ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 697 Me voy ahora mismo

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 6574

Actualizado: 2019-04-28 00:46


Irene tenía curiosidad cuando veía que Luna seguía sin atender las llamadas. Le preguntó: "Mamá, ¿por qué no contestas tu teléfono?". Luna la miró y notó que tenía ojos muy parecidos a los de su padre.

"No es nada, no te preocupes. Vamos a dormir''.

Editó un mensaje rápido y lo envió antes de acostarse con su hija.

Samuel que conducía su automóvil estaba sumamente confundido cuando leyó su mensaje que decía:

"Señor Shao. Ya no soy una niña pequeña a la que se puede engañar tan fácilmente".

No tenía ningún remedio porque Luna se negó a responder a todas sus llamadas y no podía averiguar por qué estaba enojada. Llamó a casa, pero le dijeron que todavía no había llegado.

Después intentó contactar con Edén, pero sólo le dijo que se fue tan pronto como terminó de trabajar alrededor de las siete.

¿Dónde podría haber ido?

Una idea cruzó por su mente y llamó a Leandro.

Él estaba tratando de animar a Anna porque últimamente estaba muy deprimida por culpa de Julietta.

"Cariño, no estés triste. No es bueno para el bebé''.

La apariencia de Julietta hizo reaparecer algunos sentimientos que había querido mantener ocultos.

"Bueno''. Cerró los ojos y respiró hondo para tratar de alejar todas esas ideas de su mente.

Cuando sonó el teléfono de Leandro, no abrió los ojos, pero escuchó con silencio cuando él contestó.

"Sí. ¡Hola, qué sorpresa!".

El tono del hombre era divertido porque recordó los apasionados abrazos de Samuel y Luna que habían causado frenesí en Internet.

"Leandro, ¿está ella ahí?". Samuel estaba muy ansioso por saber la respuesta y le preguntó de un modo educado.

De hecho, no quería ser tan formal porque Leandro era un poco fanfarrón.

"¡Wow!, ¿los cerdos vuelan? ¡Escucha lo amable que eres! ¡Es bastante raro!''. Leandro se burló de forma espectacular.

No dejó de molestarlo hasta que Anna le dio una palmada en el hombro.

"Samuel, ¿cuál es el problema ahora?". Sintió que algo estaba

tación libre arriba esta noche. Pero si no puedes esperar... puedes usar la de abajo. ¿Qué piensas?". De pie en lo alto de la escalera, Leandro los miró y bromeó.

Samuel se movió, giró hacia Luna y le susurró: "Cariño, ¿qué te parece?".

Estaba haciendo la misma pregunta, pero sólo él sabía lo que realmente quería decir.

Luna respondió simplemente y se ajustaba exactamente a los deseos de Samuel.

Lo empujó rápido y se alejó de la mansión: "Adiós, Leandro''. Estaba muy incómoda y se preguntó por qué Samuel era tan desvergonzado. Entendió claramente lo que querían decir los dos hombres y no era apropiado quedarse con su esposo en la casa de su hermano.

Después de un breve saludo, Samuel salió y cerró la puerta. Leandro caminó, subió por las escaleras e iba riéndose.

Luna abrió la puerta del Audi y entró. Cuando puso la llave en el arranque, Samuel se acomodó en el asiento delantero del acompañante.

Luna lo miró y le dijo: "¿Vas a dejar tu auto aquí?".

Lo miró y claramente todavía estaba enfurecida.

"¿Ves mi auto?". Samuel le preguntó con un tono juguetón en su voz.

Le había pedido a Yang que se fuera en su auto.

Luna bajó la ventanilla y miró hacia afuera, pero no lo vio.

Luego dejó de preguntar y aceleró el motor. "No olvides pagarme cuando llegues a casa".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir