó de frente. "Si descubro que no es mi hijo, ¡sabrás de lo que soy capaz!", di

exclamó entre bocados, "Oh, wow, muy sabrosa. Esto está increíble... ¿Qué truco usaste? ¡Delicioso!"

Samuel se apoyó en la silla muy tranquilamente y con ojos de amor observó a Luna mientras comía.

'Luna, te voy a recuperar', se juró para sí mismo.

En el set.

Luna acababa de terminar una sesión para un vídeo promocional. Su teléfono sonó mientras se quitaba un par de aretes grandes frente al espejo.

Era Lola.

"Hola Lola". Contestó ella por teléfono rápidamente mientras observaba su rostro en el espejo, que parecía estar un poco más regordete gracias al Chef Shao.

Luna se asombró por algo que Lola dijo: "¿Puedes pagarme tanto? Pero tan solo soy una actriz nueva. ¿Seguro que no me estás tomando el pelo?".

"¿Es idea de Jorge? Pero, es que no puedo volver a país C. Irene me necesita aquí".

"Sé que es un buen contrato, pero..." Luna vaciló. De repente recordó que Samuel había dicho que Gerardo podría ir a vivir con ella. Así que ahora tendría que cuidar a dos niños, lo que aumentaría la presión económica sobre ella.

Sentados en el sofá, Lola repitió lo que su esposo le estaba diciendo a Luna mientras estaba en los brazos de él.

"Luna, no puedes quedarte en América para siempre. Gerardo está en País C y tienes dos hijos que mantener. Debes aprovechar esta oportunidad para ganar tanto dinero como puedas. Además, no tienes a nadie que te apoye, excepto unos cuantos amigos. Si vuelves, Daisy, Laura y yo podemos ayudarte a cuidar de Irene, mientras estés ocupada. ¿Qué dices?"

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir