ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 673 Siempre te apoyaré

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7271

Actualizado: 2019-04-24 00:07


La enfermera, que llevaba un cubrebocas, se sonrojó y respondió: "Ya se han tomado medidas para detener el sangrado. Ahora la llevaremos al hospital".

Después de que Samuel hiciera una llamada, la ambulancia se dirigió al Hospital Privado de Chuck.

Chuck acababa de realizar una operación importante cuando una enfermera se dirigió hacia él incluso antes de que saliera de la sala de operaciones.

"Señor Si, el señor Shao acaba de llamarle y ha pedido que lo espere en la puerta. Tiene un paciente que lo necesita".

Chuck se quedó perplejo. ¿Samuel? "¿Cuál es la condición del paciente?" Se quitó la mascarilla y la bata protectora y salió de la sala de operaciones.

Debía tratarse de un paciente importante ya que Samuel venía también.

Apenas había llegado a la entrada cuando una ambulancia se detuvo frente a él.

Sorprendentemente, era Luna quien fue sacada de la ambulancia con una máscara de oxígeno sobre su nariz y boca y cubierta de sangre. Su corazón se estremeció. Miró a Samuel, que estaba temblando de angustia. Chuck le preguntó a la enfermera a su lado, "¿Qué pasó?".

Luna fue enviada a la sala de emergencias mientras la enfermera contestaba sin aliento: "Fue apuñalada con un cuchillo de cortar fruta, tiene una herida severa en el abdomen. Los cortes en sus brazos ya han sido atendidos".

¿Cuchillo de cortar fruta? Apresuradamente, Chuck miró a Samuel de nuevo pero este aún se hallaba en silencio. No era el momento adecuado para hacer preguntas. Regresó a la sala de operaciones a pesar de que estaba demasiado cansado.

Unos instantes después, la luz de la sala estaba encendida de nuevo, y fuera de la habitación, Samuel parecía inusualmente tranquilo. Se quedó allí durante mucho tiempo. Entonces su teléfono sonó un par de veces en su bolsillo.

No contestó sino hasta la tercera vez, "Hola, mamá".

"Sam, ¿en qué hospital estás?" Violeta sonaba angustiada, lo que confundió a Samuel.

"Mamá, ya que ella nunca te cayó bien, quédate en casa". Le contestó a su madre, y por dentro repetía las mismas palabras, 'Luna, ¡lo siento! Debí haberte protegido'.

'¡Por favor, no te vayas, Luna! No me dejes. Te estaré esperando a

nos, pero Chuck no se inmutó demasiado. Desde que vivía con su esposa e hijo, era capaz de manejar su fobia mejor que antes.

Le dio una palmadita en la mano a la mujer y respondió: "Abuela, el cuchillo no tocó ningún órgano vital, pero Luna perdió mucha sangre. Ahora la hemorragia ha sido frenada y ella se pondrá bien. No se preocupe."

Al oír esto, todos respiraron aliviados.

Luna, quien todavía estaba en coma, salió de la sala de operaciones en una cama médica. Samuel se acercó a ella y, mirando su rostro pálido, sintió dolor en su corazón.

"¿Cuándo se despertará?"

Chuck dobló el pañuelo usado y se lo guardó en el bolsillo. Lo lavaría en casa más tarde.

Al oír la pregunta, Chuck miró de nuevo a Samuel. Sintió pena por él, que ni siquiera sabía de su propia hija.

"En dos horas, cuando se le pase la anestesia."

Luna fue trasladada a una sala de VIP. Una vez que se hubo asegurado de que ella estaba bien, Samuel tomó a Chuck, que se estaba preparando para irse, por el brazo.

Mirando su manga, Chuck frunció el ceño, pero de repente recordó las advertencias de su esposa: "Necesitas ver a un psiquiatra para hablar sobre tu germofobia, o empeorará", así que dejó de fruncir el ceño.

Salieron al pasillo cuando Samuel lo miró con seriedad y le dijo: "Tengo que consultarte acerca de algo".

¿Consultar? Chuck arqueó las cejas. ¿Cuánto hacía que Samuel no pedía algo con tanta cortesía?

"¿De qué se trata?"

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir