ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 763 Un soldado te busca en recepción

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 7210

Actualizado: 2019-03-29 10:04


Irene regresó a su asiento y comenzó su trabajo asignado por Rafael.

"Irene Shao es demasiado rica como para preocuparse por el premio completo de puntualidad de $1000.

Ella es la ahijada de nuestro presidente y la prometida del CEO. sólo trabaja acá solo por diversión."

"¿Prometida? Para una celebridad como nuestro director ejecutivo, ¡la prensa ya debería haber publicado su compromiso con ella! Seguro es otra broma de la esposa de nuestro presidente."

"Quién sabe cómo es el mundo de los ricos..."

Irene comenzó a ordenar documentos y no escuchaba nada de lo que los demás estaban hablando a su alrededor.

Pero Rafael lo escuchó todo. Miró a Irene y negó a regañadientes con la cabeza.

Una princesita malcriada como Irene no era la pareja ideal para Daniel; Sin embargo, Adele y Daniel fueron hechos el uno para el otro.

Gracias a Lola, nadie en la compañía se atrevía a molestar a Irene quien estaba contenta por esto. En los días siguientes, Irene mantuvo un perfil bajo y se dedicó a hacer el trabajo que le asignaba Rafael.

Un día, Daniel e Irene recibieron una llamada telefónica de sus respectivos padres, quienes les pidieron que cenaran con ellos en un restaurante.

Irene simplemente dijo que sí; Daniel le preguntó a Lola: "Madre, ¿por qué tenemos que ir a cenar fuera en la ciudad?"

"Para platicar sobre la boda de Gerardo con Sally, y sobre tu compromiso con Ire."

'¿Compromiso?' Daniel frunció el ceño después de pensar en la joven arpía que estaba afuera. Pero, una vez más, tal vez algo se le ocurrió y dijo que sí a la invitación.

A la hora de almuerzo.

Irene estaba recogiendo los documentos. Daniel y Rafael acababan de terminar una reunión con un cliente, cuando se dirigían a la oficina comenzó a sonar el teléfono interno de la oficina.

Rafael, quien estaba más cerca del teléfono, tomó la llamada: "Diga, este es el 88.º piso."

Después de escuchar algo, Rafael respondió con un OK y luego se dirigió a Irene: "Irene, un soldado te está buscando en recepción."

'¿Em?' Irene estaba confundida. '¿Me busca a mi?'

¡Oh! Debía ser el soldado que había conocido ese día; quien le debió ent

Cómo debo llamarte? Oh ¿Qué te parece Martín? Martín, ¡es un placer conocerte!"

Cuando vio la dulce sonrisa de la joven, Martín no pudo evitar reír. Su mano pequeña era suave y delicada, por un momento, Martín olvidó soltar su mano de la de ella.

Irene torpemente zafó su mano: "Gracias, Martín. todavía estoy en horario de trabajo. Nos vemos hasta la próxima."

Martín volvió a la realidad y asintió con la cabeza: "Perdón por molestarte. ¡Regresa a tu trabajo!

En el 88.º piso, mientras Irene y Martín hablaban, Daniel le pidió a Rafael que le entregara el teléfono de Irene.

Daniel le hizo algo y le pidió a Rafael que lo devolviera. Y también le dijo: "Si Irene te pregunta algo, solo responde que no viste nada."

Rafael se quedó estupefacto, pero cuando Daniel lo miró con frialdad, asintió con la cabeza de inmediato y obedeció las órdenes.

En el camino de regreso a la oficina, Irene tarareaba una melodía y luego regresó a su asiento.

Desbloqueó su teléfono pero se quedó un poco confundida. ¿Por qué no tenía ninguna llamada perdida?

¿Acaso Martín no pudo comunicarse o no tenía señal? Irene buscó en la lista de registros de llamadas, pero no encontró nada.

Miró a Rafael y le preguntó: "Sr. Shi, ¿viste si alguien le hizo algo a mi teléfono?

Rafael negó con la cabeza sin voltear a verla: "No sé nada. No vi nada."

Irene estaba ahora aún más confundida. "Tal vez Martín no logró comunicarse."

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir