ManoBook > Romances > Enamorada del CEO

   Capítulo 809 Regresa a mi lado

Enamorada del CEO Por Bai Cha Palabras: 9646

Actualizado: 2019-04-08 00:13


Pero ya era demasiado tarde.

"Daniel Si, si no me dejas ir ahora mismo, ¡te acusaré de violación!", gritó Irene. Después de pronunciar estas palabras, vio que Daniel se reía y pronto comenzó a lamentarlo.

"¡Irene, ya te dije que puedes demandarme cuando quieras!", respondió Daniel.

"¡No seas tan arrogante! ¿Crees que puedes actuar de este modo sólo porque eres rico?" ... replicó ella. Afuera imperaba el clima de finales de otoño, e Irene, que todavía estaba en sus brazos, comenzó a sentirlos cálidos y acogedores, y estuvo a punto de caer en trance.

Daniel bajó la cabeza, acercándola a la de ella y dijo: "No, Ire, te daré tiempo para tratar de aceptarme", dijo.

Su voz era profunda y sensual, lo que hizo que ella se sintiera un poco angustiada.

Lo que había sucedido esa noche venía a su mente una y otra vez.

Entonces lo apartó y dijo: "Daniel Si, ya tengo novio y tú también tienes novia, así que no debemos molestarnos más."

'¿Acaso ha olvidado que tiene una novia? ¡Cómo pudo engañarla y hacerme su amante!', pensó.

"Irene, si todavía estás dispuesta a estar conmigo, terminaré con ella en este momento", dijo Daniel. En realidad, había fingido estar en una relación con Adele para proteger a Ire, Pero esta última no se sintió nada contenta al escuchar estas palabras. Por ello, tomó su muñeca y la mordió. "¡Bastardo!", le gritó.

Inmediatamente después, se dio la vuelta con rapidez y salió corriendo.

Después de haber dado unos pasos hacia adelante, de repente Irene recordó porque estaba allí, así que se dio la vuelta y retrocedió sobre sus pasos, entonces recogió una docena de bolsas de compras y se fue al instante.

Mientras la observaba desaparecer en la distancia, Daniel tocó las cálidas huellas de los dientes en su mano y sonrió.

'Ire, solo espero que me escuches y vuelvas conmigo...', pensó él.

Después de que Ema (el vendedor de Irene) hubiera enviado el postre de preparación instantanea a la oficina de Daniel en el piso 88, Irene recibió una llamada de Rafael, "Srta. Shao, el Sr. Si no se encuentra nada satisfecho con el postre en esta ocasión, y quiere que vaya a su oficina a hablar sobre ello en persona."

"Si no está satisfecho con el postre, puede tirarlo. ¡Estoy muy ocupada en este momento y no tengo tiempo para atenderlo!" dijo Irene.

Después de decir esto, colgó el teléfono.

Rafael se quedo mirandó su teléfono totalmente confundido. '¿Qué les ha pasado últimamente? Esta vez el Sr. Si, quien suele ser el que tiene un fuerte deseo de tener el control, parece ser... ¡pasivo!', pensó Rafael.

Después esa misma tarde, Ema de repente entró corriendo al cuarto de preparación de los postres y dijo: "¡Irene, Irene, rápido, hay algunos paquetes expresos esperándote afuera!"

Ella le lanzó a Ema una breve mirada y le preguntó: "¿Para quién dijiste que eran esos paquetes?"

"Para tí, para tí", r

ue quedo en primer lugar ascendía a casi un millón de dólares!

En solo tres días, Irene ya había entregado todos los muñecos que Daniel le había enviado, y había ganado una gran cantidad de dinero en el proceso.

Cuando Rafael le contó a Daniel lo sucedido, este no pronunció una sola palabra y sólo le pidió que saliera de su oficina.

Irene estaba tan ocupada todos los días que rara vez tenía tiempo para almorzar. No sólo eso, sino que también había tenido que contratar a muchos trabajadores porque había muchas cosas que hacer.

Salía de la tienda casi todos los días a la medianoche, Pero en una noche en particular, estando completamente agotada, regresó a la villa y se masajeó la dolorida cintura.

Cuando ya casi estaba frente a su puerta, estaba considerando ir al SPA y contratar a una hermosa masajista para un agradable masaje tónico... Entonces de repente gritó, "¡Ah!"

Se había sobresaltado debido a una figura que había aparecido repentinamente de la nada. Estaba tan asustada que incluso se olvidó por completo de su agotamiento.

"Daniel Si, ¡es muy noche! ¿Por qué no te acuestas como la gente normal en lugar de esconderte para tratar de matarme de un susto? ¡Estás loco!", gritó Irene.

"No puedo dormir sin ti", respondió Daniel. Se apoyó contra la puerta de su villa, la ceniza del cigarrillo que fumaba parpadeaba en la oscuridad mientras él aspiraba.

Lo que Daniel le decía era cierto; su última experiencia con Irene había sido memorable y, cuando llegaba la noche y era hora de irse a la cama, lo único en lo que podía pensar era en ella, en Irene.

Pero ella se burló de sus palabras y dijo: "Sr. Si, si no puedes dormir solo, puedes llamar a tu novia. Y, ¿que estás haciendo en mi casa? ¿Quieres convertirte en un aspirante a portero?"

Luego lo miró con enojo, lo apartó y abrió la puerta de la villa.

Estaba muy cansada y no estaba de humor para hablar más con él.

Free to Download MoboReader
(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir