ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 694 El bebé era mío

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 6927

Actualizado: 2019-04-28 00:17


Con una sonrisa en su rostro, Luna lo ignoró completamente y siguió mirando su teléfono móvil.

Samuel la miró y le abrió la puerta.

Después de que Luna se quitó las botas, Samuel la apretó contra la pared. Afortunadamente, todavía tenía puestos sus calcetines. Luego se paró en la alfombra para no sentir frío en sus pies.

''¿Samuel? ¿Qué estás haciendo? Déjame ir, por favor''. La quería "castigar" porque lo había ignorado todo el camino a casa.

Samuel se le acercó y agarró su teléfono para ver qué estaba haciendo. Observó que estaba en un chat grupal con sus amigos y recogía sobres rojos a arrebatar dinero de suerte.

Revisó el registro de la conversación y vio varios mensajes de sus amigos que le recordaban que era su turno para enviar un sobre rojo.

Sin pensarlo, le apagó su teléfono y lo puso en el armario.

''¿Qué estás haciendo? Todavía estoy conversando con mis amigos. No es justo''. Le dijo Luna reprobando su actitud y luego lo miró.

Era su turno de enviar un sobre rojo y ahora sus amigos pensarían que ella era mezquina porque sólo los arrebató pero no envió ninguno.

Pero Samuel sentía mucha culpa.

''Tengo algo que decirte''. Aunque en ese momento quería explicarle, Samuel no se pudo resistir y la besó.

Luna lo apartó y se puso sus pantuflas de algodón.

''¿Qué quieres decirme? Deja de seducirme. ¿Hiciste algo malo? ¿Tienes miedo de que yo lo descubra?''.

Luna se quitó el abrigo, se lo colocó en una mano y caminó hacia el baño que estaba en el segundo piso.

También Samuel se quitó los zapatos y la siguió hasta el dormitorio. Después de colgar su abrigo en una percha, Luna fue hacia el vestidor.

Samuel la siguió hasta ese lugar. Sin prestarle atención y decir ni una palabra, Luna ignoró sus miradas persistentes y se cambió de ropa delante de él.

Se dio cuenta de que no se sonrojaba como solía hacerlo cuando se vestía y eso lo encendió de una manera impresionante.

Antes de que Luna se abrochara su camisón, Samuel le tomó la mano con suavidad.

"Me gustas así, sin abotonarlo''. Aunque trató

que vivir con esa culpa de ahora en adelante.

Sentía mucha pena por lo que le había hecho a Luna y a ese bebé que era inocente.

Aunque Samuel se confesó ante ella, todavía no quería que supiera sobre Irene.

De repente, Samuel levantó la mano de Luna, la acercó a su rostro y se abofeteó con ella.

"Samuel, ¿qué estás haciendo? ''. Luna gritó y retiró su mano.

"No te enojes. Puedes gritar y pegarme. Por favor, desahógate''.

"Samuel...''. La mujer contuvo sus lágrimas. '¿Cómo pudo ella hacerle eso?'. Samuel la trató generosamente e Irene estaba bien. Eso la hizo sentir no tan enojada. Finalmente todo era perfecto.

Luna le tocó suavemente la cara y miró con cariño su rostro encantador.

Sólo quería dejar atrás su ira y hacer lo mejor por el resto de sus vidas.

Merecían la mayor felicidad después de todo lo que les había sucedido.

"¿Por qué no me golpeas?".

"No quiero hacerlo''. Luna desvió sus ojos mientras le decía estas palabras.

Samuel sonrió con amargura porque no esperaba esa respuesta. Luna merecía algo más de lo que él le había hecho.

"Luna, mi Luna''. Murmuró y luego la besó con cariño.

Se sentaron en silencio durante unos segundos mientras Luna reflexionaba sobre si debía contarle de Irene.

"Samuel, en realidad yo...''. Estaba a punto de contarle todo, pero se detuvo y pensó: 'No importa. Se lo diré más tarde'.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir