ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 725 Voy a rescatar a mi hermana

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 5964

Actualizado: 2019-05-04 00:56


Luna le dijo dónde estaba. No mucho después, Samuel y Gerardo llegaron a verla agazapada en el estacionamiento, llorando.

Su esposo levantó los zapatos que había tirado y trató de ayudarla a ponérselos. Llamó a la policía y se dirigió a la oficina de vigilancia del centro comercial con su esposa y su hijo.

Luna relató su horrorosa historia. "Todo es mi culpa", repetía ella.

"Esto no es tu culpa, Luna. Ese hombre debió haber estado siguiéndonos. Ese sujeto la secuestró cuando estábamos descuidados". Algo en la forma en que dijo esto indicaba que sabía más de lo que debería.

"Samuel, ¿Catalina hizo esto? Dime, ¿fue Catalina?" Luna lamentó haberle dado a Catalina misericordia. Debería haber terminado con su vida cuando tuvo la oportunidad.

Con las cejas fruncidas, Samuel se enfureció.

En el monitor de vigilancia, Luna señaló al hombre de la chaqueta negra. "Es él. Él es el que secuestró a Irene en el baño".

En este punto, el teléfono de Samuel zumbó. Era el número de Catalina.

"¿Hola?"

"Hola, Samuel". Sin duda era Catalina.

"¿Qué quieres?" Dijo Samuel amargamente. Luna limpió sus lágrimas con la palma de su mano y lo miró fijamente.

La fuerte risa de Catalina se escuchó del otro lado. "Samuel, tu hija está en mis manos. Quiero que esa perra Luna venga por la hija bastarda". Irene, que estaba atada, miraba a Catalina con cansancio. Catalina sonrió. Ella no tenía idea de que Samuel era su padre biológico.

Luna lo había engañado, pero él no veía a Irene como una niña bastarda.

"Señorita Gu, te advierto que cuides tu lenguaje". Catalina se congeló ante su seriedad.

"¿Acaso me equivoco?", ella dijo. "¡Es una niña bastarda! ¿Cómo podrías tú, un abogado de primera categoría, ser reducido a tal desgracia?"

"¡Suficiente!" Samu

la escape de la astuta Catalina". ¿Por qué estaba pasando esto? Era año nuevo. ¿Por qué Catalina tuvo que arruinarlo?

Vicente se dirigió a la sala de estar, estrujándose las manos. Caminó escaleras arriba para encontrar alguna conexión para ayudar.

"Irene estará bien, Milanda. Mamá y papá están en camino. Debemos confiar en ellos". Gerardo actuó con mucha calma porque creía que su mamá y su papá iban a traer a Irene de vuelta sana y salva.

Milanda negó con la cabeza. No era que ella no le creyera a su nieto, solo... Ella se fue perdiendo en un oscuro y preocupante pensamiento.

En la isla privada de Samuel.

El coche estaba aparcado en la entrada de la isla. Los guardias de seguridad habían desaparecido. Un extranjero los estaba esperando en el borde del muelle. Cuando salieron del auto, él preguntó en un chino pobre: "¿Eres Luna Bo?"

"Sí lo soy".

"Sígueme. Sólo tú". El extranjero se interpuso en el camino de Samuel.

Luna se puso inquieta y se volvió hacia Samuel, quien asintió y le dijo: "Adelante".

Luna se sintió decepcionada por las palabras de Samuel. Ella no le había dicho la verdad sobre Irene. ¿Estaría realmente dispuesto a salvar a Irene?

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir