ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 678 Maridos sumisos

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7323

Actualizado: 2019-04-25 00:07


Leandro quería estrangular a Samuel en ese preciso momento, pero tenía que lidiar con un problema mayor. Miró a Anna, quien se mostraba indiferente. Se estremeció, no sabía si reír o llorar. "No escuches sus tonterías, hace mucho tiempo que terminé con esa mujer".

Jorge y Manolo se echaron a reír sin mostrar pena alguna por él.

Anna trató de calmarse, "Leandro, ¿con cuántas mujeres has estado?". Leandro fue un mujeriego, cambiaba de novia como si cambiara de ropa interior. Incluso después de casarse, todavía había algunas mujeres quienes se lanzaban hacia él.

Leandro intentaba tranquilizarla, "Eso fue en el pasado. No te enojes. ¡Piensa en el bebé!"

"Está bien. Cuando mi esposa estaba embarazada, solía enojarse con Chuck todo el tiempo. Anna, interrógalo todo lo que quieras". Jorge besó a Lola en la mejilla.

De repente, Lola le dio un toque a Jorge para recordarle algo. ¿No habían acordado darle una lección a Samuel?

Samuel dijo: "Sí, Anna, mantenlo bajo tu vigilancia. Es un momento delicado. Será mejor que lo tengas bien vigilado". A Samuel le parecía que sus amigos habían venido aquí para acabar con él. Los demás continuaron atacándolo por un rato.

"¡Oye Samuel! ¿No estabas tú con Emma, mientras mi hermana estaba embarazada?" Leandro quiso aprovecharse de la oportunidad para atacar a Samuel al ver que Luna se estaba despertando. Samuel estaba dando la espalda a Luna, por lo que no se percató que ya estaba despierta.

Leandro decidió atacarlo para vengarse, dejando a un lado de los sentimientos de su hermana.

"¿Emma?" Samuel rechinó los dientes lleno de ira. Pero lo que él había dicho era verdad. "No valoré a Luna en ese entonces. Pero ahora, las cosas van a cambiar. Siempre estaré a su lado, la amaré y cuidaré de ella. Sus enemigos ahora son mis enemigos y se atendrán a las consecuencias."

Al escuchar esto, se dibujo una sonrisa en la cara de disgusto que tenía Luna.

En cambio, Leandro no se quedó satisfecho con su respuesta, al ver a su hermana sonreír. Decidió seguir fastidiando.

"Samuel, mi sobrino me contó que durante los cuatro años que Luna estuvo ausente, estuviste viviendo con Catalina". Aunque Leandro sabía que la

que los hombres cuestionaban la tendencia violenta de sus esposas.

Leandro miró a Anna. La tiró hacia él y le dijo: "Tú estás embarazada y esto no tiene nada que ver contigo. Te quedarás en casa."

Anna le dio un manotazo en el brazo. Para no avergonzarlo, ella le dijo en voz baja: "Leandro, todavía no te he preguntado por lo de la chica. ¿Estás tratando de controlarme para que no te afee por tu escándalo amoroso?"

Laura, quien estaba cerca de ellos, no pudo evitar reírse al escuchar esto. ¡Todos ellos eran unos esposos sumisos!

Leandro y Anna se sentaron en el sofá, mientras las otras parejas conversaban y se reían.

Después de una hora, se fueron.

Samuel los acompañó hasta la salida. Pero Anna regresó para susurrarle a Luna: "No te preocupes por Irene. La cuidaremos muy bien. Simplemente preocúpate por ti misma."

"Sí, gracias." Luna estaba intranquila por Irene y le había preguntado a Anna por ella cuando Samuel estaba en el baño.

Anna no tuvo tiempo suficiente para contarle a detalle.

Pero ahora que Samuel había salido, aprovecharon que se quedaban a solas en la habitación, Anna la consoló de nuevo y luego se fue.

Cuando Samuel volvió, parecía estar de buen humor.

Se sentó junto a Luna y comenzó a explicar.

Quería aclarar las cosas. "Lo que dije no era verdad. Sólo quería gastarle una broma a Leandro. Nunca he vivido con Catalina."

Luna lo fulminó con la mirada, preguntándose si debía creerle o no.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir