ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 764 Tú ya dormiste con Ire

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 9310

Actualizado: 2019-03-30 00:07


Irene dejó su teléfono a un lado y comenzó a fotocopiar los documentos de acuerdo con las instrucciones de Daniel.

Después de aproximadamente media hora, Irene se dirigió a la oficina de Daniel para entregárselos y le dijo: "Sr. Si, aquí están los documentos que solicitó."

Daniel estaba revisando sus correos electrónicos y no pronunció ni una sola palabra; se quedó absorto mirando la pantalla de su computadora.

'¿Se creé superior a los demás solo porque es el CEO de la empresa? ¿Cómo se atreve a ignorarme?' pensó Irene. quien curvó sus labios y se dio la vuelta para salir de la oficina.

Daniel le pidió que se detuviera pero Irene siguió caminando hacia la puerta y dándole la espalda respondió: "Es la hora de descanso, señor. Si." Cerró de un golpe la puerta de la oficina, ordenó su escritorio y salió a almorzar.

Por la tarde, Irene recibió una carta de amonestación que decía: 'Debido su comportamiento desafiante de no obedecer al superior y hablarle groseramente, Irene Shao, de la división de secretariado, es castigada con una multa de $500. Que esto sirva como una advertencia futura para todos los demás.

...

A Irene no le importaba el mundo de dinero, es decir, no le importaban los $500 en absoluto. Esto fue sólo otro acto de odio por parte de Daniel.

Arrugó la hoja entre sus manos, pero después la desdobló para firmarla con su nombre.

Por la tarde, después del trabajo, Irene fue la primera empleada en salir de la empresa cuando terminó el turno. '¿Por qué mamá elaboró un horario tan ajustado? Termino de trabajar a las 6:00 p.m. y ahora tengo que ir corriendo al restaurante para llegar a tiempo para la cena'.

Era la hora del día con más tráfico y era muy posible que pudiera sufrir un embotellamiento, por lo que Irene aceleró el ritmo para no llegar tarde a su cita.

A las 6:50 p.m. Irene estacionó su auto frente a la puerta del restaurante y caminó hacia la habitación privada 601, de acuerdo con las instrucciones de Luna.

La camarera la llevó a la habitación 601. Abrió la puerta y habló: "Padre y madre, ¿por qué quisieron salir a cenar hoy? Es..." Irene dejó de hablar cuando vio que había otros dentro.

"Ire, por favor, ven y siéntate aquí", dijo Luna. Se levantó de la silla y llevó a Irene a que se sentara a su lado.

Mientras Irene miraba a Daniel, que estaba sentado frente a ella en silencio, pensó: 'Daniel todavía estaba en su oficina cuando yo salí de la compañía; ¿Cómo pudo llegar él antes que yo?

¿Y por qué están todas éstas personas aquí?

Irene trató de dejar a un lado sus sentimientos malos y dijo: "Padre y madre*, llegué tarde. Me disculpo por haberlos hecho esperar tanto tiempo."

(*TN: Aquí padre y madre quieren decir padre jurado y madre jurada.)

"Está bien. No llegas tarde, porqu

yo no somos el uno para el otro, ¡así que con la boda en puerta de Gerardo y Sally es suficiente! Irene intentó sonreír y agregó: "En realidad, esa noche no pasó nada entre nosotros, así que Daniel no tiene necesidad de asumir ninguna responsabilidad." Madre*, tú tampoco tienes que preocuparte por nosotros."

(*TN: madre significa madre jurada.)

'¿Por qué me siento tan triste?' Irene se pellizcó la pierna y sintió un dolor aún mayor, pero no por el dolor en su pierna, sino por Daniel.

Al menos, ya no hablaron más sobre el compromiso de Irene con Daniel. ¡Lola se sintió muy angustiada!

Samuel y Luna salieron del hotel primero porque tenían que recoger a Joaquín de camino a casa. Gerardo y Sally se fueron poco después. Así que Irene pensó que también era momento de irse, y dijo: "Padre y madre*, Estrella... señor. Si, tengo algo que hacer más tarde, así que también me voy. Gracias."

(*TN: Aquí padre y madre significan padre jurado y madre jurada.)

"Está bien, es tarde ya. Vamos a salir todos juntos." Lola se levantó y caminó junto a Irene hacia la puerta de la habitación privada.

Jorge las siguió, cargándole su bolso de mano. Estrella y Daniel también les siguieron.

Al salir del hotel, una repentina ráfaga de viento hizo tiritar a Irene al instante. Lola ayudó a Ire a cerrarle los botones de su abrigo y la miró con afecto, diciendo: "Ire, cuando llegues a conocer bien a Daniel, te darás cuenta de que en realidad es un buen hombre. Tal vez no se frecuentan a menudo y no se conocen demasiado en este momento. No los obligaré a que se casen pronto. Y en cuanto a tu compromiso, podemos hablar de ello más adelante. Pero ¿Me puedes prometer que le darás una oportunidad a Daniel y no saldrás con otros chicos por favor.? Pueden ser tus amigos, por supuesto, pero, por favor, ¿no te harás novia de ninguno de ellos?"

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir