ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 708 Tú sabes quién es el padre.

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 6505

Actualizado: 2019-05-01 00:07


Luna lo miró fijamente y siguió caminando.

Aunque entendía la actitud de Samuel hacia Catalina, todavía se enojaba, aunque no sabía por qué estaba enojada.

"¡No tengo sentimientos por ella! ¿Por qué estás enojada?" Samuel se quedó sin habla. No había mirado a Catalina en absoluto mientras estaban en la suite.

"Samuel, sé honesto conmigo. ¿Te arrepentiste de haberme traído contigo? Si yo no estuviera allí, ¿habrías tenido sexo con Catalina? Quiero decir que es su PRIMERA vez". Luna enfatizó en la palabra 'primera' a propósito.

Samuel sonrió ligeramente. Ella realmente estaba celosa.

La abrazó y dijo en voz baja: "Tuviste sexo por primera vez conmigo, ¿verdad?"

Samuel recordaba esa noche muy bien.

Luna se explicó ansiosamente, "Claro que así fue. Te amaba y solo a ti en ese momento". Tenía miedo de que Samuel bebiera demasiado esa noche y no se hubiera dado cuenta.

Ella nunca había estado con otro hombre antes que él.

Luna comenzó a calmarse después de escuchar su risa. ¿Qué tenía de divertido?

"¿De qué te estás riendo?" Se dio cuenta de que Samuel la había animado a decir eso. Ella sintió que se sonrojaba. Conscientemente, ella pisó sus zapatos.

Samuel sonrió de nuevo y la metió en la esquina del ascensor vacío. Bajó la cabeza, la miró a los ojos y dijo: "Eres tan adorable".

Era tan adorable que quería burlarse de ella.

Luna lo apartó y salió del ascensor cuando se abrió la puerta.

Samuel la siguió de cerca y la abrazó de nuevo. Salieron juntos del hotel.

Después de que regresaron a casa, Luna corrió a la habitación de Gerardo para ver si ya se había dormido.

Samuel vino tras ella. Ella le preguntó seriamente, "¿Puedo dormir aquí?"

"¡NO!" Él le dio una respuesta directa. Luna besó la frente de Gerardo y abandonó su habitación a regañadientes.

Luna volvió a la habitación y Samuel la detuvo para que no entrara en el vestidor. "Quiero preguntarte algo".

Luna miró su

ocer a la niña.

Samuel estaba muy deprimido. Muy pocas personas podían entender cómo se sentía.

Luna sonrió levemente, pero Samuel no lo notó. Entonces él continuó: "Luna, es justo que tengas una hija para mí".

Él siempre quiso tener una hija, pero ella la tuvo con otro hombre.

Luna asintió para consolarlo. Ella volvió la cabeza y miró su rostro sombrío con cariño. "No hay problema. Si quieres una, podemos tener una".

Solo Luna sabía que había un segundo significado en sus palabras.

La temperatura entre ellos aumentó gradualmente en el baño. Samuel miró a Luna mientras sus impulsos sexuales empezaban a aumentar.

"Di que me amas, Luna". Dijo asertivamente.

Luna sostuvo sus manos alrededor de su cuello y dijo con un puchero de descontento, "¡Pero no me has dicho que me amas!"

Él sonrió sutilmente y dijo en voz baja y sexy: "Te amo, Luna". A pesar de que había dicho estas palabras tantas veces antes, esta vez se sentía diferente.

De ahora en adelante, ella le pertenecía a él, solo a él, de corazón a alma.

El corazón de Luna se hinchó de calor y ella accedió a su petición y lo respondió.

"Te amo, Samuel". Ella quiso decir cada palabra, bien y de verdad.

'Eso es mejor', pensó, mirándola con afecto.

"Ven aquí, nena. Déjame sacudir tu mundo".

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir