ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 795 ¿Cómo podrían casarse dos buenos amigos

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 9062

Actualizado: 2019-04-05 00:17


Irene, que estaba de pie, a un lado y lo miraba a Bill, se rió un poco y le respondió: ''¡Claro que te extrañé!''

"¡Qué bien! ¡Ire, te quiero mucho! ¿Qué te pasa? ¿Desde cuándo te has vuelto tan dura?'' Le preguntó Bill. Se sintió desconcertado y cuando levantó la vista, vio el rostro frío y severo de Martín, que casi lo hizo tirar el ramo de rosas que sostenía en sus brazos.

También escuchó a todas las personas a su alrededor, riéndose un poco y burlándose de él.

Luego Bill se sintió muy avergonzado y se alejó de Martín al instante y le preguntó: ''¿Por qué me abrazas?''

''¡Fuiste tú quien primero se apresuró a abrazarme!'' Le respondió Martín. También lo miró intensamente.

Resopló e hizo un gesto con su cara morena un poco transformada por la cantidad de entrenamiento que estaba realizando, le dio las rosas que sostenía en sus brazos a Irene, que estaba de pie junto a él, como si le presentara el tesoro más preciado. ''Mira, Ire. Estas son las rosas rosadas que logré traer desde el extranjero. ¿Superan tus expectativas? ¿Estás sorprendida? ¿Te gustan?'' Le preguntó Bill.

Irene, que ahora miraba ese ramo, se soltó del brazo de Martín y lo agarró.

''Claro que sí. Me gustan'', le respondió. Tal vez, Bill era el único en todo el mundo que sabía que amaba las rosas de ese color. También, el único que se las regaló desde que regresó a su hogar en el País C.

Disfrutaba oler ese aroma fresco de esas raras flores. En realidad, amaba su delicado perfume.

Bill, de pie frente a ella, seguía hablando de las rosas: ''Hay nueve en total en este ramo. Están despidiendo una fragancia muy suave ahora. Sé que lo sabes...''

Luego, de repente, Irene le dio un fuerte abrazo a Bill y sorprendió a todos a su alrededor.

Martín, con una expresión fría en sus ojos, miró las rosas en los brazos de la joven, y parecía que quería saber algo.

'¿Qué estaba pasando realmente? ¿Era la novia de Martín? ¿Por qué lo abrazó a Bill? ¿O lo pensaron demasiado? ¿Realmente fue solo un abrazo?'

Bill se quedó estupefacto y se esforzó mucho para pronunciar las dos últimas palabras de su frase: ''Me gustan."

'¿Quién me está abrazando? ¿Es Ire? Sí, eso es verdad. ¡Mi encantadora Ire, realmente, lo está haciendo!' pensó Bill.

Pero, en ese momento, cuando estaba extasiado y a punto de devolverle el abrazo, Irene lo dejó de abrazar y le dijo: ''¡Bill, realmente eres un buen amigo!"

Cuando escucharon sus palabras, todos se sintieron más aliviados, mientras que Bill, que estaba exultante hace un momento, comenzó a sentirse más y más tenso.

"Vamos, tengo mucho que contarte. Por favor, sígueme'', le dijo. Después de decir estas palabras, arrastró a Irene hacia la puerta tr

ue la tarta la hizo Irene, lamentó que ahora estuviera demasiado lleno y ni siquiera pudiera comer ni un bocado más.

Era un pastel blanco, gigante de tres capas, con un melocotón de cumpleaños, en la parte superior hecho de crema. La fruta estaba rociada con un poco de polvo de color rosado que era comestible.

Tenía algunas palabras escritas: ''¡Le deseamos al abuelo Han solo buena salud y que sea siempre joven!"

Los bordes de la tarta estaban cubiertos con queso y decorados con un diseño floral rojo. Algunos pequeños glaseados, en forma de melocotón alrededor del pastel terminaban de decorarlo.

Aunque no era tan magistral como un pastel hecho por un maestro pastelero, parecía bastante apetecible.

Todas las personas se sentaron en sus lugares en las mesas largas y luego, los camareros comenzaron a servir los platos de una manera ordenada. Incluso había algunos más que se encargaban de servir, exclusivamente, el pastel de cumpleaños.

Cuando se acercaron a Adele y Daniel, que ahora estaban hablando con dos oficiales militares retirados, los camareros les dijeron: ''Señor Si y señorita Song, por favor, que disfruten del pastel."

La mujer dudó un momento, pero luego, tomó una rebanada y lo puso frente a él.

Daniel, que seguía hablando con los dos oficiales militares, solo lo observó.

Adele respiró hondo y le pidió al camarero que también le sirviera una porción.

Entonces, Julio dijo algunas palabras, que rápidamente silenciaron a todas las demás personas, que hablaban en ese momento.

''Muchas gracias por venir a mi cumpleaños. La tarta que está aquí, la hizo Irene Shao personalmente. Por favor, disfrútenla. Si alguno de ustedes piensa que tiene un sabor magnífico, agradecería que le den su apoyo a esta chica que acaba de comenzar su propio negocio."

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir