ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 718 ¡Qué hijo tan cruel tengo!

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 6527

Actualizado: 2019-05-03 00:07


Pareciendo estar consciente de algo, Violeta gritó y se cubrió la boca con incredulidad, sin darse cuenta de que había harina en su cara.

Milanda miró con asombro a su nuera y asintió, "Dime lo que estás pensando en este momento".

"Mamá, es esta chica... la hija..." Violeta tartamudeó por la sorpresa.

Vicente se dio cuenta de lo que estaban hablando. Mientras miraba a Milanda con atención, terminó la oración de Violeta, "¿De Samuel?"

Milanda dejó su teléfono a un lado y se rió entre dientes. "¡Qué inteligente! En efecto, ella es la hija de Sam, y tiene tres años de edad".

Atónitos, los dos se lanzaron sus miradas el uno al otro. No había palabras para describir la histeria que tenían a causa del nuevo integrante de tres años, quien había aparecido de la nada.

"Ma-mamá. ¿Cómo se llama y dónde está ahora?" Violeta dejó su bastón y estrechó a Milanda entre sus brazos.

Milanda sonrió y tocó las manos de Violeta. "Su nombre es Irene y está viviendo con Samuel y Luna. Nació en Francia hace tres años".

Estaba muy orgullosa de su nieta porque había logrado formar una familia con un niño y una niña.

"Irene. Qué nombre tan dulce. ¡Luna es una persona increíble!" Violeta estaba muy emocionada. Ella caminó hacia Vicente. "Cariño. Estoy tan feliz. ¿Qué debería hacer ahora?"

Vicente sonrió y dio un golpecito a las manos de su esposa. "Primero debes quitar la harina de tu cara, en caso de que Sam y Luna te vean y se rían de ti".

No fue hasta entonces cuando se dio cuenta de que su cara estaba llena de harina, y de inmediato fue al baño.

Cuando regresó, la expresión de Milanda había perdido su vitalidad y ahora tenía una mirada oscura y nublada. "Hay algo que no deberías hacer".

Dijo Milanda, con un rostro severo. Tanto la cara de Violeta como la de Vicente se congelaron.

"Recuerda, Sam no sabe que Irene es su hija. Él piensa que es hija de otro hombre. No digáis una palabra de esto a nadie". Miland

amos a cooperar y no lo digamos a Samuel".

"Bueno".

Cuando Samuel, Luna y sus hijos llegaron, las albóndigas ya estaban listas.

Cuando sonó el timbre, Vicente y Violeta se apresuraron a abrir la puerta, pues no habían visto a sus nietos durante un largo tiempo.

Pero se congelaron al ver a Samuel y a Irene encuadrados en la misma puerta.

Como Vicente esperaba, Luna la estaba abrazando. Tratando de contener su entusiasmo, los invitó a pasar cordialmente.

"Papá, mamá", saludó Luna. Les entregó los regalos que había traído.

Sonriendo, Violeta tomó la mano de Luna y le dijo, "Esta es tu casa. No debiste haberte molestado".

Luego fingió no haber visto a Irene, y se acercó a ella como si estuviera sorprendida. "Samuel, ¿quién es esta niña tan bonita?"

Con una mirada impaciente, Violeta esperó su respuesta para poder ver su reacción y darle un abrazo a su nieta.

"Mamá, papá", dijo Samuel, "Esta es nuestra hija, Irene".

Vicente y Violeta se miraron entre sí con las cejas levantadas. Era exactamente como lo sospechaban. Violeta cargó a Irene sin hacer más preguntas.

"Feliz año nuevo, abuela y abuelo", dijo Irene en cortesía. De hecho, Irene ya había visto a Violeta en esta casa antes, pero desde su escondite secreto, en donde Violeta no podía encontrarla.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir